Posteado por: alejandrolodi | 26 agosto, 2012

El umbral del miedo

Alejandro Lodi

(Agosto 2012)

Este artículo trata acerca del pasaje de Escorpio a Sagitario. El viaje zodiacal cuenta con un momento de transformación y muerte. Es la fase escorpiana. El desarrollo de la conciencia inevitablemente generará un tiempo en el que la leonina imagen de nosotros mismos (lo que creemos ser) se mostrará insuficiente para contener la expansión que el alma estimula. La sensación de ser una identidad separada de la corriente de la vida, de ser un individuo autónomo -fiel a sus propósitos independientes- comienza a sufrir la asfixia de sentirse atrapada en los condicionamientos de la memoria, de las creencias, afectos y seguridades que hasta ahora le dieron sensación de ser. El yo entra en conflicto con el destino. Se pelea con el mundo, se debate con sí mismo.

En la instancia escorpiana, el recorrido lineal hacia Capricornio proyectado desde Leo comienza a curvarse en un bucle. La dirección lineal hacia sus metas, logros y conquistas que el ego había imaginado empieza a hacerse compleja y dolorosa. Escorpio representa el desgarro de la pérdida de los ideales del yo para que pueda emerger un sentido profundo del alma. Es una pérdida personal (Escorpio) para que florezca un devenir transpersonal (Sagitario). Paradojalmente, la experiencia de Escorpio genera Sagitario. Atravesar dolor permite amor, la pérdida de sensación de ser exclusivo fecunda sensibilidad inclusiva. Dolor crea amor, pérdida habilita inclusión. La muerte de Escorpio es la emergencia de Sagitario, la transformación de Escorpio es el florecimiento de Sagitario. El viaje zodiacal continúa.

Sin embargo, el primer impacto de esa paradoja en la conciencia identificada con el yo individual y exclusivo promueve la sensación de que “todo se acaba”. Ante esa amenaza de fin, el yo intentará perdurar. En su esfuerzo por mantener sus propósitos y resistir lo que cree su final, la conciencia leonina -identificada con la sensación de ser exclusiva y separada de la corriente de la vida- tratará de apropiarse de la expansión sagitariana, distorsionándola como inflación del ego. Un exitoso “by pass” por el que se llega a Sagitario desde Leo, sin necesidad del “infierno escorpiano”. Así, la experiencia de acceso consciente a una dimensión que trasciende al yo personal se convierte en la excitación de un yo personal que cree haber alcanzado alturas trascendentales, en el imperio de una personalidad providencial que se siente capaz de vencer a la oscura fatalidad del destino. Entre otras figuras arquetípicas, es el fanático, el dogmático o el inquisidor.

El inquisidor cree ser santo, el fanático puro y apasionado, el dogmático fiel a la verdad. Cada uno siente ser garante de revelaciones superiores, responsable de que los auténticos valores trascendentes brillen en la Tierra. No pueden dudar. Deben estar convencidos en forma absoluta. No pueden adoptar el punto de vista del otro. Deben ser intransigentes, devotos de lo verdadero y combatientes contra la falsedad.

La inquietante dinámica polar de la vida queda controlada. Su amenazante desafío de expansión más allá de los seguros bordes de la personalidad queda sujeto a la voluntad individual: la verdad está en un polo y soy uno con él. Queda anulado el misterio: mi identidad es la verdad. En el inquisidor, el fanático y el dogmático, la perplejidad de asistir a la incesante revelación de niveles cada vez más complejos de lo verdadero, lo bello y lo justo se convierte en certidumbre absoluta acerca de dónde encarna la verdad, la belleza y la justicia. La dinámica creativa de la polaridad se cristaliza en polarización. Domina el miedo, la tensión y la sanción. Quedan veladas la confianza, la frescura y la comprensión.

Gracias al dogma ya sabemos cuál es la verdad. La percepción de la realidad debe coincidir con ella. Convencidos de que sólo es posible ese único registro de lo auténtico, el inquisidor, el fanático y el dogmático significan toda divergencia como prueba de una oscura confabulación. Quien no adhiera a la santa verdad será acusado de simpatía por el demonio. Creyendo participar de las más altas comprensiones de la mente divina, en ese arquetipo asistimos a una sombra del alma humana: la irracionalidad del puro. El hechizo del dogma religioso o ideológico bloqueando sensibilidad compasiva, justificando sacrificios, tormentos y muertes.

Esa irracionalidad es expresión de la fuerza de las pulsiones más regresivas que habitan nuestro psiquismo. La evidencia de que Escorpio no puede ser burlado. La oportunidad escorpiana es la de ser conscientes del hechizo de la subjetividad: una realidad ajustada a mis necesidades y que no exige apertura a los demás. En la irracional fascinación del inquisidor, el fanático y el dogmático, la conciencia se repliega en la sensación de ser individuo en contacto con verdades superiores y se narcotiza a las necesidades del otro. Insensibles al sufrimiento ajeno, nuestras singulares necesidades se tornan –mágicamente- universales.

No obstante, en algún momento de nuestra vida consciente habrá una percepción (un insight, una epifanía, una experiencia cumbre, o como queramos llamarla) que perforará el muro de nuestras ideologías, creencias o dogmas. Aquel “by pass” de Leo hacia Sagitario por el cual la conciencia cree eludir la pesadilla escorpiana se mostrará ilusorio, ineficiente e imposible. Será tiempo de asumir el umbral del miedo. Un desafío de creatividad que exige pérdida de certezas acerca de la verdad, morir a la certidumbre de saber quién soy. Ante esa experiencia sólo cabe transformarnos (confiar en lo que se abre y florece del derrumbe), psicotizarnos (seguir habitando lo que se ha derrumbado) o ser cínicos (seguir reproduciendo, por conveniencia, lo que se sabe derrumbado). Transformación, psicosis o cinismo representan tres posibilidades de respuesta al pasaje de Escorpio a Sagitario: acceder a una dimensión transpersonal de la realidad, permanecer atrapados en el hechizo personal, o engañar deliberadamente.

Anuncios

Responses

  1. Excelente descripción de lo que está sucediendo. Permiso, lo comparto en Facebook, haciendo mención sobre la fuente. Muchas gracias Alejandro!!!!!!!!!
    María

    • Gracias María por compartir. Seguimos en contacto. Abrazo

  2. Muy bueno ! Pido permiso para compartir en mi facebook.

  3. Alejandro teoricamente esta muy bueno, me gustaria que dieras algunos ej.
    Mucho aire poca tierra. Igual sos un idolo
    Carlos

    • Gracias Carlos. Como siempre, el mejor ejemplo es cuando miramos para adentro. Mis inquisidores, fanáticos y dogmáticos internos son una delicia… Me han quemado en la hoguera varias veces. Abrazo

  4. …que bien me viene esta nota en esta infernal etapa de VIII..!! habito en lo que se está derrumbando en un estado de meditación constante con la vida…los puñales hunden una y otra vez sus desgarrantes puntas, apenas una costra de seguridad amence con estabilizar algo, vuelve el estado sangrante para abrir y volver a curar…desgarrando una vez mas …solo me queda la apertura amorosa..humildad y algo de locura si…quizá exista una etapa de IX después de todo…un abrazo Alejandro gracias por ser un guía en estos tiempos que corren…
    Adriana

    • Gracias Adriana. Como la VIII, tampoco la fase IX puede evitarse. Abrazo

  5. Cada tanto estamos inevitablemente varados en ese pasaje, buen articulo, Ale, para ayudarnos a darnos cuenta si intentamos hacer trampa

    • Gracias Silvia. Es cierto, está bueno volver a aquello de “no vale hacer trampa”. Abrazo

  6. “By pass?” Me encantaría, pero engañada o confiada o hechizada, subo creyendo que es un caballo blanco alado. No me dura mucho esta fantasía, porque me doy cuenta que el caballo es un dragón. Y en este viaje no hay vuelta atrás, me podré agarrar a sus escamas, gritarle, amenazarlo, insultarlo, culparlo, pero es inmutable, tiene un viaje al Sol que cumplir, con o sin mi permiso. Y si me abro y me dejo penetrar por el miedo, el pánico a la no forma, la incertidumbre, la angustia, la impaciencia, la ansiedad de este viaje, hay algo muy profundo y bajito que dice que me prepare, que la salida está si me entrego,en que mi fuego leonino se funda con mi fuego más transpersonal y Sagitariano. El mapa de salida sólo aparece en la fusión, en el morir a esta forma y nacer en una otra más alineada a lo que soy, a mi viaje. Y tal vez, el abrazo del dragón será el único que me alivie y agradezca (no hoy). De todas maneras un dragón es un Dragón… y no hay nada que me prepare para este viaje.
    (Rev Solar a partir de la semana que viene: Plutón partil exacto al ascendente. Este año, como verás, vuelo por Dragón Airlines y como es con millas, no me permiten equipaje.)
    Gracias Ale, como siempre, por poner el dragón en la puerta de mi casa.

    • Gracias Dolores. Al final, volar por “Dragon Airlines” resulta ser lo más seguro. Quién diría. Abrazo

  7. GRACIAS PROFE !! CREO QUE LOS INFIERNOS ESCORPIANOS SON DIFICILES DE EVADIR,DE LO CONTRARIO SE PAGA UN PRECIO MUY ALTO POR CONTINUAR AFERRADOS A LO “SEGURO”

  8. Excelente Ale, como siempre, muchas gracias por compartirlo. Un beso.

  9. Alejandro, muy bueno tu artículo. La eterna batalla entre ego y consciencia…y como dice Herman Hesse…”un hombre con media cara oculta y reprimida no puede aspirar al conocimiento”…
    Cada vez que nos llevamos puesta la VIII nos espera la XII de rodillas.
    Un abrazo y gracias por la reflexión. Liliana.

  10. Gracias por darnos tanto AMOR en el conocimiento

    • Gracias Aurora. Tu comentario me genera un hermoso compromiso. Abrazo

  11. Chapeau Ale por este artículo escrito con tanta lucidez, en lo que se lee literalmente y entre líneas… Tb te felicito por la serie Gira Magica y ….. Particularmente el ultimo articulo me parecio una joyita escrita con una claridad conceptual y una sensibilidad amorosa que conmueve. Me resonó muchísimo.
    A veces cuando leo los diarios me parece que no deje la adolescencia. Tiene sus ventajas, voy a ahorrar en cremas antiarrugas!!!
    Gracias por tu trabajo que espero sigas compartiendo tan generosamente.
    Un abrazo. Adriana

    • Gracias Adriana. ¿Será que sabemos mantener la frescura adolescente o que somos unos grandulones regresivos? Temo lo peor. Abrazo

  12. Ale que reallll. Podemos cerrar un ojo y hacernos los distraidos por un tiempo, pero el cinismo dura poco y es verdad el by pass llega. Aun lo registro como vuelve mas evidente, como para no hacerme la distraida. Pura realidad. Gracias Namaste Josefina

    • Gracias Josefina. Confiar en lo temido no es sencillo, pero es inevitable. Abrazo

  13. me es muy difícil decir algo desde mis escasos conocimientos, pero ,sí, me atrapa ver a la Astrología desde un nivel más psicológico o filosófico, que son las bases que tengo. Cada texto es de una profundidad increíble
    . Siento que los signos, planetas, astros , el universo en sí se pueden, entender desde una mirada más amplia , y seguiré viendo, aprendiendo para poder adentrarme en este mundo subyugante.
    Por otro lado me gustaría saber quienes son los autores de esas pinturas que colocás en tus escritos., también hacen juego porque son maravillosas. Me impactaron principalmente las de ” Un ciclo de Saturno……
    Gracias

    • Gracias Carmen por tu sensibilidad. Las imágenes de la quinta parte de “Gira democrática y misteriosa” son obras de Xul Solar. Seguiremos compartiendo. Abrazo

  14. Maravilloso, como siempre!!!…tu vuelo, tu sensibilidad, tu saber y tu don literario se conjugan para abrirme y resonar con la profundidad de tu mirada tanto literal como metafórica. Gracias!

    • Gracias Laura. Sós demasiado generosa conmigo. Pero celebro que sigamos compartiendo sensibilidad. Abrazo

  15. Caramba ! Grata sorpresa poder desgranar estos tiempos con tanta lucidez ! ( y conocimiento… claro) Gracias.

  16. Gracias Ale por compartir tanta sabiduria!! Es un lujo leer tus notas y sentir la claridad que te muestran.
    Muchas gracias.
    bss

  17. Buenìsimo Ale, me encanta, me encantan tus clases, genio total explicando y màs aùn escribiendo!

  18. Ale como siempre lo tuyo es un viaje al interior de la raza, al comportamiento humano, listo a escapar de la Verdad, que no conoce pero teme, precisamente por lo desconocido. Entrega y fluidez son una misión desafiante, amorosa y de confianza en lo que somos realmente, un viaje al interior por el exterior. Como siempre, el agradecimiento a tu generosidad de entrega permanente y, como el elefante, abriendo caminos. Abrazo de oso. Cristina Caamaño

    • Gracias Cristina. Sós muy generosa conmigo. Mi oso retribuye el abrazo.

  19. Excelente lo que escribís. Se puede compartir? Me dan ganas de que mucha gente lo lea. Saludos.

    • Gracias Silvia. Por supuesto, todo el material del blog es para compartir. Abrazo

  20. Asi es, interesante articulo, tengo un suegro ( no el que vos conocés, el otro) que es asi: inquisidor o mas bien el “artista” convecido que todos los demàs estan equivocados y que él tiene LA verdad. Pero su salida es la autodestruccion (fisica, falta de aire) mas que el cinismo o la psicosis. Bué, la enfermedad es una transformacion. Pero no es de ese tipo de transformacion de la que hablas? o si..?

    • Gracias, Don Rafa. Las conductas autodestructivas dicen bastante acerca de cómo está organizado ese psiquismo. Puede estar delatando falta de amor (y amor es capacidad de incluir). Por cierto, la enfermedad es una oportunidad de transformación… pero no es obligatoria. Como de costumbre, todo depende de la capacidad (y posibilidad) de la conciencia para ser sensible al significado de la experiencia. Abrazo.

  21. Una joyita Alejandro, despues de atravesado Escorpio no parecio haber sido tan terrible, pero definitivamente valio la pena, un gran abrazo!

    • Gracias Teresa. Y me alegra que no haya sido tan terrible. Abrazo

  22. Momento crucial para transformarnos
    Gracias Alejandro
    Abrazo

  23. Hola Alejandro, decir transformación, psicosis o cinismo como posible, es de una precisión tan exacta y perfecta que podría decir que me alucina!!! Brillante!!!
    Gracias miles por compartir tu producción. Es tan reconfortante para mi confirmar que aquel que piensa, escribe y produce, aún existe y se brinda al otro, que te agradezco de corazón. Que alivio! Abrazo maestro.

  24. Muchas gracias por el articulo. Yo soy asc. leo, nodo norte en escorpio, tropical sagitario y en sideral escorpio.

  25. Como alguien con las Luminarias en estos dos signos, puedo decir que ese proceso parece repetirse en pequeñas dosis constantemente. A veces me pareciera perfectamente posible ir y volver entre un signo y el otro, otras veces se me hace muy claro que la única dirección es hacia adelante, desde Escorpio (Sol) a Sagitario (Luna) rumbo a Capricornio, que al ser mi Ascendente y dejar la cúspide de VIII en Leo, me permite entender perfectamente esa necesidad de construir desde la humildad y evitar la arrogancia leonina. (Y sin embargo, ¿no es la ilusión de entender “perfectamente” un defecto escorpiano?)

    A la vez, será que mi Sol progresado está entrando en Sagitario, pero tengo la extraña sensación de que necesitaba leer estos párrafos en este momento, como para entender mejor un proceso que, hasta ahora, no se parece en nada a los que transité antes.

    Muchas gracias, Sr. Lodi.

    • Gracias Matías por compartir su experiencia. Es bueno acompañarnos en este camino tan lleno de misterios y maravillas. Abrazo…

  26. Reblogueó esto en Cada dia surt el sol i la lluna :-).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: