Posteado por: alejandrolodi | 26 noviembre, 2012

La íntima valentía

Alejandro Lodi

(Noviembre 2012)

«…Así fue que el dios de la guerra, desmoronándose, aplastó la luz de las almas…».

Luis Alberto Spinetta, “La eternidad imaginaria”.

 La descalificación de la percepción del otro es una forma de fascismo. El desprecio por el otro denuncia un excesivo aprecio de sí mismo. Sentirse superior es complejo de inferioridad.

¿Qué puede decir la astrología acerca del fascismo?

El fascismo no es apenas una condición de grupos políticos europeos de la primera parte del siglo XX. El fascismo se corresponde a un patrón psicólogico latente en cada uno de nosotros: exclusión del otro, culto a la personalidad, creación de una realidad ajustada a la propia subjetividad, concentración y control del poder (no circulación), visión belicista de la dinámica de la vida, fe en el sacrificio y la épica redentora.

El fascismo es una psicosis narcisista colectiva. El fascismo -como el narcisismo- expresa una intolerancia a la diversidad y a la diferencia. Sólo admite lo semejante. Sólo atiende a aliados incondicionales. El fascismo y el narcisismo uniforman. Para ambos, el otro es conspirativo. Para ambos, el mundo reproduce la voluntad de un único centro fijo: el propio. No hay vínculos y relaciones, sólo triunfos o derrotas absolutas contra enemigos. La diversidad de percepciones se organiza como una red de conspiración contra la propia percepción, una visión delirante de la realidad que se valida significando el registro del otro como confabulación. El fascismo sacraliza la figura del líder espiritual o del caudillo político. Un redentor bendito al que se siente más allá de lo humano, providencia divina. El narcisismo deriva en la sacralización de sí mismo. Sentir que se es mejor que el otro, más justo, elegido, santo.

Meditar acerca de la cruz fija del zodíaco abre percepciones respecto al fascismo. En Leo surge la necesidad de definir una identidad con centro en lo propio, en lo que se siente exclusivo y no compartido. Una identidad fija convencida de su dominio sobre la realidad material. El yo cree que el mundo le pertenece. La personalidad apropiándose de la sustancia vital. Leo controlando Tauro. Desde allí la conciencia se proyecta hacia el futuro: los anhelos y aspiraciones del yo personal, la conquista del mundo externo. Identificada con ellos, la conciencia personal leonina sólo siente ser si logra sus objetivos. La identidad separativa en batalla con la realidad “allí afuera”.

Pero en Escorpio se presenta un desafío: aceptar que todo aquello que cree propio, en verdad, es compartido. La conciencia individual descubre que sus deseos están (y siempre estuvieron) fusionados con otros. El poder circula, desborda toda pretensión de control personal. Lo propio ya no resulta exclusivo. La vida no responde a centro fijo alguno, sino a una trama de interacciones infinita. La creatividad es una emergencia colectiva sin nombres propios. La vida es Acuario. Nacer a la conciencia acuariana de ser en red supone morir a la sensación de ser individual, separado, exclusivo. El fascismo -como el narcisismo- representa el intento autodestructivo de resistir la circulación del poder, de aspirar a que la corriente de la vida se condicione a un punto fijo y satisfaga sus específicos propósitos. Mientras que esa pretensión de vivir Escorpio desde el hechizo de control individual de corrientes colectivas no sea percibida como alucinación, la conciencia experimentará los vínculos como luchas de poder, soñando con el momento en que sus anhelos prevalecerán en forma absoluta, con un mundo diseñado desde su voluntad y ajustado a sus necesidades emocionales de importancia personal.

Escorpio representa el portal de acceso a una experiencia amorosa: la visión incluyente de Sagitario como fruto de la pérdida de inocencia leonina. Un sentido trascendente que brota del dolor de ya no ser “yo”. Se derrumba el muro con el que creíamos proteger nuestra imagen personal del mundo externo y de los demás. Ya no existen fronteras entre el dolor sufrido y el dolor infligido. Los propósitos de la propia existencia se revelan en el imprevisible y creativo encuentro con los otros, en una convocatoria de la vida que parece desbaratar nuestros planes de magna (y acaso mesiánica) proyección en el mundo.

Escorpio revela esa doble circulación entre la imagen de sí mismo y los acontecimientos de destino. Esa doble hélice que forman nuestros anhelos de control y conquista en la sociedad junto con nuestros miedos y complejos personales. Esa doble serpiente que pone en evidencia para la conciencia que nuestros enemigos exteriores y nuestros demonios internos resultan irreversiblemente correspondientes.

Lejos de toda abstracción, la compasión es muy concreta: sentir lo que siente otro. Disponerse a renunciar a toda protección ideológica o religiosa y hacer contacto con el alma. La compasión es un muy efectivo disolvente de la sustancia que nutre a nuestro patrón fascista: el miedo.

Cuando se abre el corazón no queda opción. No hay posibilidad de volver atrás. Debe asumirse el riesgo de responder a lo que se siente y percibe, más allá de toda estrategia política, catecismo religioso o especulación egoica, desafiando eslóganes, relatos afectivizados o encantadores narcisismos. La compasión disuelve la extraña ocurrencia de que existan dolores que valgan más que otros. Abrir el corazón nos enfrenta al desafío de ser capaces de incluir todo el dolor posible. La mirada inclusiva de la astrología, su esencia de percibir correspondencias entre aquello que parece separado y dividido, puede ayudarnos.

¿Por qué no podemos incluir todo el dolor? Para responder esta pregunta hay que mirar hacia el propio corazón. La compasión ocurre o no ocurre. En general, nos toma desprevenidos. Y cuando ocurre desborda los encuadres ideológicos, filosóficos o religiosos, denunciando que allí nos refugiamos para sentirnos seguros en alguna verdad ante tanto vacío de sentido. Cuando se abre la compasión, algunas ideas con las que hasta ahora sentimos cubrirnos de dignidad comenzarán a generarnos una incómoda sensación de impiedad.

La batalla contra injusticias encarnadas por otros, la convicción de que “la vida es lucha externa”, se transforma en percepción de la propia sombra, en la elocuencia de que “la vida es conflicto interno”. Se transparenta la dinámica entre los anhelos de la personalidad y los propósitos del alma. El conflicto entre nuestro discernimiento consciente y nuestro oscuro miedo. El campo de batalla es el propio corazón. El único demonio es el miedo. Disociarnos y proyectar ese escenario psíquico en el mundo externo sólo anuncia tragedias (y advertirnos acerca de ellas ha sido uno de los grandes aportes de las tradiciones espirituales y de la psicología del siglo XX).

El hechizo de la polarización es el hechizo de la separatividad. El hechizo de los bordes y fronteras. Nos refugiamos en esos bordes y en esas fronteras para sentirnos seguros de ser alguien, de no ser como el otro, de ser mejor, distinto, especial. La compasión conspira contra la certidumbre de estar separado de los demás y de ser aparte de la corriente de la vida.

Nada podría resultar más revolucionario que abrir compasión. El único demonio es el miedo, esa sombra en el propio corazón. El miedo repliega, hiela, seca, contrae, controla, captura, lastima, tensa.

El gran desafío liberador y revolucionario al que nos enfrentamos es abrir el corazón a todo el dolor posible. La mayor compasión que seamos capaces, sin medir cantidades, sin condiciones ideológicas, sin devociones religiosas. Resignar el dulce encanto de sentir que sólo vale (o vale más) el dolor de los nuestros. Tamaña tarea exige agotar la excitación de la polarización y cesar su deliberado estímulo. Renunciar a la excitación por confrontar y observar el propio corazón.

No es necesario ser valiente para repudiar a otro ser humano. Mucho menos para matarlo. El narcisismo es cobarde. La valentía es indispensable para mirar el propio corazón. El sagrado coraje de sentir el conflicto humano en la intimidad de la propia conciencia. La íntima valentía.

Anuncios

Responses

  1. muy apropiado a estos momentos !! gracias profe por sus escritos

  2. ¡Qué valiente sos Alejandro! Muchísimas gracias por compartirlo. Mientras leía iba sintiendo (o anhelando) la promesa de tranquilidad del alma, de la liberación que implica soltar, y el miedo a hacerlo, todo al mismo tiempo. Estoy muy conmovida. Un abrazo!

    • Gracias Adriana. Todo al mismo tiempo. Valientes y cobardes. Allí estamos juntos. Abrazo

  3. Maravilloso Alejandro!
    Hay que ser muy valiente para mirar hacia adentro y enfrentarse con los propios demonios para no tornarlos enemigos externos, proyectando aquello que, por cobardía, no podemos confrontar.
    Sólo de esta manera podremos ser más amorosos y compasivos con los otros, si primero lo somos con nosotros mismos.
    Gracias!

    • Gracias Silvina. Seguiremos buceando dentro y fuera. Abrazo

  4. Muchas gracias Alejandro!!! Cuánta verdad para aplicarla!!!

  5. El dolor del otro aleja. Solo el propio dolor nos puede acercar al otro. Sentirlo, al dolor, en todo su sinsentido y en todo su sentido. Sí, el desafío es confiar en la propia vulnerabilidad y exponerla, y con conciencia de que nos pueden herir: si no que “gracia” tiene?! Dejarse “tocar” el corazón es ser valiente.
    Gracias Alejandro! Abrazo de alma.

  6. Me encantó!!! Aunque dolorosamente me hace pensar en si el hechizo en el mach point caerá para el lado de romperse y salir hacia adelante encontrándonos en la unión y no justificandonos en el rencor o en la lucha para siempre.Vamos a seguir remando para la primera opción. Un abrazo fuerte. Paula María.

    • Gracias Paula. ¿Cuántos muros caerían si nos animáramos a encontrarnos en el dolor? Quizá algún día, simplemente, el hechizo del miedo se agote, “golpee en el fleje” y caiga del lado del futuro. Abrazo

  7. no puedo comentar nada en este momento, tan solo sentir el latido fuerte de mi corazón y la sangre que me corre por las venas! Gracias

  8. IMPECABLE . IM-PECABLE ( dicho en dos palabras). Lúcido y claro.
    Óptimo. Humildemente y con admiración, te felicito.

    • Susi, admirablemente y con humildad, te agradezco. Abrazo sin pecas (es decir, im-pecable).

  9. …tan claro, tan luminoso y profundo, que no me cabe duda que tus palabras brotan del Guerrero de la Luz que te habita. Una vez más, gracias por permitirnos sintonizar con esas vivencias que llevamos dentro y que encuentran una expresión a través de tus escritos. un abrazo!

    • Guau… Es mucho, pero te agradezco y me alegra esa sintonía. Abrazo

  10. imposible no conmoverse, no quedarse en silencio, tocaste el alma …..de muchos ,no es nada facil llegar tan profundo ,atravesar los infiernos y poder ponerlo en palabras. gracias Lodi !!!

  11. Corría el año 1983. Argentina estaba saliendo del horror de una guerra incomprensible y se preparaba para recorrer una nueva vuelta de Saturno sobre su Ascendente en Libra. Estábamos en los albores de la democracia. El programa político más famoso de aquellos años era Tiempo Nuevo. Ante la mirada atónita de su conductor Bernardo Neustadt, una periodista italiana llamada Oriana Falacci, cometió la osadía de acusarnos a todos los argentinos de tener dentro nuestro a un enano fascista. Que revuelo se armó!! Muchos se indignaron. Sobre todo aquellos que juraban odiar a los militares y nunca haberlos apoyado. Pero Saturno, que solo muestra lo que hay, habló por la boca de esa insolente extranjera. Sin anestesia Oriana desnudó la cruda realidad de nuestro eterno desencuentro.

    “La libertad se logra con educación. Es un proceso muy largo que lleva generaciones, pero cuando su evolución se corta con golpes de Estado no se logra jamás. La búsqueda de esa libertad se hace en momentos pacíficos, como espero lo sea éste que comienzan. Si pudiera rezar junto a usted lo haría, porque este momento exige un gran esfuerzo, los argentinos van a tener que llenarse de tolerancia”.

    Treinta años después, ya hemos consumido otra vuelta entera de Saturno, pero aún no hemos acallado a nuestro diabólico enano. Seguimos apostando al golpe, aunque afortunadamente ya nos hayamos dado cuenta de que no podemos acudir a los militares para hacerlo. El gobierno de Cristina se mueve planteando una estrategia conspirativa, tildando a todo aquel nacional o extranjero que no esté de acuerdo con sus políticas, de un acérrimo enemigo antipatriota que solo intenta hundirla y hundirnos, jurando venganza a cualquier precio. Por otro lado, los anti K rezan para que la presidenta caiga en desgracia antes de que termine su mandato y por fin de acabe este “suplicio populista”.

    A pesar de haber pasado muchas fases escorpianas, no hemos tenido compasión alguna. Hemos siempre sufrido “por el otro” pero nunca “con el otro”. Ergo, los posteriores instantes sagitarianos de supuesto apendizaje, siempre se han convertido en ingenuas idealizaciones neptunianas basadas en la fantasía de exterminar al adversario como única respuesta a nuestros males. Seguimos enfrascados en nuestro propio dolor narcisita, y como Narciso, estamos a punto de ahogarnos mirando nuestra propia imagen sobre una laguna estancada, llena de nuestra propia mierda, que ya ni siquiera alcanzamos a ver. El enano fachista crece y crece, ya se hizo gigante y todo indica que va a ser muy difícil poder derribarlo sin pasar por otro intenso conflicto escorpiano. Estamos en el tobogán y día a día ira empeorando. Ya casi no me quedan dudas que en los años 15 a 16, cuando Putón, planeta de la muerte, la destrucción y la transformación afecte en conjunción a nuestra Luna (pueblo) y se simultáneamente disponga en oposición al Sol (representativo de nuestra figura gobernante) nos demostrará con su brutal amorosidad todo lo equivocados que estamos y nos dará otra oportunidad de abrir los ojos hacia el dolor propio o ajeno, o morir en el intento. La última vez que este astro afectó a nuestros luminares desde la posición exactamente opuesta, cuando estaba en Cáncer allá por el año 1930, comenzó la historia más negra de nuestro país, con el primer golpe militar a Irigoyen. Será este tránsito una forma más cruel y dolorosa para acabar un ciclo de nuestra errada consciencia nacional? Veremos… no estoy especialmente optimista en que esta vez podamos ver con claridad a los ojos del monstruo y nos demos cuenta que somos nosotros mismos. La honestidad brutal de Oriana Falacci no sirvió para que reflexionáramos. Es hora de que todos nos pongamos a hacerlo y poner nuestro granito de arena para librar de la mejor manera la batalla que se avecina contra nosotros mismos. Gracias Ale por predicar desde un lugar mucho más lúcido y despojado de mi pesimismo escorpiano, y ayudar para que todos despertemos de una buena vez.

    • Don Diego, te agradezco tu comentario. Creo que tu pasión y profundidad merecen traducirse en artículos. Sabremos disfrutarlos unos cuantos. Abrazo

    • Será solo el enano fascista??? me parece muy compleja la estructura cultural de la Argentina. Que tanto hay en nosotros de ese niño-cancer que se resiste a crecer y hacerse cargo de si mismo? Que tanto hay de estar estancados en un pasado que no nos deja avanzar sin poder reconocer otras alternativas y sin poder darnos cuenta que una y otra vez caemos bajo el mismo aparato mafioso que se disfraza ideològicamente solo por mantenernos aferrados a una supuesta seguridad que nos hace cada vez mas dependientes? Cuanto nos falta para entender que las ideologìas no existen y que por lo menos en la Argentina es todo lo mismo? Que nos tiene que pasar para que aceptemos la alteridad desde la integraciòn y no desde la eterna oposiciòn, dicotomìa o como querramos decirle???

      • Gracias Patricia. El hechizo del paternalismo, el encanto de la polarización, la fascinación por la épica del sacrificio… Cuánto por agotar.
        Abrazo

  12. gracias Ale!! tus palabras van directo al corazon!!!cuando el alma se expande el miedo es otro color mas de la paleta…!!!
    pd…viste la peli …Y AHORA A DONDE VAMOS?….es Libanesa..y tiene que ver con esto….ABRAZO MULTICOLOR!

    • Gracias Corina. Abrazo multicolor y estereofónico.

  13. RECUERDO LA ENTREVISTA DE NEUSTADT A ORIANA FALLACCI

    EN ESA EPOCA HABIA UN PROGRAMA RADIAL CUYOS LOCUTORES (vinculados a la SIDE), SE VANAGLORIABAN DE TENER “UN GIGANTE FASCISTA”

    (Eran Guillermo Cherasny y otros). Una de sus frases era: “El problema de Argentina es que la gente confunde la Urna con un inodoro”.

    En cuanto a los aspectos astrologicos de tu comentario a Lodi, te rectifico en cuanto a que la ultima influencia FUERTE de Pluton sobre los luminares de Argentina, (Sol y Luna), NO FUE EN 1930, con la oposicion a la luna y conj al sol, sino que FUE EL ASPECTO DE PLUTON EN LIBRA, EN CUADRATURA AL SOL EN CANCER Y EN CUADRATURA A LA LUNA EN CAPRICORNIO.

    Todo ello coincidió con el final de la dictadura militar, y el corolario fue el pasaje de pluton por el ascendente, justo el dia que Argentina pierde la Guerra de Malvinas, recuperando así la democracia.

    Abrazo!

    • Gracias Gerardo. Y es cierto lo que acotás acerca del tránsito de Plutón. Seguimos compartiendo percepciones. Abrazo

    • Gerardo, estaba hablando de la última vez que Plutón afectó a los luminares desde la posición opuesta y no cuadrándolos, Saludos colega.

  14. Me fascina leer los comentarios de uno y otro,estudie Astrologia,no termine me falto el ultimo modulo y por supuesto practicar,por lo tanto admiro el conocimiento de las personas que se dedican y algo comprendo,los felicito.

    • Gracias María por compartir y participar. Hay lugar para todos. Abrazo

  15. Ale querido : excelente!! como siempre….Graficando demasiado , ya cuando “Caín mata a Abel”, Dios le pregunta por él y dice: “Soy yo acaso el guadían de mi hermano?”No responde por su hermano , ya se transforma en un “guardía”,albores del fascismo.
    Y Narciso al mirarse en el río tan embelesado de sí mismo , se tira y se ahoga,en realidad lo q no soporta es la mismidad, o sea una “tautología”.Como nos cuesta la polaridad , sin fagocitar al otro.
    Brindo por una futura “red” acuariana,.mmmm, jjaa
    Un abrazo, Isabel R.

    • Gracias Isabel. Ahogarse en la propia imagen… Por suerte la red actuariana no resulta un logro individual, sino un natural y orgánico efecto de estar agotando colectivamente el hechizo de la importancia personal y la separatiidad individual. Confío en que se comenzarán a notar sus resultados en unos 2000 ó 3000 años (ponele 3500). Abrazo

  16. “Agotar el hechizo de la importancia personal “…

    Gran tarea para una actriz !…..

    Me siento tan claramente identificada con cada una de tus palabras.
    Me siento tan encontrada ! Estando tan desencontrada…..
    Gracias Alejandro Lodi, Sos muy necesario en mi proceso.
    Ojalá pueda con tantoooo !!!
    Un Abrazo !

    • Nanzú, el hechizo de la importancia personal es un desafío para todos (es verdad, los actores y actrices vienen con bonus track). Seguiremos compartiendo el camino. Abrazo del alma.

  17. Muy bueno!

  18. La nota me pareció brillante, y mi polaridad neptuniana se regocija ante el llamado a la compasión y a la inclusión del dolor del otro (de todo otro) en nuestros corazones. Una sola corrección: el dolor se sufre o se “inflige”; lo que se puede llegar a “infringir” es la ley. Tomala como una humilde colaboración de correctora a la excelencia de tu escritura.

    • Gracias Nancy. He tomado nota del fallido y ya está corregido. Una auténtica crítica constructiva (o mejor, instructiva). Me pregunto ¿habrá alguna “ley del dolor” que pudiera ser infringida? Abrazo

  19. Me alegro mucho de que mi crítica te haya parecido útil, ya que el trabajo de correctora, al que me dedico ya hace más de 30 años, no es siempre bien recibido por los autores de los escritos objeto de corrección. Algunos de ellos no se dan cuenta de que la intención del buen corrector cuando aborda su trabajo es siempre colaborar con su autor y no recriminarle sus errores. Con respecto a tu pregunta, tal vez en el mismo artículo esté la respuesta a ella. Se me ocurre que vos proponés en él que se infrinja la ley que dice que sólo el dolor cercano puede ser vivido como propio y com-padecido (es decir, padecido con el otro), y que sólo infringiendo esa ley podremos abrir nuestro corazón hasta abarcar todo el dolor del Universo. Un abrazo.

    • Gracias Nancy. Si nos pasamos hablando del ego y no toleramos reconocer correcciones, estamos en problemas. Aunque seguramente habrás notado que disimulé mi ignorancia haciendo referencia a un “fallido” (mucho más digno). Sobre las leyes del dolor, muy justa tu apreciación.
      Abrazo

  20. Magistral, los grandes enemigos, ego, cobardia.

  21. Impecable como siempre. Un placer leer tus articulos tan esclarecedores, y enriquecedores.

  22. Cada frase que escribiste es un tema para desarrollar y seguir abriendo y abriendo posibilidades. Infinitas. Que bueno! Pero no creas lo que te dicen porque se eleva el narcisismo!!!! Jajajajaja

    • Gracias Cris. No lo creo… Pero lo recibo con mucho agradecimiento. Abrazo

  23. Gracias Ale..Leer nuevamente este artículo -tan lúcido, elocuente y amoroso mientras mi querida Ciudad (que integro y habito) se consume en odio y aún sintiendo el perfume inagotable, tan necesario y generoso de Nelson Mandela- me conmueve profundamente… abrir el corazón a todo el dolor posible…abrir compasión… voy a comenzar con la mujer en el espejo… la íntima valentía.. Gracias, siempre… y con este abrazo grande que nos encuentra a mitad de camino… Sofi

    • Gracias Sofi, por tu comentario y por tu sensibilidad. Abrazo

  24. Gran tarea, la de escorpio.
    Luchar contra las fobias y temores, igual que hercules, contra la hidra.

    • Gracias, Humberto. Así es, un trabajo de Hércules. Abrazo

  25. uaaaa!soy escorpiana y se de lo que estas narrando,es muy profundo ,dolor que muchos ni siquiera perciben.Ademas soy medica,y convivo con el dolor fisico y espiritual,pero me siento bien al sumergirme con mis pacientes,para batallar o aceptar su padecer.Muchas gracias.

  26. Muy buena instropeccion !!!

  27. paradojicamente…el dios pan….me trajo la compasion..un periodo de mucho sufimiento psiquico..no toleraba el dolor..de los otros..seres o animales…tiempo de dolor y evolucion..gracias! muy esclarecedor lo tuyo alejandro…un abrazo

  28. excelente!!!!!!!

  29. Es maravilloso mirar el propio corazón… es un camino de apertura tan profundo e íntimo que nos demuestra la verdadera manera de ser, o al menos de parecer a quiénes? a nosotros mismos Gracias gracias.-

  30. Gracias Ale por tu fina sensibilidad y tu clara visión, me cambia la energía. Un abrazo!!

  31. excelente te agradezco mucho

  32. Me pregunto? Cuantas intimas valentías necesitamos los Argentinos, no?
    Gracias por tus excelentes escritos con tanta humildad y sabiduría, has trascendido el Ego!

    • Querida Marta, el exceso de elogios delata que no me conoce. Gracias igual. Abrazo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: