Posteado por: alejandrolodi | 8 marzo, 2012

Seminario “Gira democrática y misteriosa” (1ra parte)

Un ciclo de Saturno en la historia argentina (1982-2011)

PRIMERA PARTE

Alejandro Lodi

(Febrero 2012)

Presento aquí la primera de las cinco partes que componen el seminario “Gira democrática y misteriosa” que intenta abordar el ciclo de Saturno a la carta natal de Argentina iniciado en 1982. El material tiene como base el contendido del encuentro realizado en la Escuela de Lenguajes Simbólicos, dirigida por Beatriz Leveratto, el 16 de agosto de 2011. Agradezco a Eugenia Gabrielli por el entusiasmo en su impecable tarea de trascripción del audio de aquella reunión.

Introducción

Antes de zambullirnos en cómo puede estar afectándonos el presente inmediato vamos a tratar de inscribirlo en una perspectiva de tiempo. Creo que esa es la riqueza de la astrología. No usarla para confirmar nuestras impresiones más afectivas sino, justamente, atenuar nuestras reacciones emocionales significando lo que nos ocurre en el presente dentro de un contexto cíclico. En este sentido, lo que haremos no es distinto a la lógica que usamos para analizar una carta individual. Si tenemos un consultante afectado por una situación que lo tiene angustiado o excitado seguramente intentaremos que pueda percibir que esa experiencia -que cree definitiva y absoluta- está inscripta dentro de un orden. El presupuesto de la astrología es que nada puede ocurrir que no pueda ser significado en una lógica de proceso, todo lo que ocurre forma parte de un patrón cíclico y poder ver esa experiencia dentro de un proceso es la clave para comprender el desafío del presente. Por eso, vamos a estar muy atentos a no caer en la polarización de ver “qué posición tiene razón”. No se trata de inhibir nuestras opiniones sino de intentar sostener la percepción de que lo que está ocurriendo hoy en nuestro país forma parte de un orden cíclico.

Entonces, la propuesta de hoy es tomar este presente como un momento clave: estamos en pleno contexto de inicio de un ciclo de Saturno a la carta natal de Argentina. Vamos a tratar de seguir la pista de qué puede estar pasando con este tránsito de Saturno por el Ascendente, intentando comprender el proceso que está terminando. Vamos a abarcar la totalidad del ciclo saturnino iniciado en 1982. Vamos a hacer un recorrido por los últimos treinta años de la historia argentina.

Por supuesto, este no es un tránsito de Saturno en abstracto, sino a una carta natal específica. Es el cruce de Saturno sobre un Ascendente en Libra. Como en el caso de una persona, Saturno transitando un Ascendente en Libra está actualizando la respuesta de esa conciencia –en este caso colectiva- al desafío de aprender Libra: el arte de ser con otro, saber vincularse, reconocer que el propio destino, antes que individual, singular y autónomo, es vincular, plural y compartido. Y esto ya está proponiéndonos una profunda meditación. ¿Cuál es el grado de nuestra conciencia colectiva actual para aceptar que el destino argentino es vincular, plural y compartido?

Recordemos que todo Ascendente en Libra tiene la casa VII en Aries, con lo cual hay un largo recorrido de la conciencia respecto a cómo significar los vínculos, porque al principio van a aparecer como fuente de conflicto y de pelea. En la base del desarrollo de la conciencia del Ascendente en Libra, en un comienzo, el otro va a aparecer como alguien que se opone a lo que soy, el otro va a ser alguien que tengo que derrotar o excluir. Y podríamos preguntarnos entonces qué es casa VII en Aries. Lo más excelso del desafío VII en Aries está en la necesidad de ser valiente para vincularse. Acá el coraje hay que mostrarlo, no para derrotar a un enemigo, sino para desistir del juego amigo-enemigo y vincularme con el “otro” diferente. Vincularse con el otro diferente es un desafío de valentía y de coraje gracias al cual es posible desarrollar el aprendizaje de relacionarse con otros. Fíjense la distancia que hay entre la oferta más madura de Aries en VII y la interpretación y el significado más reactivo. En todo Ascendente en Libra hay un largo proceso de aprender a vincularme con aquello que en principio prefiero excluir, enfrentarme y ver como opuesto a lo que soy. Descubrir que en verdad soy con “ese” otro, y no porque coincide conmigo o me da la razón, sino justamente porque me lleva la contra.

Conciencia de polaridad y polarización

En todo destino de un Ascendente en Libra está presente el tema de la polarización. Y aquí la clave es discriminar conciencia de polaridad de polarización. Es muy fácil confundir “polaridad” con “polarización”. En la escala individual esa confusión puede ser dolorosa, pero en la escala colectiva suele ser trágica.

La conciencia de polaridad sería la de que la realidad está constituida por dos polos, dos principios: todo surge del vínculo entre un principio activo y un principio receptivo, un principio positivo y uno negativo. Lo recordarán como uno de los principios herméticos de “EL Kybalion”. En términos sociales podríamos hablar de una tendencia hacia la renovación y una tendencia hacia la conservación. La dinámica de una sociedad está sostenida en estos dos polos en constante vínculo: cambio y preservación.

Por su parte, la polarización es una percepción distorsionada de esa circulación, el hechizo de percibir esa dinámica como un antagonismo excluyente entre ambos polos, la traducción de esa interacción creativa como un conflicto que sólo se resuelve con la hegemonía absoluta de uno de los dos polos sobre el otro. Es la oscura fascinación del “triunfo absoluto de la luz sobre la sombra” que pondría fin al sufrimiento. En nuestra historia se refleja cómo ese núcleo neptuniano-plutoniano de la carta natal de Argentina nos hace muy sensibles a esa fantasía de absoluto, al encanto de sentir que alguien en particular encarna objetivamente el “absoluto mal” y otro (junto con nosotros, claro) encarna el “absoluto bien”. Y encarnar el “absoluto bien” implica de inmediato el compromiso de salvar, purificar y asumir la responsabilidad de “exterminar el mal”.

Teniendo presente esta última definición, los invito a analizar el ciclo que comienza en 1982, último tránsito de Saturno por el Ascendente de Argentina, considerando la fase XII del ciclo anterior.

La fase de XII de un ciclo es el momento para tocar hechizos, para hacer contacto con supuestos perceptivos inconscientes y colectivos que están operando en mí (en la escala de una carta individual) y en la conciencia de la sociedad (en la escala de la carta de un país). Por eso, la fase XII es crucial para poder responder al desafío del arranque en la fase I. La fase I no surge por generación espontánea, sino que emerge de la capacidad de agotamiento que haya habido en la fase XII. Si esa capacidad de agotamiento resulta baja, entonces el nuevo impulso de fase I surgirá con adherencias del pasado que condicionarán la creatividad del proceso que comienza. Este es un patrón cíclico general, aplicable a cualquier planeta.

Ahora bien, en el caso específico de Saturno, su ciclo tiene que ver con  procesos de maduración. Todo contenido ilusorio acerca de qué es la realidad que no haya sido debidamente agotado en fase de XII quedará adherido (podríamos decir, como residuo kármico) al desarrollo de la conciencia saturnina que se iniciará en fase de I. Por eso es fundamental, antes que esperar “que la XII pase rápido así arrancamos con la I…”, comprometerse con los tiempos de la XII y disponerse a hacer contacto con todos los hechizos que constituyen aquello que creo que es realidad. Por supuesto, nadie sabe “qué es la realidad” y todos tenemos cierta percepción de lo real. Pero lo que nos dice la XII es que necesariamente esa percepción de la realidad tiene condicionamientos y supuestos inconscientes que la configuran sin que nos demos cuenta. En la medida que limpiamos supuestos y hechizos podemos dar una respuesta de la realidad menos cargada de fantasía, nunca “el” contacto con la realidad. Siempre nuestra conciencia va a expresar una cierta manera de significar la realidad, no de saber qué es. Y el tránsito de Saturno por la XII marca el tiempo de esa depuración de supuestos perceptivos, de hacer consciente su nivel de fantasía y agotar su vitalidad. Esa purga de hechizos respecto a lo real es lo que permitirá una respuesta renovada cuando el pasaje a la fase I marque el inicio de un nuevo ciclo de Saturno.

Fase XII del ciclo saturnino anterior

Antes de comenzar a recorrer el ciclo de Saturno de 1982, vamos a considerar la fase XII de la que emerge. Esa fase XII del ciclo saturnino previo se inicia en agosto de 1979.

En esos momentos el régimen militar estaba en su “esplendor”. Recordemos la euforia del Mundial de Fútbol, el espejismo de la “plata dulce”…De haber existido encuestas, seguramente la imagen positiva de Jorge Rafael Videla habría superado el 50%. Sé que es antipático recordarlo, pero era así.

Parece ciencia ficción, pero en el año 1979 Massera, en el pleno poder, estaba armando un partido político. Esperaba sumar al peronismo y gestar una “nueva democracia” que surgiría una vez que se retire el régimen militar. Aspiraba a diferenciarse de los generales y emerger como “un nuevo Perón”. Su partido se llamaba “Partido de la Democracia Social”… como para dejar en claro su disposición a ser sensible a los problemas  sociales del país… (risas).

Perversamente jugaba con la noción de “social democracia”…

Que era el movimiento en auge en Europa a finales de los ´70.

Entonces, esa era la situación histórica. Y en agosto de 1979 Saturno inicia el tránsito por la XII, comienza el tiempo de agotar supuestos y hechizos acerca de la realidad. ¿Y qué apareció? En septiembre de 1979 visita la Argentina la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

 José María Muñoz, el relator de fútbol más popular (el Víctor Hugo Morales de la época) pedía a la gente que fuera a tocar bocina frente al edificio de la OEA, en Av. de Mayo, donde esa comisión recibía a aquellos que quieran denunciar el secuestro de sus familiares. Eran cuadras de gente haciendo cola para ofrecer información sobre desaparecidos, mientras otros festejaban el triunfo del seleccionado juvenil de Maradona demostrándole a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que “los argentinos somos derechos y humanos”.

En fase XII surge el tema de los derechos humanos. Y esto fue absolutamente novedoso. Algo que hasta ese momento era propio de los partidos políticos, comienza a amplificarse con esa visita de la comisión de la OEA y, por supuesto, con la ronda de las Madres de Plaza de Mayo. Los derechos humanos aparecen como clave política, como un movimiento trasversal que atraviesa las diferentes posiciones partidarias que reclaman democracia. Los derechos humanos emergen como categoría universal. Creo que es importante recordarlo, porque hoy la temática de derechos humanos queda identificada casi exclusivamente con dos nombres propios: Hebe de Bonafini y Estela de Carloto. Pero en aquellos días muchos fueron los que empezaron a participar en organizaciones como Asamblea Permanente de Derechos Humanos, Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo, Cels (Centro de Estudios Legales y Sociales), Serpaj (Servicio, Paz y Justicia). Nombres como el de Adolfo Pérez Esquivel (Premio Nobel de la Paz en 1980), María Adela Antokoletz, Nora Cortiñas, Graciela Fernández Meijide, Emilio Mignone, Augusto Conte Mc Donell (dirigente del Partido Demócrata Cristiano y padre  de un hijo desaparecido que se transforma en referente y en la elecciones de 1983 obtiene la enorme cantidad de 80.000 votos y asume como diputado), rabino Marshall Meyer, obispo Jaime De Nevares, obispo Novak, Monseñor Hesayne, Eduardo Pimentel, Fray Antonio Puigjané, Raúl Alfonsín, Oscar Alende, etc., etc., etc.

Quiero que recordemos que el movimiento de derechos humanos era algo amplísimo, que incluía partidos políticos, religiones, sindicatos, y que resultó fundamental en el proceso hacia la apertura democrática que sobreviene en 1982 con el tránsito de Saturno ya sobre el Ascendente. Marchas multitudinarias, que reunía no exclusivamente a las víctimas, a los militantes, o a los que ya estaban convencidos, sino a gente sin filiación política que adhería al movimiento de derechos humanos como causa ética.

Y comienza a hacerse evidente una polarización…

Absolutamente. Todo ese movimiento empezó a desbordar los límites del discurso oficial. Quiero decir, en la XII tenemos la oportunidad de ver los hechizos del discurso oficial. Y también, como reacción, se pueden jugar más fuerte los hechizos. Ya vamos a ver que hacia 1982 para sostener el hechizo del proceso militar hizo falta una guerra.

La Comisión Interamericana visitó a Isabel Perón que estaba presa. Si bien el movimiento de derechos humanos era algo subterráneo o clandestino todavía, comienza a manifestarse en niveles institucionales…

En esta época Cámpora –ídolo de la juventud actual- estaba preso en la Embajada de  México y a partir de la visita de la Comisión pudo viajar a ese país, donde finalmente muere un par de meses después. Es decir, esa visita de la Comisión Interamericana sacó a la superficie la información de que había presos ilegales o desaparecidos y eso comenzó a impregnar el inconsciente colectivo. Esa Comisión fue la que forzó la conferencia de prensa de Videla que ha quedado grabada en nuestra memoria, donde no pudo evitar la pregunta acerca de los desaparecidos. Esa imagen que hemos visto tantas veces, en donde se ve a Videla muy incómodo, haciendo esos gestos con sus manos y diciendo: “el desaparecido no tiene entidad, no está, es un desaparecido…”.

¿Recordás quién le hace la pregunta?: Magdalena Ruiz Guiñazú…

No lo recordaba… Tomemos nota de esto: Magdalena Ruiz Guiñazú, en el año 1979, le preguntaba en conferencia de prensa por los desaparecidos a Videla, en ese momento Presidente de la Nación y Teniente General de las Fuerzas Armadas.

Y hay desaparecidos que datan de esa época…

Por supuesto, seguía desapareciendo gente… Este esfuerzo que yo intento hacer de seguir todo el proceso es para adquirir sentido de realidad, evitar simplificaciones y ser sensibles a toda esa información que está en la memoria. Una “señora gorda”, de “oligárquico doble apellido” le hacía esa pregunta a Videla en ese momento. Eso pasó, es un hecho, no es un relato.

Finalmente, como desenlace de esta fase XII del ciclo de Saturno, Videla se retira del gobierno, viene la etapa de Viola y la economía comienza a entrar en crisis. La “tablita de Martínez de Hoz” deja de ser efectiva, la CGTempieza a tener una impronta muy activa. No la CGT oficial, más conciliadora con el gobierno militar, sino la que forma Ubaldini y que pasa a ser reconocida como CGT-Brasil, no por el país sino por la calle… (risas). Y fue muy activa su actuación. Se dan las primeras huelgas. Y aquí hay un hecho que marca el grado de patología o de absurdo del que es capaz nuestra sociedad. El 30 de marzo de 1982 la CGT organiza una marcha a Plaza de Mayo. La represión es tan brutal que los manifestantes no llegan a la plaza y hay una enorme cantidad de detenidos. Y el 2 de abril de 1982, tres días después, la Plaza de Mayo se llena para celebrar la toma de las Islas Malvinas… Los mismos dirigentes gremiales y políticos que habían apoyado la marcha de la CGT viajan diez días después a Port Stanley o Puerto Argentino a participar de la asunción del nuevo gobernador…

Benjamín Menéndez…

Benjamín Menéndez asumía como gobernador militar y fueron invitados, en un gesto de conciliación en beneficio de “la causa patria”, los mismos que fueron apaleados diez días antes… Y quiero recordar aquí el núcleo Neptuno-Plutón y su poder de hechizo. Se trata de un poder mágico: si se tocan las teclas “ingleses-piratas”, “gesta nacional y patriótica” y “las Malvinas son Argentinas” se obtiene por resultado un automático y formidable condicionamiento de voluntades, anulando todo discernimiento consciente. Esto no es nada nuevo, ni una mera opinión personal, sino que se trata de patrones psíquicos que la psicología junguiana y transpersonal han investigado en profundidad. Hay ciertas imágenes en el inconsciente colectivo –cargadas de fuerza psíquica- que si son activadas tienen el poder de entumecer a la conciencia, de anular su capacidad de discriminación racional. Y la “tecla nacionalismo” tiene un efecto narcotizante muy efectivo, casi infalible, sobre la conciencia colectiva. A Europa le costó 60 millones de muertos y dos guerras mundiales agotarlo a través de la experiencia del fascismo que dominó la primera parte del siglo XX… y todavía quedan dudas sobre si ese ritual de consumación resultó efectivo. La conformación de la Unión Europea –que hoy está viendo como subsiste- es fruto del agotamiento del hechizo nacional. Imaginar una moneda común entre alemanes y franceses en la década del 30 era ciencia ficción absoluta. Y aún lo es imaginar una entre ingleses y alemanes.

En definitiva, la experiencia de Malvinas representa el gran ritual colectivo que agota el ciclo. Y es bueno recordar que no sólo terminaba el tránsito de Saturno por la casa XII, sino también el de Plutón por la XIIiniciado en 1964. Malvinas es una experiencia colectiva que lleva al máximo el hechizo redentor destructivo, la fascinación por la guerra justa y el sacrificio por la causa nacional.

Fase I: de octubre de 1982 a febrero de 1985

Saturno atraviesa el Ascendente en Libra y comienza el recorrido por la casa I. Recordemos que Argentina tiene Júpiter en Escorpio en casa I, de modo que ese tránsito implica el inicio de una nueva estructuración y de cierta dirección y sentido que surge del contacto con lo oscuro y el dolor.

Más allá de toda opinión y gusto personal, creo que resulta evidente que quien encarnó (o, al menos, en donde colectivamente se proyectó) esta sensación de lo nuevo fue la figura de Raúl Alfonsín. En ese momento emergió como el líder apropiado para conducir la necesaria salida del pasado y el ingreso a un nuevo ciclo histórico. De hecho, Alfonsín trataba de forjar la idea de un tercer movimiento histórico. El primero habría sido el de Yrigoyen, el segundo el de Perón, y el tercero sería el que se fundaba allí, con el retorno de la democracia y con él como figura.

¿Cómo fue el contexto de ese inicio democrático?

Antes que Alfonsín asuma la presidencia –diciembre de 1983-, los militares en retirada sancionan la “Ley de Pacificación”. Esa ley decía que, en el período que iba de1974 aesa fecha, todos los delitos cometidos por la subversión y por las FFAA intentado combatirla eran perdonados, inhibiendo cualquier investigación al respecto por parte de la justicia. De modo que, la democracia que se inicia en 1983 tenía a los responsables de los crímenes de terrosismo de Estado con todos sus títulos militares y en plena actividad, y con la negación de los hechos violentos ocurridos en los ´70: esos sucesos no ocurrieron y, en caso que hubiera ocurrido alguno, ya estaban perdonados sin posibilidad alguna de revisión.

Esa es la situación que toma el nuevo gobierno democrático en el ´83. Ante esto, la respuesta de la nueva estructuración que se comienza a desarrollar es crearla Comisión Nacional sobre la Desapariciónde Personas (CONADEP). Convocada por el gobierno, esa comisión estaba integrada por personas de un amplio espectro ideológico y religioso: Ernesto Sábato, René Favaloro, Eduardo Rabossi, el obispo metodistra Carlos Gattinoni, el rabino Marshall Meyer, el obispo Jaime de Nevares, Gregorio Klimovsky, Magdalena Ruiz Guiñazú, Graciela Fernández Meijide, entre otros. En respuesta a lo que la Ley de Pacificación había intentado neutralizar, la tarea dela CONADEP era obtener toda la información posible acerca de los sucesos de los años anteriores y presentarlos a la justicia. Quizás todos recordemos la imagen de Sábato en la Casa Rosada entregándole a Alfonsín toda la documentación (que luego daría lugar al libro “Nunca Más”) que se constituiría en la base de las pruebas para iniciar los juicios a las Juntas Militares.

Creo que es importante tomar contacto con el desafío que afrontaba aquel comienzo de ciclo.

¿La Guerra de Malvinas dónde queda ubicada?

Está en la fase XII. El nuevo ciclo saturnino arranca en octubre de 1982. Es el fin del proceso militar y el inicio de la apertura democrática. De hecho, en esa época se fija la fecha de las elecciones presidenciales.

¿No arranca de nuevo con otro hechizo?

¿Cuál?

Yo me acuerdo cuando Alfonsín terminaba sus discursos recitando el preámbulo de la Constitución. Parecía que “ahora vienen los buenos”, los que no tienen ninguna culpa van “a mandar presos a todos los malos”, como si hubieran sido realmente dos bandos, que no hubiera habido complicidad…

La ley que ordena los juicios a las juntas militares también incluía los delitos de los grupos guerrilleros de los ´70. Eso le valió a Alfonsín ser acusado de instalar “la teoría de los dos demonios”: ligar los crímenes del terrorismo de Estado con los de la guerrilla. Todavía hoy esa mirada es cuestionada, porque creo que todavía no hemos elaborado lo ocurrido en esa época trágica. Desde los grupos más polarizados esta ley de juicios a las juntas militares y a las cúpulas guerrilleras fue resistida. Para los grupos  más reaccionarios, el demonio había sido la subversión y lo acusaban a Alfonsín de “comunista”. Para los grupos más revolucionarios, el demonio había sido la represión y veían a Alfonsín como un tibio “social demócrata”. En verdad, siento que siempre que buscamos “demonios” nos alejamos de la comprensión del proceso global. También recordemos que en esa época todavía existía “la guerra fría”, el mundo bipolar de Estados Unidos y la Unión Soviética disputándose el dominio. Hoy ser acusado comunista es como ser acusado de visigodo… (risas), pero en esa época ser acusado de comunista tenía consecuencias. Nadie imaginaba quela Unión Soviética iba a caer en breve. Sólo una astróloga -Liz Greene- pudo percibirlo y se atrevió a sugerirlo, pero ningún sociólogo supo anticipar la caída del Muro de Berlín apenas ocho años después.

Este es el contexto del arranque del ciclo de Saturno.

(Continúa en la segunda parte).

https://alejandrolodi.wordpress.com/2012/07/26/seminario-gira-democratica-y-misteriosa-quinta-parte/

https://alejandrolodi.wordpress.com/2012/07/08/seminario-gira-democratica-y-misteriosa-cuarta-parte/

https://alejandrolodi.wordpress.com/2012/03/28/seminario-gira-democratica-y-misteriosa-tercera-parte/

https://alejandrolodi.wordpress.com/2012/03/15/seminario-gira-democratica-y-misteriosa-segunda-parte/

Anuncios

Responses

  1. Estoy fascinada con la explicacion,tanto astrlogica como de historia tengo sesenta años y recuerdo la historia como lo cuenta,y astrologicamente es tan claro,entiendo algo por que estudie,pero en realidad solo se que no se nada,gracias.

  2. Súper apasionante el artículo Ale!! Y escrito con una claridad meridiana que hace que cualquier persona, incluso los que no están tan familiarizados con la astrología, puedan entender perfectamente. Aguardo ansioso los próximos capítulos. Mis felicitaciones también a mi querida compañera y amiga Eugenia, que se tomó el laburazo de bajar todo esto al papel. La virginiana siempre presente y ayudando allí donde se la necesita!!

    • Gracias Diego, siempre generoso en tus comentarios. Irán llegando los otros artículos, siguiendo el ritmo de una adecuada digestión. Inestimable el trabajo de Eugenia, bien felicitada. Abrazo

      • Soy yo Ale el que te agradece infinitamente la posibilidad de seguir aprendiendo. Para un novel astrólogo como yo, creo que el gran desafío es intentar desapegarse de sus ideas preconcebidas, para analizar desapasionadamente la estructura energética que se presenta ante sus ojos. Y tus artículos siempre apuntan a eso. A que la astrologia sea un arma de entendimiento, mas que otra forma refinada y sutil de justificar tal o cual posición política. Y para mi eso tiene un valor inconmensurable.

      • Nuevamente gracias.

  3. Realmente apasionante Alejandro, mis sinceras felicitaciones. No podía parar de leer este artículo. Fue un “volver a vivir” hechos que nos marcaron a gran parte de los argentinos, pero desde la visión cíclica de la astrología. Espero el otro. Y grande Euge!!

    • Gracias Claudia. Es el desafío de la astrología: ver ciclos. Abrazo

  4. Lúcido y apasionante, muchas gracias a todas las personas que colaboraron para hacernos posible esta lectura.

    Es notable ver cómo hoy, volviendo al ciclo 29 años después, simbólicamente (y a veces casi literalmente) se repiten los movimientos del colectivo, y se expresan en las actitudes individuales de casi todos respecto de la situación política del país.

    Estamos todos en la punta de la silla a la espera del resto.

    Un gran abrazo

  5. Qué clarificador!!! Yo nací en 1970 y tengo la historia de a porciones y siempre intuyo que me la cuentan desde una posición polarizada, ya sea un libro, un tío o quien fuera. Recién ahora puedo armar en mi cabeza la historia en su contexto global…por eso amo y me dedico a la astrología…es una muy buena forma de mirar el mundo y los acontecimientos.
    No quiero ser reiterativa pero te agradezco todo lo que aprendo de tus notas. Mis consultantes agradecidos!!
    para cuando la segunda parte???

    • Gracias María. Ver ciclos organiza a la conciencia. Es muy simple y natural, pero sin embargo el ego (y sus necesidades) lo resiste. En los próximos días “se va la segunda”. Abrazo.

  6. Alejandro como siempre EXCELENTE!!!!!!!!

  7. Gracias Ale, aprendo con cada nota que haces..! que claridad en tus conceptos y fàcil de entender para el que no sabe nada de astrologìa.
    Un beso

  8. :O (carita de asombro y admiración!!) me gustó mucho…me quedé con ganas de la segunda parte y de las demás…Admiro la profundidad y claridad de tu prosa, más allá de lo interesante e inteligente del contenido…Grazie!!

  9. El hilo que desprende de un hecho a otro, es realmente fascinante. Espero ansiosamente, la segunda parte. Gracias Ale, como siempre. Cristina Caamaño

  10. GRACIAS ALE por compartir esta tan bien explicado y relacionado… donde tenes mercurio con que aspectos… ale?…..je je … ademas..me pregunto que es lo que tendra que pasar para salir de la huella reiterativa…. se podra o es una ilusion?….

    un abrazo profe.. marta

    • Gracias Marta. Tu pregunta es “la” pregunta. Respecto a mi Mercurio, no revelo esos datos a las señoritas por este medio. Lo siento.
      Abrazo

    • como me gusta esa parte misteriosa hummmmm

  11. Apasionante el análisis!!! Gracias Alejandro. (aunque sea doloroso volver a revivir ciertas etapas)

  12. Muy bueno Ale! Estoy ansiosa por recibir la segunda parte. Ojalá podamos superar las pruebas de Saturno y no repetir los mismos errores una y otra vez!

    Abrazo,

    Malena

  13. Excelente artículo, gracias por brindarnos la astrología que nos ayuda a mirarnos y seguir intentando evolucionar. Un placer total leer tus notas.
    Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: