Posteado por: alejandrolodi | 8 julio, 2012

Seminario “Gira democrática y misteriosa” (cuarta parte)

Un ciclo de Saturno en la historia argentina (1982-2011)

 Alejandro Lodi

 (Julio 2012)

 CUARTA PARTE

 Fase X: De julio de 2004 a julio de 2006

El tránsito de Saturno por el Medio Cielo representa la oportunidad de consolidar autoridad, de plasmar del modo más objetivo la firmeza estructural de un proceso. En la lógica del desarrollo de los ciclos, la fase X representa el momento de su culminación, de recoger los frutos que corresponden a la conciencia con la que ha sido recorrido el proceso. Referido a Saturno, son tiempos de expresión madura de lo que se ha aprendido realmente (no en forma ideal) a lo largo del ciclo, tiempos de realismo en los logros y de necesaria frustración de lo que se creía haber logrado desde los anhelos subjetivos.

Atendiendo al ciclo saturnino iniciado en 1982, el proceso democrático destaca la sincronicidad de las distintas presidencias con los tránsitos por las casas angulares.

Estas cuatro presidencias son símbolos de lo desarrollado en el proceso democrático. Representan hitos en el ciclo de estructuración iniciado en 1983. Y si confiamos en la lógica que transparenta los tiempos astrológicos, cualquier análisis profundo y objetivo debería incluir cada una de estas etapas de gobierno y significarlas dentro de un único proceso. Cada una de ellas está vinculada con las demás, cada una de ellas habilita al mismo tiempo que condiciona a la siguiente. Como entidad comunitaria, somos una dinámica que incluye esas cuatro calidades como fases de un ciclo colectivo. Cada una necesaria e insuficiente, porque como parte de un proceso ninguna de ellas es capaz de sintetizar la complejidad de la totalidad. Cada una se diferencia de la otra y ninguna es el todo en sí misma.

En esos tiempos de Saturno transitando la casa X de la Argentina se consolida el gobierno de Kirchner y el ordenamiento y recuperación económica con Lavagna conduciendo la economía.

Son tiempos de convergencia y transversalidad. El intento parece ser reunir referentes de esa “nueva política” demandada por los cacerolazos del 2001 y de una progresiva diferenciación de los referentes de la “vieja política”. No obstante, en este momento de consolidación aparecen gestos que comenzarán a marcar un surco cada vez más grueso en el que aquella convocatoria renovadora adquirirá rasgos de exclusión y polarización.

Recordemos que diferenciar no es excluir, ni discriminar es disociar. La percepción de polos que tienden a concentrar la energía en extremos que resultan antagónicos requiere el crucial esfuerzo de verlos como parte de una misma circulación, de una única dinámica que necesita de ambos para generar respuestas cada vez más integradoras. Es el pulso de vida y muerte, construcción y destrucción, conservación y cambio. Antes que polos en batalla, la percepción de esa dinámica polar se muestra como una operación conjunta, una co-operación. El conflicto como fuente de creatividad, antes que lucha por la hegemonía absoluta. Y es, precisamente, el anhelo de hegemonía absoluta de un polo lo que da sustancia a la lógica de la guerra. Hegemonía absoluta de un polo es exclusión definitiva del otro.

Propongo tomar tres hechos como referencia: el discurso de Kirchner en la ESMA en marzo de 2004, el triunfo electoral en la provincia de Buenos Aires sobre el duhaldismo en 2005 y la decisión de prescindir de Lavagna en noviembre de ese año. Emblemáticamente, estos sucesos representaron la búsqueda de una concentración de poder apropiándose de un modo –como quedará de manifiesto luego- cada vez más exclusivo de tres áreas sensibles: los derechos humanos, el poder político y la economía.

En aquel discurso de 2004 Kirchner se presenta a sí mismo como el primer presidente de la democracia que toma acciones respecto a los crímenes del gobierno militar. Con ese gesto logra identificar la causa de los derechos humanos con su propia persona y su propio gobierno, pero al mismo tiempo queda desconocida toda política anterior y todos los hechos generados al respecto desde 1983. El proceso de la memoria colectiva es alterado. Surge la necesidad de rectificarlo a favor de la verdad tal como la interpreta el grupo gobernante: unilateralmente se corrige el prólogo del “Nunca Más”.

La posibilidad de percibir la relación de la sociedad con su violenta experiencia de la década del 70 como un ciclo se trunca. La perspectiva del tiempo -que permitiría registrar todo lo vivido (juicio a las juntas, sublevaciones militares, leyes de punto final y obediencia debida, indultos, etc.) como fases de un proceso complejo que habilita tomar ahora decisiones reparatorias y de consumación de tanto dolor- es simplificada y reducida a la dimensión de los atributos personales de un gobernante providencial. Así, comienza a inscribirse en el relato oficial una visión autorreferente y fundante: donde nadie había hecho nada (o sólo claudicado incluso con complicidad) surge una figura presidencial que al fin hace justicia.

Sin necesidad de juzgar intenciones (que pueden ser desde muy nobles a oscuramente manipuladoras), la consecuencia es una fractura que comienza a operar en la conciencia colectiva. Valores universales de la sociedad quedan identificados con las cualidades de una facción política, la adhesión a una causa humanitaria ecuménica queda asociada al apoyo a un gobierno específico: si no se está de acuerdo con la personalidad presidencial se está a favor de un genocidio.

Por otra parte, el triunfo en las elecciones legislativas de 2005 imprime en Kirchner la convicción de poder prescindir de la herencia duhaldista y alinear al aparato peronista detrás una política más centrada en sus propias visiones personales. Y quizás el rasgo más condicionante lo representaba el ministro de economía heredado. A partir de la salida de Lavagna del gobierno luego de aquellas elecciones, es el propio Kirchner quien asume las decisiones en la economía, iniciando un proceso de progresiva concentración de poder y de decisión en su propia figura. De este modo, aquel movimiento kirchnerista que se proponía convocante a la transversalidad comienza a ser expulsivo. Antes que congregar empieza a generar exiliados. Serán más los que empiezan a salir que los que estén llegando.

Es interesante atender a este punto que ya fue desarrollado en otros artículos escritos en el contexto de la crisis del 2001-2002 (ver https://alejandrolodi.wordpress.com/2010/03/11/2002-el-colapso-de-lo-que-creemos-ser/ ). El contexto astrológico en  los primeros dos años de la presidencia Kirchner tuvo que ver, no sólo con el tránsito de Saturno al Medio Cielo, sino a la  oposición Sol-Luna de Argentina en el eje Cáncer-Capricornio y casa X-casa IV. Tiempos para madurar la relación entre las figuras gobernantes (Sol en Cáncer en Medio Cielo) y el pueblo (Luna en Capricornio en Fondo de Cielo), para hacer consciente y tomar responsabilidad sobre un vínculo que, teniendo la potencialidad de expresar una cualidad de contacto sensible y complementario, atento a necesidades populares y que valora el factor humano, puede derivar en la disociación entre un pueblo carente y demandante y el personalismo de figuras afectivizadas sobre las se proyecta atributos paternales o maternales que sobrecargan la subjetividad y la pérdida de discernimiento, y que alternan sentimientos de devoción incondicional y desilusión o frustración.

El culto a la personalidad del líder en la relación entre pueblo y gobernantes supone la sobrevaloración de una única opinión, sabia y bondadosa como la de un amado padre o amada madre. Así, abrir el juego a diferentes miradas que generen una dinámica de decisiones en la que ninguna visión prevalezca en forma absoluta y excluyente, es vivida como síntoma de fragilidad. Lo seguro es el cobijo de la convicción de la personalidad gobernante, que cuenta además con la propiedad exclusiva del bien. Disentir con su voluntad es estar a favor del mal. La supervivencia de la comunidad, la cobertura de las necesidades básicas del pueblo, sólo están garantizadas en la adhesión incondicional a la figura de un líder carismático, paternal-maternal, providencial.

Recurriendo a nuestra memoria histórica, podemos asociar este rasgo con el valor otorgado a una figura: el caudillo. Un arquetipo caracterizado por una cualidad protectiva, concentradora de poder, sabia y conocedora de lo bueno, que exige absoluta incondicionalidad y para la cual toda voluntad que se le oponga resultará una traición irreparable que debe ser castigada. La fidelidad al caudillo revela el supuesto de la política como guerra. La percepción de la vida en comunidad como conflicto de intereses antagónicos y excluyentes, en los que unos deben prevalecer de un modo pleno y total sobre los otros, sin disenso ni oposición. Parece inevitable que la organización de una sociedad alrededor de la figura del caudillo adquiera un carácter pre-democrático o al menos autocrático. La ley es la voluntad del líder. El consenso cede a la prepotencia. La devoción a la personalidad entronizada y el alineamiento compulsivo a una visión única que se auto-legitima como verdadera reemplaza a la contención y el debate de diferentes percepciones acerca de la verdad y a la dinámica de alternancia en la responsabilidad de la toma de decisiones.

En nuestro imaginario colectivo, estos años del proceso democrático iniciado en 1983 parecen haber reforzado la sensación de que una figura presidencial fuerte es garantía de gestión y que abrir el debate a diferentes opiniones resulta peligroso, frustrante o debilitante. La paradoja es que esto lo vive una entidad colectiva Ascendente en Libra.

¿En fase X comienza la  pelea con Clarín..?

 No. El conflicto con Clarín será a partir de la crisis con los sectores del campo en 2008. En verdad, antes que enemigos, en estos tiempos gobierno y Clarín parecen tener una buena relación. De hecho, recordemos que dos días antes de que asuma Cristina, el 8 de diciembre de 2007 el gobierno autoriza (con la firma del secretario de comercio interior, Guillermo Moreno) la fusión de Cablevisión y Multicanal, lo que representa una importante concentración de medios de comunicación a favor de un grupo del que Clarín cuenta con la mayoría del paquete accionario.

Fase XI: De julio de 2006 a octubre de 2008

 

La fase XI de un ciclo es el tiempo en el que emergen las semillas de lo nuevo. El proceso ya consolidado en fase X ha comenzado a dar sus frutos y sólo resta disfrutarlos y comenzar a retirarse de él. La energía se orienta, ya no a la concentración en un logro o a la obtención de una meta planificada, sino a intuir el futuro, a ser sensibles a direcciones que exceden lo que puede complecerse en el corto plazo. Son tiempos de apuesta creativa, de estímulo a lo nuevo, de sentir fidelidad con el futuro, antes que con el pasado.

Referido al ciclo de Saturno sincrónico con el proceso democrático argentino iniciado en 1983, los tiempos de la fase de XI coinciden con la consolidación de la recuperación económica posterior a la crisis del comienzo de la década y con las estrategias respecto a la continuidad de cara a las elecciones presidenciales de 2007. Con la oposición sin discurso ni propuesta articulada, todo se orienta en dirección a una incógnita: ¿Néstor Kirchner o Cristina Fernández?

Ya decidida la autonomía respecto al aparato político del peronismo tradicional y más allá de los intentos de transversalidad, aparece la necesidad de renovar cuadros y dirigentes dentro del propio espacio de gobierno. Y se decide acentuar la identificación con los ideales y la mística de la juventud revolucionaria de los 70. A finales de 2006 surge “La Cámpora”, grupo de jóvenes liderados por Máximo Kirchner y que cuenta con hijos de militantes desaparecidos entre sus más destacadas figuras.

Desde el partido en el poder se instala la visión de una continuidad alternada entre Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Es la estrategia de generar un movimiento que inaugure un nuevo ciclo democrático y que sea capaz de sucederse a sí mismo. En aquellos años se enfatizaba el valor de una presencia femenina, más dispuesta a la apertura a nuevas relaciones con otros sectores políticos progresistas y que actualice aquella aspiración a un frente transversal. La personalidad de Kirchner estaba demasiado asociada a la actitud confrontativa y Cristina se presentaba como una posibilidad más abierta y contemporizadora. Su imagen de campaña no enfatiza su fuerza sino su capacidad vincular: “A la Argentina que viene la hacemos entre todos. Cristina, Cobos y vos”.

Recordemos que en 2007 el supuesto era que Cristina iba a conducir la situación sólida que le legaba Néstor y que, gracias a esa estabilidad económica y política, él podría retirarse a su oficina de Puerto Madero a construir la continuidad de ese proceso, dedicándose a la ardua ingeniería de conformar ese movimiento progresista transversal y recomponer el Partido Justicialista. Y no tenemos por qué desconfiar de que esa no haya sido la estrategia: instaurar un clima de diálogo más amplio sobre las firmes bases de lo logrado, mantener la situación en “piloto automático” y comprometerse con una visión de futuro.

Con ese clima ingresamos al momento de consumación del ciclo, la fase XII del proceso democrático iniciado con el tránsito de Saturno atravesando el Ascendente en 1983.

(Sigue en la quinta y última parte).

https://alejandrolodi.wordpress.com/2012/07/26/seminario-gira-democratica-y-misteriosa-quinta-parte/

https://alejandrolodi.wordpress.com/2012/03/28/seminario-gira-democratica-y-misteriosa-tercera-parte/

https://alejandrolodi.wordpress.com/2012/03/15/seminario-gira-democratica-y-misteriosa-segunda-parte/

https://alejandrolodi.wordpress.com/2012/03/08/seminario-gira-democratica-y-misteriosa-1ra-parte/

Anuncios

Responses

  1. Como siempre genial!!!!!! Gracias Alejandro.

  2. ALE TE FELICITO, CLARISIMO!! COMO SIEMPRE
    CORA

  3. Hola Alejandro, acertado análisis, muy claro . Qué sucederá , mejor dicho que detonaremos , plasmaremos como colectivo, cuando Saturno este en fase I…. depende de todos y de concientizar las herramientas que como nación nos indica el ascendente Libra…. Abrazo!!!!

  4. El olvido sobre lo hecho por alfonsin fue reconocido. quá hay del otro lado para que sea necesario “concentrar” el poder, qué rol juegan (Paraguay/Argentina 2008 incluyendo al vice Cobos) los congresos con respecto al VERDADERO poder verdareramnte superconcentrado en las sombras tanto exterior como interior?? y obvio el papel de los medios porque ya debería ser evi
    dente más allá de los K… (saben con quién fue la ultima entrevista de Alfonsín antes de renunciar?)

  5. Buenísimo Ale, como siempre…

  6. Muchas gracias Lodi, muy claro

  7. cOMO SIEMPRE MUY BUEN ENCUADRAMIENTO AUNQUE EN EL ANALISIS DE LOS HECHOS HISTORICOS VEO UNA VISION MUY
    SEZGADA.GRACIAS DE TODAS FORMAS.

  8. Ale, te queria preguntar,yo entiendo esto q se plantea de verlo como una totalidad, y entiendo q cada fase “direcciona” el accionar para un lado. Pero como ves vos el hecho de las decisiones? siendo q es un lenguaje de simbolos y estos tienen infinitos significados, dentro de un orden, que valor tienen las figuras politicas? yo en algun momento te escuche decir q no se puede sacar del juego zodiacal al sol, a leo; y estas figuras vendrian a ser ese ser leonino q es el lider. A lo q voy, no termino de entender q rol cumple cada politico, si podria haber sido cualquier persona, o son solo una simple figura q coincide con el momento astrologico. Y mismo el porque de que habiendo infinitos significados para un mismo simbolo, se toman solamente algunos. Entiendo q esto sea parte del misterio, pero tmb me parece q hay decisiones que hay q valorar. ( Quiza esta pregunta solo sea un anhelo de poder controlar algo, no lo se, pero es q sino me siento atraido a no involucrarme en nada, total sera parte de un proceso)
    Si podes aclarame un poco el panorama q estoy enroscado jaja
    Saludos

    • Don Nicolás, el ego es necesario y resulta funcional al desarrollo de la conciencia, pero hechizarse con la propia imagen y creerse el protagonista del proceso distorsiona la revelación de propósitos más profundos del ser: los propósitos del alma.
      El ego se fascina con un fragmento al que absolutiza. El alma pulsa la revelación de la totalidad.
      Lo mismo ocurre con el culto a la personalidad del líder político. Hechizados en sus rasgos personales, perdemos de vista que las figuras gobernantes son necesarias y funcionales a procesos más complejos que las exceden. Si surge un liderazgo es porque resulta sincrónico a una experiencia de la conciencia colectiva, más allá que nos guste o no. Pero, como toda experiencia es símbolo, puede ser significada: ¿habilita una respuesta creativa e inclusiva o reacciona condicionada por el pasado y la polarización excluyente? Cada uno sabrá responder desde su corazón.
      Un abrazo

  9. tal como estamos cuantas vueltas mas seran necesarias me pregunto para dejar de ser los hijos del gran padre protector…..
    gracias ale te quiero mucho….

    • Gracias Marta. Propongo aprovechar esta vuelta. Contribuyamos. Abrazo

  10. Ansiosa por leer la quinta parte, pero veo que no aprendemos nada…..
    Te Felicito besos

    • Gracias Lucia. En breve estará la parte final. Un abrazo

  11. Gracias Ale por ayudarnos a comprender un poco más la VIDA, hoy desde este proceso profundo que nos toca. Un abrazo de oso. Cristina Caamaño

    • Gracias Cristina. Supongo que es un abrazo de osa. Seguimos compartiendo este proceso.

  12. Gracias Ale por tu rigor histórico y ayudarnos con el análisis astrológico a abrir ventanas, reflexionar y actuar desde el lugar donde estemos!! sin excluir como trabajo conciente al que piense diferente!!! Nada de trabajo no?? Espero la quinta parte!!!
    Un abrazo,
    Susana

    • Gracias Susana. Nos encontramos en la quinta parte. Abrazo.

  13. Con que claridad se ve la astrologia hacia atras , en el camino recorrido! La sincronicidad de los sucesos, es una herramienta maravillosa para al menos no cometer los mismos errores. Quinta parte! Quinta parte!! . Buenisimo Lodi. Besos

    • Gracias Andrea. En breve la quinta (¡y última!). Abrazo

  14. Gracias Alejandro, esclarecedor como siempre y usaré las misma palabras de Susana que te escribió más arriba: Nos ayudás a abrir ventanas con la astrología… Un cariño Susana Ricca

    • Gracias Susana. Ayudar a abrir ventanas sería hermoso. Voy a elegir creer que es cierto. Abrazo

  15. Gracias Alejandro, siempre tan didáctico. Cariños Adriana

  16. Querido Ale, un placer leerte, como siempre… Mientras leía, recordé una respuesta que diste a un comentario de otro de tus artículos, dónde aclarabas que el crecimiento en el espiral de la energía ES OPTATIVO de cada uno, lo que me llevó, inevitablemente a sentir más profundo, el vacío que percibo para el nuevo ciclo que se acerca. Te mando un gran abrazo profe!!!!!! Besos

    • A la espera de la Quinta Parte!!!!

      • Gracias Verónica. Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: