Posteado por: alejandrolodi | 1 abril, 2012

La tecla Malvinas

Alejandro Lodi

(Abril 2012)

“…Tras su manto de neblina…” (Marcha de Malvinas).

“…La paz no puede existir en la Tierra mientras existan nacionalidades, lo cual es tribalismo glorificado…”. (Jiddu Krishnamurti).

“…Imagina que no hay países… Nada por lo que matar o morir…” (John Lennon).

.

¿Qué me piden los muertos de Malvinas? Que no vuelva a ocurrir. Que pese en la conciencia.

Abrir el corazón al dolor humano y estar fascinados con el fanatismo gregario de las nacionalidades, pesa en la conciencia.

Ser sensible a la complejidad vincular y sostener la mirada separativa, pesa en la conciencia.

Abrir el amor compasivo y mantener el celo tribal, pesa en la conciencia.

Sentir la fragilidad humana y celebrar el sufrimiento del otro, pesa en la conciencia.

No hay otro modo de aliviar ese peso que liberarnos de las creencias y los supuestos inconscientes que lo sostienen.

El dolor no es de propiedad exclusiva. Ni de una persona, ni de una nación, ni de una ideología, ni de una religión. Si tenemos el coraje de abrir nuestro corazón, la guerra puede significar un ritual de comunión frente al dolor. La guerra como oportunidad para que florezca la compasión. Y si florece la compasión, la necesidad de guerras se disuelve. Pero el coraje para la compasión es mucho más exigente que el coraje para la guerra. Se requiere más valentía para abrir el corazón que para empuñar un arma.

“…Les tocó en suerte una época extraña.

El planeta había sido parcelado en distintos países, cada uno provisto de lealtades, de queridas memorias, de un pasado sin duda heroico, de derechos, de agravios, de una mitología peculiar, de próceres de bronce, de aniversarios, de demagogos y de símbolos. Esa división, cara a los cartógrafos, auspiciaba las guerras…”.

No desarrollar respuestas creativas a los conflictos asegura que se repitan las mismas reacciones. La respuesta del pasado se automatiza como reacción mecánica al presente. Confundir la fidelidad al pasado con ese condicionamiento repetitivo es bloquear un futuro distinto. En verdad, ser fieles es reconocer la respuesta dada en el pasado (y sus consecuencias) como estímulo a la intuición de respuestas más creativas, capaces de expandirse y contener mayor nivel de complejidad de los que fueron capaces nuestros ancestros (porque no supieron, no pudieron o no quisieron). Honrar el pasado para no repetir. Reconocer el pasado para liberarnos del horror del que aquel tiempo no podía -acaso- ser consciente.

Las repeticiones de respuestas son fijaciones en conductas arquetípicas. La conciencia individual queda capturada por patrones psíquicos colectivos. Y esos patrones son programas que se disparan ante ciertos estímulos vivenciales. Una vez ejecutados, la conciencia es incapaz de salirse de esos programas prefigurados en su inconsciente. Por eso, ante ciertos hechos de destino que parecen traer situaciones con un  diseño semejante a otras del pasado, la conciencia reacciona automáticamente, con la fría previsibilidad de un mecanismo. Más mecánica es la reacción, menos creativa son sus posibilidades de respuesta.

La matriz de los arquetipos de nuestro psiquismo es un teclado. Cuando, por misteriosos propósitos que trascienden lo personal o por obra deliberada de oscuros magos que saben cómo dirigir la energía, se acciona una de sus teclas, desde la memoria del inconsciente colectivo se disparan programas de conductas automáticas, condicionadas y previsibles, que el ego -radiante de orgullo- confunde con la más espontánea y auténtica expresión de su ser.

La situación histórica de Malvinas revela una ausencia de creatividad espantosamente trágica. Debería avergonzarnos como conciencia colectiva demostrar que somos tan incapaces de responder a la complejidad de la situación más allá de eslóganes que repetimos como loros desde los más remotos actos escolares.

Una resolución creativa exige estar dispuesto a suspender aquello de lo que estoy convencido. No por blanca bondad o cobarde genuflexión, sino por la evidencia de que al otro le pasa lo mismo: está convencido. Es la evidencia de estar en vínculo con otro y que ambos estamos convencidos en posiciones antagónicas. Y fijos allí sólo puede haber conflicto, necesidad de exclusión del otro como única posibilidad de que prevalezca aquello de lo que estoy convencido. En la lógica antagónica de la polarización el otro debe ser doblegado en su voluntad, debe ser sometido a la fuerza y controlado en sus acciones, debe ser obligado a hacer lo que no quiere. La guerra es el éxtasis de la polarización vincular, el hechizo del dominio absoluto de un polo sobre el otro, el encanto de vincularse siendo dueño de la libertad del otro, tomando su vida.

 “…López había nacido en la ciudad junto al río inmóvil; Ward, en las afueras de la ciudad por la que caminó Father Brown. Había estudiado castellano para leer el Quijote.

El otro profesaba el amor de Conrad, que le había sido revelado en un aula de la calle Viamonte…”.

 Los británicos están convencidos de que tienen derechos sobre Malvinas.

Los argentinos están convencidos de que tienen derechos sobre Malvinas.

Los kelpers están convencidos de que tienen derechos sobre Malvinas.

Cada una de las partes dice “la soberanía no se negocia”. Cada una de las partes quiere poseer de un modo absoluto lo que las otras también pretenden. No tiene el menor sentido sentarse a negociar si cada parte no está dispuesta a suspender aquello de lo que está convencida. Sin esa disposición sólo es posible que el conflicto se perpetúe y recurrentemente redunde en guerras.

¿Cuál es el obstáculo para tal disposición? La fe nacional. La identidad nacional. El nacionalismo es proyección de ego tribal. El nacionalismo es una fijación colectiva en la fase Cáncer-Leo del desarrollo de la conciencia humana. Las demás cualidades, talentos y capacidades que nos constituyen quedan condicionadas a ese sentido de identidad gregario. Cuando el viaje de la conciencia colectiva queda fijo en el hechizo del orgullo nacional, la potencial transformación de esa sensación de pertenencia cerrada y exclusiva que habilitaría Escorpio se convierte entonces en el poder de la comunidad tribal dominante. El desafío expansivo y trascendente que supone morir a la fascinación de ser especiales e importantes se frustra a favor del anhelo de dominar la muerte y eternizarse. La creatividad de Acuario, su libre circulación en todo aquello que vive, se cristaliza en “propiedad del clan” y queda sujeta a su control (¿tiene algún sentido preguntarse o sentirse orgulloso por la nacionalidad de un genio?).

En el inconsciente colectivo de nuestra comunidad Malvinas es una tecla. La tecla Malvinas. Cuando esa tecla se acciona la percepción queda condicionada y se configura un mundo: “ingleses piratas-causa nacional-dar la vida por la patria”. La guerra es una madre oscura que se alimenta con la sangre de los hijos que genera. Es un estado psicótico de la conciencia colectiva. Es un doble vínculo: generar muerte para vengar a los muertos, condicionar a los que viven a entregarse en sacrificio por los muertos. Es la tecla “matar para honrar muertos”.

Provocarnos lo creativo, renunciar a entregarnos a nuestras reacciones arquetípicas, implica disponernos a una “tormenta de intuiciones”: dar expresión a respuestas intuitivas sin juzgarlas con los condicionamientos del pasado, ni de lo políticamente correcto o diplomáticamente conveniente. Si el concepto de soberanía nacional es un cerrojo que no nos deja salida para responder al desafío de Malvinas, si percibimos que “soberanía” inevitablemente genera “conflicto”, ¿por qué no liberarnos de ella? ¿por qué no declarar a las Islas Malvinas territorio libre de soberanías nacionales administrado por representantes de las tres partes en litigio? ¿por qué no podrían ser esos representantes figuras destacadas de las ciencias humanas, del espíritu y del arte, antes que profesionales del derecho o de las armas? ¿por qué, en tanto patrimonio de la humanidad, no podría destinarse las riquezas de ese territorio, luego de cubrir las de su población, a satisfacer las necesidades más extremas del planeta? Quizás alguien sienta que es una intuición ingenua, idealista y poco práctica, pero ¿cuál ha sido la propuesta madura, realista y efectiva que hemos encontrado en estos 180 años de conflicto apelando a nuestros militares, a nuestros diplomáticos o a nuestros abogados? En pleno medioevo, imaginar estados nacionales democráticos era una utopía. Hasta que el proceso de la conciencia humana comenzó a percibir que lo verdaderamente delirante era seguir reproduciendo feudos y monarquías. Quizás hoy situaciones sin salida como la de Malvinas permitan habilitar percepciones revolucionarias -plenas de discernimiento racional y en absoluto mágicas- acerca de la relación entre los conflictos de la humanidad y el sentimiento de nacionalidad. Ese es el sentido de las situaciones de doble vínculo, de esas experiencias en las que sentimos la presión de no tener opciones y de estar atrapados en un callejón sin salida: estimular percepciones creativas.

 “…Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara, en unas islas demasiado famosas, y cada uno de los dos fue Caín, y cada uno, Abel.

Los enterraron juntos. La nieve y la corrupción los conocen…”.

¿Qué me piden los muertos de Malvinas? Que no haya más sacrificios. Tener la valentía de no ceder al oscuro hechizo del nacionalismo. Redimir a la conciencia narcotizada en las consignas escolares y despertar la capacidad de responder a valores sagrados. La vida y la muerte son sagradas. La guerra es una celebración profana. Matar es quitar vida, es deshonrar a la muerte. La guerra es un rito criminal. La satisfacción de matar es un vínculo perverso con la muerte y con la vida. El orgullo de matar es psicosis.

 “…El hecho que refiero pasó en un tiempo que no podemos entender…”.

 

Citas:

.- Jiddu Krishnamurti, “Discurso en las Naciones Unidas”, (http://www.youtube.com/watch?v=xxCIdsfuUB8).

.- Jorge Luis Borges, “Juan López y John Ward”.

.- John Lennon “Imagine”, (http://www.youtube.com/watch?v=JDzQLQ952ZU).

Anuncios

Responses

  1. Ale, cuantas reflexiones para meditar, muy bueno tu articulo !!!
    Un beso

    • Gracias Graciela. Abierto a tus meditadas reflexiones. Abrazo

  2. La obra deliberada de magos que saben como dirigir……el hechizo. Mi sentir con respecto al tema es compartido en todo con tu claro y preciso artículo. Solo resta abrir el corazón…. Abrazo fuerte Alejandro, gracias por enriquecer de manera conciente este nuevo desafio .

    • Gracias Eliana. Celebro compartir percepciones. Un abrazo

  3. no sé qué decirte…es un tema que generacionalmente me toca muy adentro y me genera mucho dolor y muchas contradicciones…en algunas cosas estoy de acuerdo con vos, en otras no tanto…pero me parece riquísimo el artículo como generador de reflexiones…gracias!

  4. Qué puede decir esta humilde escorpiana Ale: “cuánto dolor”!! Recordé mientras leía tu artículo algo que ocasionalmente (?) leí esta semana y comparto: “Cuando tu Discernimiento se haya desprendido de esta maraña de ilusiones, sentirás indiferencia por cuanto has oído y por cuanto has de oir” Bhagavad Gita. (seguro habrá slokas que se ajusten mejor al tema pero esta es la que leí y la que recordé mientras te escuchaba escribir). Un abrazo.

    • Gracias María Inés. Ocasionalmente oportuno tu comentario. Abrazo

  5. El tema es que el nacionalismo se tiene que diluir en los dos lados de la ecuación simultáneamente, no? Si no, siempre parece que un lado tiene que ceder primero. Y ahi estamos…

    • Como es adentro es afuera… a no olvidarse!!

  6. El tema es que el nacionalismo se tiene que diluir en los dos lados de la ecuación simultáneamente, no? Si no, siempre parece que un lado tiene que ceder primero. Y ahi estamos…
    Abrazo.

    • Gracias Alejandro. Si estoy esperando que el otro lo haga primero (o al mismo tiempo que yo) es porque no se ha disuelto en mí. Si la conciencia ha visto y sentido todo el dolor y el horror de los orgullos nacionales entonces ya no tiene opción: no puede creer en naciones. Si la conciencia vió y sintió entonces ya no puede seguir creyendo que es real. No es un tema de voluntad deliberada ni de opiniones sostenidas en argumentos. Es una alteración de la percepción, es una pérdida de inocencia. Abrazo

  7. Es mi deseo que la solución creativa que propones ,no esté tan lejos
    Abrazo inmenso!!!

  8. Las guerras siempre sirven a los mismos. Lo creativo y revolucionario seria compartir ese espacio, lo entiendo. Me gustaría que se probara. Pero soy consciente que los recursos JAMAS se comparten, porque sino el mundo no tendría esta impresionante desigualdad, y no viene de las últimas generaciones, sino es de SIEMPRE. Entonces, como romper con esa realidad? Solo tengo preguntas, como siempre…

    • Gracias Don Petry. Sumo a las suyas una pregunta inquietante: ¿los recursos jamás se comparten? ¿o no existe la menor posibilidad de no ser compartidos? Sólo agotando el hechizo de apropiación y de aislamiento podrá emerger otra realidad. Esperemos que sólo haya que esperar algunos pocos miles de años… Eso sí, le propongo reducir el fervor de sus mayúsculas a unas discretas y esperanzadoras minúsculas. Abrazo

  9. No quiero ser pesimista pero la perspectiva propuesta es tan superadora del conflicto que me queda la duda si estamos a la altura necesaria.
    Aca es este conflicto,pero en el mundo existen otros semejantes…..
    gracias por el articulo saludos alicia

    • Gracias Alicia. Ya es bastante con sentirlo en el propio corazón. Abrazo

  10. Los pobres del mundo, los pueblos, siempre han cedido a los asesinos, apropiadores y destructores, siempre han querido compartir. Eso está bien, en general es preferible ceder y que te manten o te esclavicen antes que entrar en guerra. Por eso yo creo que tus propuestas deberían ser enviadas a quien corresponde: los dueños del planeta, los que nos matan y nos mataron, nos explotan y nos explotaron, no a nosotros, las víctimas. No me hago cargo de lo tuyo porque me asumo como la cuarentamillonésima parte de la querida nación argentina y latinoamericana, de los que nunca hicimos la guerra por propio deseo. La guerra de nuestras Malvinas la hicieron los mismos que al servicio de los asesinos mundiales nos torturaron y nos mataron, los que no nos dejan tener proyectos propios -el que queramos, incluso el de ser una Nación, ¿o no somos libres para ser una Nación si lo queremos?- y vivir. De eso se trata. La “nación” es sólo un instrumento para vivir. ¡Es tan difícil verlo! O es que la continua bajada de línea de la educación, los diarios, la TV, etc. manejados por esos mismos dueños que nos torturan y nos matan y no nos dejan tener proyectos -y sus tristes amanuenses y chirolitas de los medios- nos han metido la autodenigración en la cabeza. ¿Qué tal “cambiar esa percepción”?

    • Jorge, queda expuesta su mirada. Parece evidente que nuestras percepciones no resultan convergentes. Pero confiemos en la astrología. Como es arriba, es abajo. Como es adentro, es afuera. Lo que percibimos como realidad externa revela nuestras propias distancias internas. El proceso de la conciencia es muy misterioso y dinámico. Seguramente habrá tenido la oportunidad de corroborar cómo, por obra del impacto de nuestras experiencias de vida, nuestras distancias internas se alteran y la realidad externa -que creíamos tan fija y objetiva- se modifica también. Lo que percibimos como “mundo externo” es una representación de nuestro proceso psíquico interno. Aquello que admiramos o repudiamos con tanto fervor invita a reconocernos en nuestros aspectos sombríos. Y el encuentro con la sombra siempre exige transformar lo que juzgamos luminoso. Y, como ya sabemos, ese desafío requiere el más alto coraje espiritual.

      • Aparentemente no miramos desde el mismo punto, por eso te escribo, ya que hablar sólo con los que miran por el mismo agujero de la cerradura no aporta tanto y amo dialogar con los que tienen una posición tomada en otro sentido, tan parcial como la mía, sin duda, pero distinta. Eso enriquece. Ya que sin duda todos -todos- vemos sólo una parte del cuadro. Por eso no hay objetividad posible.
        Lo complicado, acordarás conmigo, es que hay que vivir con eso y tomar decisiones todos los días -es decir: sabemos que nos estamos sesgando y, sin embargo, me llega la cédula de convocatoria y tengo que decidir ir a Malvinas o volverme desertor, afrontando en ambos casos la muerte.
        La sombra, de todos modos, no es algo tan arcano. Algo de ella está ahora sentada en el banquill: esos torturadores y asesinos eran parte de nuestra sombra, hasta que tuvimos un presidente que los sentó allí y nos permitió que se volvieran conciencia.
        Por otro lado, suele ser un error en el que caí muchas veces, confundir mi sombra personal con la sombra colectiva. Luego entendí que son niveles diferentes y es muy despistante mezclarlos. Por eso en general me refiero a la cuarentamillonésima parte de mi Nación. Porque claro, aunque admito que hay otras naciones y demás agrupamientos humanos, con alguna me tengo que identificar concientemente; yo lo hago con la Argentina. Estoy identificado con mi ego, con mi familia, con mi barrio, con mi país, con mi continente y con mi planeta. Miro desde allí y desde allí trato de pescar algo de mi sombra personal en todos los casos. Para conocer algo de alguna de las sombras colectivas de todos esos diferentes niveles hay que hacer un estudio sociológico, histórico, cultural, antropológico, etc. Algo de eso estoy haciendo, pero lleva mucho trabajo. Entretando, procuro, a veces infrutuosamente, no confundir los nivels para no armar líos. Eso es lo bueno de pensar diferente: ver qué opina alguien que tiene otras identificaciones, diferentes, y que está tan momentáneamente cegado por ellas como yo por las mías.
        Un abrazo

  11. El hechizo de la pertenencia…… el hechizo de la exclusión del diferente al que como tal le temo…..el hechizo de que en mi aislamiento no estoy solo…. el camino es largo pero seguramente se hará, obviamente no llegaremos a vivenciarlo, al menos en esta vida, pero llegará ese maravilloso dia en que haya una masa crítica que permita ver la luz, yo soy optimista, pero muy lejos de mi experiencia actual

    • Gracias Silvia. Resigno el supuesto beneficio de ver la luz. Aspiro a no repetir, una y otra vez, las mismas reacciones. Abrazo

  12. Hola Ale, MARAVILLOSO!
    No sé, una multitud de pensamientos y no puedo decidirme porque lado encarar mi comentario a este enorme pensamiento (que va más allá de la palabras y que sensibiliza mi alma.)
    Qué me piden los muertos de las Malvinas?
    Usaré “Acaso” (para honrar una palabra distintiva tuya, palabra que me abre, que me invita a penetrar, a enfrentar mis polaridades internas, a entrar en un debate interior, y no solamente del lado agradable)
    Acaso, no me pedirán que vea que a través de su sacrificio, podamos ver que fue el principio del fin de una era de muchísima violencia y sufrimiento en nuestro país? Acaso no nos sacaron de la parálisis, del hechizo en el que nos encontrábamos en ese momento?
    Acaso, no nos invitan a sacar nuestro don de la resiliencia? Eso que al principio hablas que todo dolor nos invita a tener el coraje de abrir nuestro corazón a la compasión? Acaso no nos señalan el camino de poder sanar el corazón de la Argentina y sentirnos parte de algo más grande? Acaso no nos invitan a que nos unamos como país a que hagamos algo mejor de lo que estamos haciendo?
    Acaso, no nos están mostrando hoy, al enfocarnos nada más en el sufrimiento y en el conflicto, que el camino que hoy estamos tomando no es el que acompaña el cambio de paradigma y evolutivo de la familia humana de la cual formamos parte? Acaso, no nos muestran que nos aislamos cada vez más, que nos distraemos con nuestro propio ombligo?
    Acaso, acaso, acaso… y honro profundamente sus vidas y muertes.
    Besos
    Dolores

    • Gracias Dolores. Sin palabras, sólo agradecerte. Abrazo

  13. Gracias Ale por colaborar a que el recuerdo de esta fecha no sea solamente un “fin de semana largo”. Gracias por compartir esta brillante reflexión.
    un abrazo
    Verónica Sangrá

  14. Muy valioso tu artículo a la hora de repensar Malvinas y la inevitable asociación a la palabra soberanía. Soberanía que lleva a pensar en soberano, único, dueño absoluto, superior, verdad absoluta e indiscutible, etc. Qué lejos está la vida real de estos conceptos. Qué lejos está la creatividad y la virtud, de aquellos conceptos. Decididamente habrá que repensar el futuro lejos de ellos para que nos pesen menos los muertos de Malvinas.

    • Daniela Lodi es mi hermana. Y porque siente cosas como las que expresa, me siento orgulloso de ella. Gracias Dani. Abrazo

  15. quedo reflexionando sobre nuestros antecesores..Cain y Abel..En la lógica antagónica de la polarización …. En las guerra, como el éxtasis de la polarización vincular,en el encanto de vincularse siendo dueño de la libertad del otro, tomando su vida…Para algun dia poder hacer realidad la ultima parte de la frase de Lennon “Nada por lo que matar o morir…”
    gracias como siempre a invitarme a la reflexion
    abrazo

  16. “Qué hacer con el silencio cuando la cabeza estalla? Cómo parar la impotencia de no poder hacer nada? En un pais enfermo, todas las cartas sobre la mesa, jugamos juegos perversos entre futbol y guerra”, dice León Gieco en su canción Para la vida, refiriendose a “un tiempo que no podemos entender”. Tu pluma, Alejandro, tiene la cualidad de conmover mi alma, como Gieco. Y cuando termino de leerte, sigo con los comentarios que dan cuenta de la sensibilidad de tus lectores. Y esta vez mi alma encarnada resuena con lo que expresa Alejandro Luna y Gabriel Petry… Y aparecen sentimientos contradictorios y… En el sin sentido y la insensatez de la guerra la cancion de Gieco, tu nota… alivian el alma. Ensayando otro abrazo te agradezco abrirnos tu corazon. Myriam

    • Gracias Myriam. Pero te aviso que no escribo con pluma. Eventualmente lo hago con una birome “Bic” o “Sylvapen”. Abrazo

  17. Admiro tu capacidad, para desde la astrología abordar un tema “tan urticante”, como éste, ya q siempre fue así. y… tan lleno de un dolor q no cierra y de tiranteces respecto de una mentada “soberania” , como bien decís.
    Un detalle… me gusta la elección de tus citas y los comentarios q te dejan.
    Gracias Ale, un beso, Isabel.

    • Gracias Isabel, También disfruto de los comentarios, Abrazo

  18. Ale como siempre claro, amplio y con una visión que va más allá de las fronteras y las costas. Tal vez sea que miramos por la misma ventana y compartimos el mismo sentimiento. Agradezco la pasión con que lo hacés porque siento tu amor profundo por la VIDA UNA. Gracias Ale, como siempre por enriquecernos. Un abrazo Cristina Caamaño

    • Gracias Cristina. Me alegra compartir ese sentimiento. Abrazo

  19. mientras que como vos bien decis no aprendamos , que todo se puede negociar y que la SOBERANIA, es mentira que NO ES NEGOCIABLE siempre se puede intercambiar intercambiar ideas y enriquecernos , llegar acuerdos , incluso las fronteras son otra mentira que solo responden a intereses que lejos están de sumar al ser humano sino de sumar al materialismo ,nos olvidamos de virgo sistema donde todo tiene un orden que responde a algo que no entendemos pero que existe apesar de no entender un cariño cristina

  20. Sólo puedo añadir una plegaria:
    Que el “dolor” traiga la debida recompensa de Luz a las mentes.
    Que el Alma controle la forma externa,y todos sus acontecimientos,y traiga a la Luz ,el Amor que subyace en todo cuanto ocurre en ésta época.
    un abrazo
    silvia

  21. gracias Alejandro por compartir estas reflexiones, acuerdo con tu preocupación por buscar el modo de quitarle sentido a la guerra. Es la manera más amorosa de Honrar a los chicos de Malvinas y los muertos por las guerras.
    Los nacionalismos pueden ser el nudo que nos ata a prejuicios y bloqueos, Abogo por un espíritu nómade, libre, que nos lleve a ser ciudadanos del mundo, capaces de conocer y compartir con todos…

  22. Quizás lo único que necesitemos es la INCLUSIÓN DEL ALMA….y a partir de ahí que frontera podrá separarnos?….
    Gracias por tan profundo artículo!

    • Gracias Triny. Y sabemos que el obstáculo para generar inclusión es el ego, sea personal, sea nacional. Abrazo

  23. Gracias Alejandro por compartir.

    En lo personal, hago mea culpa, por haber participado de aquella Plaza de Mayo del 2 de abril del 82, y me hago cargo de haber sido parte del delirio colectivo de ese momento………

    • Gracias Ana. Como siempre, la culpa no es buena consejera. Creo que el desafío es percibir el hechizo que nos condujo a esa plaza, ver su sombra y agotarlo así en nuestra conciencia. Lo ocurrido es inmodificable, la clave es disolver el mecanismo de repetición. Y sólo se disuelve haciéndolo consciente. Abrazo

  24. Alejandro, gracias por compartir tus pensamientos, a los cuales adhiero. Esta fecha en lo particular es dolorosa, uno de mis sobrinos estuvo allá, siempre se llevan a los jóvenes…
    Poder pensar Malvinas sin polarizar, quizás empezando ” a coser por el medio” sería un comiezo para no apelar a la TECLA de la repetición según las necesidades políticasy de conveniencia del momento.
    Abrazo. Liliana

    • Gracias Liliana. Resistir los encantos de la polarización es un arte complejo y -creo- un desafío inevitable. Si se atraviesa el dolor, la polarización comienza a mostrar su espanto. Abrazo

  25. muchas gracias Ale por este articulo! justo hoy leía en el I Ching “la adversidad es muchas veces la unica circunstancia que nos hace reexaminar la estructura que nos explica la vida y sus fenomenos… y como un martillo cosmico da golpes a nuestra conciencia hasta despertarnos….”. Tus palabras me ayudan a reflexionar sobre el sentido y el mensaje de la adversidad que traen las guerras, tanto personales como colectivas…

    • Gracias Silvia. Sincronicidad china. Muy elocuente. Abrazo

  26. Una visión abierta a la creatividad es un remanso en medio de tantas exclamaciones de “viva la patria”. La bandera que se agita con un “volveremos”; debería contener puntos suspensivos, porque sería fabuloso, deseable, sano, – y hablaría realmente de nuestra evolución (de la que tanto solemos escribir sin dar el paso colectivo)-, proseguir la frase con un “…con la paz en nuestras manos”. Las utopías son utopías hasta que la consciencia las hace posibles!. Y mientras no haya puntos finales, podemos seguir expandiendo significados. Esperemos sacarnos el punto de nuestras cabezas!. Excelente!

    • Gracias Gabriela. Agotar polarizaciones habilita discernimiemto y acceder a variantes creativas. Sigamos agotando. Abrazo

  27. Tu artículo es muy claro. Ahora, cuando lo leo, empieza a querer ser confuso…Pienso que es un buen momento para usar un identificador, un examinador, y ver si se puede dar con el gnomo interno que me anda confundiendo las cosas, los artículos claros – por ejemplo -… Los internos ejércitos benignos y malignos, se alistan ante el artículo que golpea la puerta de casa…Creo que la paz, la guerra, se dirime en este escenario personal…y luego, este hombrecito pone el grito en el mundo. Lo tan bellamente posible, sería poder poner un grito de alerta, de cuidado, de despertar…asi es escuchado como tal, amorosamente. A uno le hace bien amar, sabiendo que ese amor es como resultado del litigio interno, donde uno no se sale de su ser responsable y, encima, tiene ganas de abrazar a los demás. Como a vos. Alberto

  28. Gracias por la claridad y la amorosidad con un tema tan complejo. Comparto que los muertos de Malvinas ( y los de todas las guerras) piden un salto amoroso de conciencia y no sacrificar lo sagrado de la vida por valores que a esta altura parecen medievales.
    En estos tiempos siempre tengo la sensación al leer los diarios de estar leyendo cosas repetidas y antiguas….. Un beso. Adriana

    • Gracias Adriana. La repetición es agobiante, tensa, reseca… Tanto que no hay opción para no dar ese salto. Es por agotamiento.
      Un abrazo

  29. Siento que algo pasa en el mundo, sera un nuevo paradigma que esta por forjarse ???
    Como nos costaba soltar , abrirnos y decir lo que sentimos . Que maravilla poder hacerlo…
    Siempre que te leo Ale , a pesar de estar alejada de casa XI muchas cosas vibran en mi y me confrontan. El estar en el mundo me brinda la posibilidad de vivir esto que hoy vivimos. Sabes que siento ?? Años atras nos protegian mascaras que nos posibilitaban actuar en el mundo , hoy las mascaras son tan fragiles, como sostenerlas. Maravilloso momento que nos toca vivir, quien quiera oir , QUE OIGA , quien quiera ver ,QUE VEA , quien quiera sentir, QUE SIENTA …quizas el secreto esta alli , un nuevo paradigma estara por forjarse ??? Cuanto tiempo sin que eso suceda, algo siento y me hace feliz haber encarnado en este momento historico de la humanidad.
    Un beso y un abrazo Adriana Maña

    • Gracias Adriana. Y es evidente que algo pasa en vós ¿Qué estará por forjarse? Abrazo

  30. Recuerdo que tres dias antes del 2 de abril , la plaza de mayo se lleno de gente que pediamos a gritos el fin de la dictadura militar.
    Dos dias despues en la misma plaza se entregaba la cabeza de estos pibes al dictador Galtieri.
    NO HAY JUSTICIA QUE REPARE LO QUE HICIMOS CON TANTOS JOVENES ARGENTINOS ….. EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS …. Hoy estamos hablando de construir junto a America Latina medios democraticos para apelar a nuestros derechos. Hoy escucho esto y siento que algo ha cambiado y mucho. Seria maravilloso un mundo integrado sin odios ni rivalidades. Pero los procesos llevan tiempo y la conciencia aun nos susurra al oido ” Nada de lo humano me es ajeno “…..Si Ale , algo pasa en mi , la historia siempre me la contaron , hoy la historia la vivo yo, y puedo OIRLA, VERLA y SENTIRLA . Algo se esta forjando en mi seguro , y en el pais tambien mas alla de las diferencias que son necesarias para todo crecimiento. Un beso y gracias por tu respuesta

  31. Alejandro
    Me acuerdo ese 2 de Abril, al principio creí que que todo era una locura y luego me dí cuenta que mi primera impresión era cierta. Desde mi humilde lugar hice una donación en dinero para que les llegara comida a los soldados, luego con mis compañeros de trabajo juntamos lo que creíamos podría servirles a los chicos del frente: chocolate, galletas, latas de conserva, agua, también cigarrillos y cartas, muchas cartas. Las que sabíamos tejimos bufandas para tratar de paliarles el frío, también guantes. Embalamos todo y lo entregamos al gobierno para que lo hiciera llegar. La ilusión estaba. Luego nos enteramos que no les mandaron nada y que en ese territorio los chicos pasaron frío, hambre y seguramente muchas cosas horribles más.
    No obstante sentir que la herida está todavía abierta, con discursos vacíos no se aporta nada, tampoco con instituciones médicas para ex combatientes. Ellos tienen necesidades y no se cubren.
    Yo fui designada perito contadora en un expediente inciado por un ex combatiente para que le ajustaran su haber…. murió antes de que hubiera sentencia. Sus herederos siguen la lucha. Una pena…. un horror.
    Gracias por permitirme esta catarsis.
    Cariños

    • Gracias Adriana. Nuestras catarsis individuales contribuyen a nuestra cura colectiva. Gracias por tu sensibilidad. Abrazo

  32. … valiente y fiel al ascendente en acuario. Y a Neptunazo.
    El tema de la guerra y el nacionalismo es muy complejo y tu artículo también tiene muchos planos. Mientras te leía pasé por muchos sentimientos y matices diferentes. Leo tantas cosas entre líneas que te pido que me tengas paciencia ya que me decidí a escribir y mi comentario va para largo.
    Mi opinión:
    La tecla Malvinas aún suena en falso. No la escucho en absoluto como vos “la tecla matar para honrar muertos”, más bien en los discursos actuales la escucho como “la tecla una causa sin sentido”.
    Para mí el 2 de abril es un día especial, de reflexión y silencio. Un día para honrar a los muertos, a sus familias, a los heridos física, mental, emocional y/o espiritualmente. Hace años comencé por honrar a los 649 muertos argentinos, iba al Cenotafio en Plaza San Martín y recorría sus nombres, luego incluí los heridos y a todos los que fueron o tuvieron que ir a la guerra. Hace un tiempo sentí que quería incluir también a los ingleses, dicen 255, 3 isleños. Hubo gurkas y filipinos muertos, no se sabe cuántos. Luego las familias de todos… finalmente tomé mayor conciencia de mis heridas por la guerra y me incluí a mí misma. Este ha sido mi recorrido hasta ahora y mi pequeño e íntimo ritual consiste en la oración.
    Para mí honrar a los muertos es no explicarlos. No justificarlos. Tampoco buscar el sentido que tuvo esa muerte. No seguir matando por ellos. No imaginar lo que me piden los muertos. Acaso no me piden nada. La muerte es sagrada como vos decís, es misterio, igual que la vida. No importa si morimos de viejos o en una guerra a la que nos llevan otros. Sigue siendo individual, perfecta para cada uno.

    Si bien pasaron 30 años, para muchos la herida está aún abierta. Lo veo en sus ojos. Entre los veteranos de guerra hay una gran polarización, están los que creen en el valor de haber defendido su Patria, como ellos lo entienden, no importa si compartimos o no esa idea, son personas que están doblemente heridas, por la guerra y por la indiferencia y hasta desprecio de la sociedad. Están los que niegan completamente la causa de Malvinas, y que también quedaron heridos. Nuestra mirada astrológica nos dice que la cosa seguramente debe andar por el medio. Si vaciamos completamente de sentido la guerra de Malvinas y negamos la defensa de la patria dejamos muy solos a un grupo y yo siento que no es por ahí. El otro camino, creer en la guerra, ya lo experimentamos y sabemos concretamente que nos lleva al dolor y a ninguna solución. Pero tu propuesta la siento muy lejana. Creo que el primer paso para llegar a algo tan amoroso como lo que planteas, es estar en paz y aceptación entre nosotros, es abrazar a todos los que estuvieron allí y a las madres y padres cuyos hijos murieron. Sería importante abrazar a aquellos que creen que lo que piden los muertos es que sigamos defendiendo la soberanía y el territorio nacional. No importa que no compartamos esa idea, lo que digo es que antes de disolver el nacionalismo debe aparecer el amor entre nosotros. Te cito textualmente: “Si tenemos el coraje de abrir nuestro corazón, la guerra puede significar un ritual de comunión frente al dolor. La guerra como oportunidad para que florezca la compasión”. Sí.

    Creo que en la base de todo conflicto siempre hay un tema de límites, a veces límites geopolíticos y de recursos, pero siempre límites humanos. Los límites son necesarios para mantener un orden y son sanadores. Además de Neptuno, tiene que estar presente Saturno en la solución de un conflicto.

    Siento que el día que vivamos en “Imagine” y que propuestas, tan sensatas y generosas como la tuya, se puedan implementar, dejaremos de ser humanos. Seremos divinidades.
    Muchos dicen que a eso estamos convocados…pero parece tan lejos aún.

    Dice Gandhi que tenemos que ser el cambio que queremos ver en el mundo. Tu propuesta de estimular percepciones creativas para la resolución del conflicto podríamos intentar ejercitarla en pequeño, en nuestros conflictos personales y cotidianos, entre hermanos, socios, parejas,…,antes de intentar disolver el nacionalismo…disolver la rivalidad River Boca? me pareció o había un sabor a triunfo en todo hincha de Boca cuando River fue al descenso? …considero que eso es perfectamente humano… El conflicto es humano y el ejercicio del límite también. Veamos cómo podemos ser más creativos.

    Última reflexión: cuando los chicos se lastiman saben que parte de la sanación es el Amor y vienen a buscar un beso o un mimo en sus heridas.
    Hacen falta más besos en la Herida de Malvinas.
    Abrazo de corazón.

    • Querida María, a la “tormenta de intuiciones” has respondido con “ráfagas huracanadas de amor y comprensión”. No dejaste despacios sin atender. Hasta supiste incluir el desafío transpersonal de la aparentemente pequeña anécdota futbolística del descenso de River: ¿qué festejamos los que simpatizamos por Boca si no se trataba de un triunfo de nuestro equipo? sencillamente, el sufrimiento de nuestro enemigo.
      Cada palabra que elegiste en tu comentario, el contacto sensible con la experiencia que revela, la humana ternura y amorosidad desde donde brotan tus imágenes… No encuentro cómo agradecerte. Pero, por suerte, ya lo sabés. Abrazo

  33. Hace muy poquito vi en el cine la película “La dama de hierro”, y salí profundamente conmocionado, con mucha bronca y tristeza. Particularmente en la escena donde Margaret Thacher decide en pocos segundos poner fin a la vida de cientos de niños cadetes argentinos de 17 años que viajaban en el General Belgrano. Automáticamente vinieron a mi mente las imágenes de mi niñez, cuando un general borracho decidió ocupar las islas. Y como el pueblo salió a apoyarlo con pancartas que decían MERLO PRESENTE CON ACEITE CALIENTE, cuando solo un par de días antes era brutalmente reprimido por el mismo régimen en la misma plaza. Me recuerdo en una reunión familiar en mi casa, el mismísimo 2 de abril, donde tuve el atrevimiento de decir que la invasión me parecía una locura, recibiendo como respuesta un impactante insulto de mi tía: “Pendejo hijo de puta, antipatriota de mierda, deberías dejar este país e irte a vivir a Inglaterra”. Recuerdo a la viejita actriz Pierina D´Alessi dando sus poquitas joyas para juntar fondos para la causa en un programa maratónico dirigido por Pinky y Cacho Fontana. Me recuerdo a mí mismo juntando por el barrio alimentos y golosinas para los soladitos, que luego solo llegaron a los militares de alto rango que en algunos casos ni siquiera fueron a las islas. Miles de imágenes de la sinrazón humana. Conductas arquetípicas que nos hechizaron colectivamente y que luego fueron aprovechadas por un pequeño grupo de sátrapas de ambos lados para sacar sus réditos políticos y económicos personales. Tu artículo es como un bálsamo para tanto dolor. Una hermoso ejercicio de lo que podríamos hacer para superar tanto desquicio, tanta estupidez humana. Lejos estoy de pensar que tu propuesta sea utópica. Con la conjunción Urano Plutón salieron a la luz por primera vez los objetores de consciencia en la Guerra de Vietnam. Por primera vez la humanidad se permitió pensar que no era el peor delito “dejar de servir a la Patria” por simple convicción. Hoy que ya estamos en cuadratura de esos dos transpersonales, es tiempo de darle forma a este hermoso, saludable y evolucionado pensamiento. Yo creo que en el horizonte ya se vislumbra como realidad inevitable que nuestro destino como humanidad se dirige a la supresión de las nacionalidades. Tal como lo propusieron Krishnamurti y Lennon, entre otros genios e ilumminados del mundo moderno. Gracias Ale por iluminar el camino…

    • Gracias Diego. Por las dudas, no confíe mucho en la iluminación que me agradece. Mi estado habitual más bien es la penumbra (y eso que estoy mejorando).
      Abrazo y gracias por abrir tu propia historia.

      • Creo que para iluminar no es necesario ser un iluminado. Para mí tiene que ver con la actitud de mostrar la cara oculta y oscura de ciertas cosas. El provocar que se gatille en la gente algún pensamiento lateral, novedoso, que le sirva para encarar aquellas situaciones que no parecen tener solución cuando son abordadas desde los parámetros conocidos, sentidos y aprendidos desde la niñez. Y quién mejor para hacerlo que alguien que esté muy consciente de sus propias oscuridades? Todos los pueblos tienen una Tecla Malvinas. Lo dicho se aplica a los judíos vs. palestinos, armenios vs. turcos, los indios vs. los paquistaníes etc. etc. Que buen momento para ir resolviendo conflictos que llevan siglos!! Necesitamos generar una masa crítica de estos puntos de vista para intentarlo. Y sobre todo ser conscientes de nuestra propia sombra. Si logramos salir por un momento de la posición nación victimizada por el imperialismo y el colonialismo pirata y empezamos a conectarnos con nuestra propia brutalidad, rememorando por ejemplo, como matamos al 90 por ciento de los paraguayos mayores de 25 años en la Guerra de la Triple Alianza, quedándonos con parte de su Chaco y condenando a esa nación a un futuro gris. Si vemos que fuimos responsables de un genocidio de aborígenes para conquistar la Patagonia, o que nuestros derechos sobre las islas también están basados en una “legítima”?? herencia colonial española, podremos empezar a tocar que estuvimos en ambos polos del drama arquetípico de la depredación tribal. Creo que ser conscientes de eso, es el primer y necesario paso para cambiar la mirada que nos ha mantenido en el conflicto durante tantos años.

      • Me quedo más tranquilo… Impecable tu comentario. Me hiciste recordar a Daniel Barenboim y su orquesta palestino-israelí. Es muy contundente ver ese encuentro. Es una imagen que sorprende a la mente, la desubica. Esos rostros condicionados a odiarse, esos corazones con sus sombras individuales y colectivas ¡generando música! Es ciero que es muy fuerte el condicionamiento arquetípico, pero de pronto algunas conciencias sienten “¿y por qué no?” y simplemente lo hacen: abren el corazón y se encuentran… Ya que estamos entre astrólogos, el Sol en Escorpio y la Luna y Ascendente en Acuario del propio Barenboim nos indica cuáles son las cualidades que entran en juego en este desafío. Abrazo

      • Admiro a Baremboim por su talento, valentía y empeño para crear nuevas teclas de paz. Comparto su signo solar. Y si bien no tengo toda esa maravillosa energía acuariana que lo hace un genio transgresor, mi ascendente en géminis me indica que es bueno intentar tender puentes entre mundos aparentemente irreconciliables. Saludos Alejandro y gracias nuevamente.

  34. Es mas facil hablar del hechizo colectivo q del individual…, quien tiene tal grado de apertura para abrir su casa y compartir todo con todos? todo, todo….eh?…estamos hechizados con nuestros propios bienes, con nuestras propias familias, con nuestro pequenio mundito, saquemonos primero lo tribal individual y desde alli hablemos. A mi modo de ver,pedir a lo colectivo lo q todavia en lo individual no esta ni cerca de suceder es utopico.

    • Gracias Silvina. Si es por lo fácil, es fácil hablar. A secas. Hablar de cualquier cosa.
      Coincido con usted y con Buda: el conflicto humano es el apego. Y pareciera que sólo aceptamos compartir cuando el vínculo con el otro se ha tornado una pesadilla. Por ejemplo, cuando la conciencia se satura del horror de la guerra. No compartimos por bondad, sino por agotamiento. Algunas conciencias individuales se agotan antes que otras. No hay por qué compararse.
      Por último, lo que usted llama “tribal individual” es bastante parecido al ego. Algunos dicen que las naciones son proyecciones del ego. Abrazo.

  35. Ale, impecable. Ya el hecho que te dispongas a escribir sobre este tema taan urticante y creador de opiniones polarizadas, habla de que lejos de ser utopica tu propuesta, es seguir buscando la sanacion para tanto dolor. Creo que con esto vos nos traes una actualizacion de la solucion, no del conflicto. Actualizarla en terminos de otra conciencia, y creo que vamos por el camino y me parece lo importante. Es decir, recorrer el camino que nos va llevando a despojarnos de viejos paradigmas o ideas nefastas. No creo necesario abundar en detalles politicos ni squiera strologicos que no se !. Pero mucha gente esperaba otro anuncio distinto del que dio la presidenta en el tema Malvinas y mucha otra celebro que no recurriera a viejas soluciones. Y eso no significa negarle el reconocimiento, y el amor que podamos darle a las victimas. Creo necesario aceptar los ciclos , seguir aferrado al anterior no nos permite contrastar, luz y sombra, quedarnos en una luz propia o colectiva vieja nos vuelve completamente ciegos.
    No se, pero no puedo evitar ver ya ridiculo a Videla hablando de cantidades de desaparecidos o justificaciones. Vale la pena escucharlo? Puede importarnos realmente lo que el opine? Gracias por invitarnos a reflexionar y ojala se abran las fronteras internas de cada uno. Abrazo

    • Gracias Vero. Disolver fronteras (y sobre todo internas) suena muy bien. Abrazo.

  36. Comparto y admiro tu manera de expresar y ver con el más puro sentimiento del alma, gracias nuevamente por compartir!!!❤️🍀

  37. Gracias Alejandro. Un abrazo fraterno.

  38. Hola Ale.. A veces me pasa que me duele tanto el mundo que cierro los ojos como hacen los niños..Sería algo así como ‘acá está, acá no está..’ ¿Así es el juego que le hacemos a los bebés, verdad…? …Y es que yo abro los ojos y veo a mis hermanos linchando a otro hermano, acá nomás, en Palermo, en Rosario, o en el living de la casa de mi vecina.. ‘Caín y Abel’ somos ahora Cain y Cain o Abel y Abel.. Eso me provoca un dolor que no puedo describir.. me cuesta incluso escribir estas palabras.. Pero me propongo a hacerlo reflexionando sobre mi.. Asumiendo mi participación en lo colectivo, como es arriba.. como es afuera.. me pregunto qué partes mías estoy linchando con tanta crueldad.. Me dijiste que la culpa no es buena consejera.. también lo escribiste en uno de los valiosos comentarios que he leído uno a uno.. (y es que los comentarios son tan profundos en desafío, muchas veces, como tu escrito mismo..) …Será que linchar un hermano es la última y más cruel resistencia posible del ego en la que podemos sucumbir, agobiados y aterrorizados por la llamada urgente del Alma..? Sentirnos acorralados por todo aquello a lo que nos invita insistentemente y cometer los más autodenigrantes autocastigos linchando a otro que en realidad soy yo.. y cuando digo ‘yo’ digo ego… Será la última y más cruel frontera..? ..quedaremos agotados de tanto espanto..? será éste el dolorosísimo y costosísimo hecho que nos habilite a ceder y a reflexionarnos y, por fin, sentirnos agotados en el hechizo..? Será toda esta crueldad el big bang monstruoso que por fin nos habilite a la creatividad que ya no aguanta de esperar..? y sin poder parar de llorar me pregunto..¿Tendrá previsto el Alma que traspasar fronteras, alguna vez, no sea tan doloroso..? O mejor me corrijo y me pregunto ¿lo tendrá previsto el ego?.. Alguna vez habilitaremos que nuestro ego sea tierra húmeda y flexible, antes que duro concreto..? Será posible que podamos vivir alguna vez en Alma y ego abrazados..? Podremos por fin entender que el Alma no es una amenaza para el ego sino que es la Maravillosa Manifestación del Misterio de nuestra Existencia que se encuentra y se celebra con otras Existencias para ser Una sola..?
    He llenado de preguntas el aire y mi corazón.. Pareciera que no he estado hablando aquí de la tecla Malvinas.. Aunque al leer no he podido dejar de pensar una y otra vez en estos linchamientos y en lo que moviliza en mi interior y en mi sombra..(quizá sea la tecla ‘soberanía del ego’..)…Y quizá, con ingenua o desesperada visión, quiero entender que o -esperanzadoramente me atrevo a creer que- quizá Rosario, Palermo o en donde sea que nos encuentre el desafío vincular, quizá sean la muy cruel manera con la que tal vez finalmente logremos quedar asqueados y aturdidos y nuestra Consciencia ceda finalmente ante el hechizo.. por fin abrir Compasión.. por fin habilitar la Creatividad..
    Gracias Ale, con todo mi ser, con toda mi admiración y con toda la gratitud y cariño, por este encuentro de almas que siempre significa para mi leerte… Un fuerte y gran abrazo…

    • Gracias Sofia. No sé responder ninguna de tus preguntas. Seguramente el sentido no es darles respuestas. Es una bendición disfrutar de tu sensibilidad. Eso sí: respira un poco, encontrarte con gente amiga que te quiera y… cantá. Abrazo del alma.

  39. “El nacionalismo es una fijación colectiva en la fase Cáncer-Leo del desarrollo de la conciencia humana”
    Habiendo nacido como país canceriano =9 de julio= No me extraña que aún continuemos con esta dinámica en muchos temas, que “somos h o somos anti h” y un largo etc….. Muy interesante y “disparador” creativo tu reflexion . Muchas gracias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: