Posteado por: alejandrolodi | 12 noviembre, 2011

Lo mitológico y lo transpersonal

Alejandro Lodi

(Noviembre 2011)

Tomar lo mitológico como el nivel de significado más sutil de la energía psíquica reduce la percepción de las dimensiones transpersonales a las formas arquetípicas con las que ha logrado traducirlas (hasta hoy) el inconsciente colectivo humano. Mantenerse en el significado mitológico nunca superará el amargo sinsentido existencial, la fatal repetición, la percepción de la vida como lucha y conflicto perpetuo.

La mitología muestra, con una sensibilidad exquisita y profunda, la pesadilla de la voluntad humana intentando controlar la fuerza de lo divino, la congoja existencial del psiquismo humano que, por un lado, es consciente de lo eterno e infinito y, a su vez, se siente atrapado en los límites del tiempo y el espacio. El universo mitológico es una representación de esta tensión entre la vivencia humana y la intuición de lo divino propia de nuestro psiquismo. Podríamos también referir a esta tensión como un debate entre una dimensión psicológica y otra energética en el acontecer de la experiencia humana. En la dimensión psicológica prevalece el conflicto y los relatos mitológicos exhiben las colectivas contradicciones irresolubles que se repiten una y otra vez en la escala de la vida individual. En esta dimensión psicológica transcurre el tormento de la separatividad: la identidad que siente ser independiente, exclusiva y separada de la totalidad intentando hacer valer sus propósitos personales por sobre los de la corriente universal de la vida, el ego individual en batalla contra el destino. Ese universo psicológico está habitado por voluntades polarizadas, propósitos narcisistas, acciones de escasa creatividad y resoluciones fatales, plenas de condenas, sufrimientos, culpas y desdichas.

El beneficio de la mitología es que nos permite tomar contacto con la dimensión colectiva de la conflictividad de nuestra vivencia personal. Al vernos representados en el guión de los dioses podemos observarnos como un relato “ya escrito”, una trama de ficción, previsible y repetitiva. Esta percepción abre la posibilidad de agotar el hechizo de creer que ese guión es real y singular, y entonces ya no tener otra alternativa que, o bien resignarnos a actuar su amarga fatalidad, o en cambio renunciar al excitante encanto de la polarización y aceptar la incómoda necesidad de responder a intuiciones más complejas y creativas.

La mitología es real en tanto la conciencia viva en la ficción de ser una entidad separada, de ser sólo y esencialmente un ego individual en batalla contra el destino (contra la voluntad de los otros, contra la intención de los dioses). En la medida que la conciencia percibe el hechizo de la separatividad y se comprende en la totalidad, la realidad muta. Cuando el ego acepta el destino y comienza a cuestionarse a sí mismo, el mundo cambia.

La mitología es un universo de representaciones que sirven a la conciencia humana como puente a la percepción de dimensiones trascendentes de la vida. Le permite al individuo sentirse reflejado en un drama colectivo y confrontarlo con un desafío de sentido, ya no individual, sino pertinente a toda la humanidad. Mientras nos debatimos en nuestros dramas individuales e intentamos ampliar nuestra percepción de la realidad para incluir aquellos conflictos personales en un universo de significados más creativo y universal (más energético y menos psicológico, más incluyente y menos polarizado) estamos comprometiéndonos, ya no con un desafío de resolución personal, sino con un aprendizaje que está llevando a cabo el psiquismo humano.

Más allá de nuestra conocida comunidad de mitos, el nivel transpersonal trasciende el conflicto psicológico. No se trata de un abordaje meritorio ni del logro de voluntades iluminadas, sino de un estado de percepción en el que quedan disueltas las fronteras de la separatividad y al que se arriba por hartazgo de la conflictividad psicológica. Es un agotamiento de creencias. Cuando la fe en el individuo cesa, cuando la adoración a la personalidad se consuma, se evidencia la irrealidad de bordes y límites personales y florece una percepción de totalidad.

Ver fronteras es generar conflictos. Desde esa percepción que traza bordes y separa, la realidad se presenta como batalla. Se pierde de vista que esa sensación beligerante fue creada por un estado de conciencia y se confunde esa ficción (el relato mitológico) con “la realidad”. Por eso, cuando la conciencia participa de ese estado perceptivo en el que los límites (que creemos reales en nuestra conciencia habitual) se desvanecen, pierde su inocencia. Ya no podrá dejar de recordar que ha percibido “la trama sin costuras” del universo, aunque retorne a su percepción ordinaria y se presente nuevamente –con su encantador hechizo- el mundo de fronteras, divisiones y separatividad. La conciencia ya no podrá negar, no podrá retornar a la inocencia perdida y habitar la polarización mitológica como “real”. O al menos no podrá hacerlo sin correr riesgos de severa (patológica) disociación.

Finalmente, confundir la cualidad más profunda de la energía con su representación mitológica es confundir dinámica de polaridad con polarización.

La polarización es una distorsión de la dinámica de polaridad. La fatalidad de los conflictos mitológicos son reflejos de la cristalización en extremos excluyentes del movimiento oscilante y polar del universo. Por su parte, en la dinámica de polaridad la creatividad se revela como el fruto del encuentro de polos que, con cualidades diferenciadas, recrean la totalidad en una danza sin comienzo y sin fin. Es la eterna manifestación de una inteligencia incluyente, la incesante expresión de una sabiduría amorosa.

En la dinámica de polaridad hay conciencia de otro, de ser con el destino, no aparte de él. Es un tipo de conciencia que no elude ni reprime el conflicto, pero lo significa como clave creativa, superadora de la propia mirada. Así, la exclusión del otro es vivida como un cercenamiento de las propias posibilidades de renovación. El vínculo con los idénticos es vivido como una atrofia regresiva, una aparente comodidad que frustra el crecimiento e insensibiliza la percepción de órdenes de realidad más creativos.

Anuncios

Responses

  1. Alejandro, una profundidad esclarecedora en tu nota. Una vez más me identifico con tus palabras y comparto tu mirada. Abrazo fuerte!!!!

    • Gracias Eliana. Seguimos compartiendo el viaje. Abrazo.

  2. Sencillamente: ME ENCANTÓ.
    Gracias.

  3. Que bueno tu artículo… que maravilla descubrir la polarización en los mitos para encontrar la dinámica de la polaridad…. aunque hay ciertos mitos que nos permiten descubrir caminos para acortar distancias. Gracias!

    • Gracias Juan Carlos. Coincido: hay mitos más polarizantes y mitos más reveladores de la dinámica. Un abrazo.

  4. MUY bueno.

  5. Excelente articulo. Muy interesante. Que bueno que se escriban trabajos astrologicos de esta calidad. Abrazo.

    • Gracias Jimena. Qué bueno seguir compartiendo esta sorprendente exploración psíquica. Abrazo.

  6. Gracias Ale por compartir esta profunda exploración y reflexión. La que nos conduce a percibir el movimiento continuo e incesante de los polos como dinámica y la creatividad como fruto de ese encuentro. Un Abrazo, Lau

    • Gracias Laura. Siempre es bueno saber de vós. Nos seguimos encontrando. Abrazo

  7. largo es el camino del apredizaje humano,somos inevitablemente tan humanos envueltos y desenvueltos en una maraña mitologica,tratando siempre tratando,de salir de la oscuridad de la polarizacion,largo es el camino…. que bueno que le pongas palabras y las compartas te mando un abrazo

    • Gracias Marta. No nos preocupemos por lo largo del camino porque, en verdad, no hay a dónde llegar. Abrazo.

  8. Cuando me siento simplemente parte de un movimiento, el movimiento de la humanidad, que bueno!!! soy libre!!
    gracias por acompañar el movimiento, una luz mas en el camino.

  9. Más que buena tu nota Ale. Todo es un camino.
    Soy Isabel Rodriguez. Ya me daré una vuelta por tus cursos.
    Abrazo.

    • Gracias Isabel. Nos vemos en cualquier momento. Un abrazo

  10. Excelente, gracias por compartirlo…. es esencial brinarse, abrirse a perder esa inocencia a la que referís, para la evolución humana. Sigamos trabajando en ello.

    • Gracias María Inés. Sigamos perdiendo inocencias y ganando responsabilidad consciente.
      Un abrazo

  11. El mito como herramienta guía para descubrirnos en nuestras batallas internas y que a su vez al poder observarlas a través de los relatos que se llenan de imágenes internas resonantes podemos entonces entrar en lo sagrado de la paradoja, Como hacer para poder vivir con las dualidades sin actuar solo una de ellas sino intentando creativamente dar respuestas que nos muestren nuestros medios, que tampoco significa encontrar el punto medio exacto, sino más bien permitirnos experimentar el tirón de fuerzas opuestas que están presentes en cualquier problema.
    En el antiguo templo de Delfos en Grecia, se encontró una piedra con una inscripción grabada que decía: ” La medida es lo mejor” . Cuando vivimos en la paradoja podemos compender la totalidad, podemos sentir ser uno con el todo. Un buen camino es poder meditar en lo central de nuestras cartas natales que por momentos se vuelve campos de batalla y en otros tal vez , en instantes el regreso al amor.

    • Conciencia de polaridad, agotando el encanto de la polarización. Otra traducción de aquel grabado del templo de Delfos es “nada en exceso”.
      Abrazo y gracias por el comentario.

  12. Reblogueó esto en MI PESTE PERTINAZ ES LA PALABRAy comentado:
    “La mitología muestra, con una sensibilidad exquisita y profunda, la pesadilla de la voluntad humana intentando controlar la fuerza de lo divino..”

    • Gracias Caro por participarme de su peste. Abrazo…

  13. Muy esclarecedor tu escrito estimado Alejandro, un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: