Posteado por: alejandrolodi | 17 marzo, 2013

Profética

Alejandro Lodi

(Marzo 2013)

Solari Parravicini 01

«… ¿Qué? ¡Divergencias!

El nuevo Papa será luego de arduas luchas internas.

Dos luces diferentes. Dos verdades. Dos problemas.

Avanzará el confusionismo y de ello surgirá lo inesperado…»

(Benjamín Solari Parravicini, 1972)

Poner la percepción al alcance de la profecía. Abrir sensibilidad a esa imagen, a esas palabras, permitir que actúen sobre el inconsciente. Estar atentos al sentido inexplicable que, esas imágenes y palabras, puedan hacer florecer en la conciencia. Discernir que, aunque no puedan ser entendidas con nuestra lógica habitual (a las profecías mejor no entenderlas), adquieren significado activo.

Las profecías, como todo aquello que percibimos, son representaciones y símbolos capaces de estimular a nuestra conciencia, despertándola a contenidos hasta ahora velados. Todo lo que percibimos es símbolo de otra realidad. Todo lo que percibimos es “eso” y “algo más”. Las profecías -la realidad como símbolo- son vehículos de una información que está constantemente circulando en nuestro inconsciente compartido.

Al mismo tiempo, el significado que le damos a esa información que habilita el símbolo está condicionado por el estado de nuestra psiquis, por nuestra capacidad corporal-mental-emocional de contener esa información. Y esa capacidad contenedora está en constante dinamismo y transformación, a veces en pulso de expansión y a veces en pulso de regresión. Todo aquello que creemos haber percibido y lo que nos comunicamos (con palabras, ideas, conceptos, imágenes, sonidos, gestos) son decodificaciones, traducciones. Esas traducciones representan lo que nuestro sistema corporal, emocional y mental es capaz de contener de aquello que percibimos. Simplifican, reducen y hacen asimilable la información registrada. Son la forma que -provisoriamente- podemos darle a lo que percibimos. Más allá de ese borde, lo que percibimos nos destruiría.

Por cierto, ese condicionamiento perceptivo de nuestro psiquismo puede disolverse o reforzarse. Podemos expandir la percepción a nueva información o replegarnos en lo conocido y confirmatorio. Que ocurra una u otra cosa depende de la confianza o el miedo con que responda nuestra conciencia a los desafíos de la experiencia vital.

No obstante, resulta inevitable que en el despliegue de nuestra vida haya momentos en los que la madurez psicofísica habilite (y demande) nuevas traducciones, nuevas representaciones, más permeables y resonantes con el misterio. Momentos que la vida nos anuncia oportunos para que se expandan las posibilidades de contención de aquello que percibimos. Nuestra madurez nos reclamará nuevos significados, nuevos sentidos, capaces de incluir mayor complejidad de matices. Un mismo hecho comenzará a decir cosas nuevas. Lo hasta ahora sensato revelará irracionalidad. Lo que temíamos delirante mostrará lucidez impecable.

La profecía y la polaridad Mercurio-Neptuno

Aquello que percibimos es traducido por nuestro psiquismo. Hacemos contacto sensible con lo que es (Neptuno), pero siempre somos conscientes sólo de una traducción (Mercurio). Y en toda traducción se pierde información.

Nuestras representaciones dan cuenta de lo percibido, pero no contienen la totalidad de lo percibido. Son -necesariamente- reducciones. Discernimos significados en aquello que percibimos. Y los explicamos. Sin embargo, lo que percibimos también significa potencialmente algo que siempre está más allá de lo que puede ser explicado. Todo lo que creemos que es, en verdad, son dos cosas: el significado dilucidado por nuestro intelecto (Mercurio) y un significado latente que escapa a toda dilucidación (Neptuno).

Esto puede excitar la polarización de querer dar cuenta del significado último, de aspirar a explicarlo definitivamente. Mercurio en batalla con Neptuno. O de zozobrar en un caos de percepciones desbordantes de todo encuadre racional. Neptuno en batalla con Mercurio. Más tarde o más temprano, tal agitación decantará en el registro de una dinámica oscilante: contenidos de significados latentes que son dilucidados, que exponen a la intuición de nuevos contenidos de significados latentes que son dilucidados, que exponen a la intuición de nuevos contenidos de significados latentes que son dilucidados, que…

Es la aventura de una dinámica de polaridad que disuelve la pesadilla de la polarización.

Una profecía surge de una sensibilidad más allá del tiempo, más allá del presente inmediato. O mejor, de una sensibilidad que toca el pasado y el futuro contenido en este presente. Es la sensibilidad neptuniana la que genera y aprecia profecías.

Para las profecías puede haber significados pobres, arduos, estériles. Y significados estimulantes, fluidos, creativos. Incluso hay profecías que, en sí mismas, son pobres en significados. Pero también hay percepciones proféticas traducidas en símbolos inagotables, en imágenes o palabras que resultan fuente incesante de significados. Símbolos de los que el sentido emerge y brota sin detenerse nunca, que nos acompañan toda la vida. Símbolos acaso eternos, más allá del tiempo.

Es imprevisible -y fuera de toda lógica de causa y efecto- el momento en el que el discernimiento de un significado se revela a la conciencia. Darse cuenta es un rayo. Y es de tal evidencia, visibilidad y conmoción, que es imposible no registrarlo (o intentar eludirlo sólo puede conducir a riesgos patológicos). Las profecías pueden decir mucho o nada. Pero cuando dicen no dejan de reverberar en el inconsciente con su fuerza de sentido.

Profecía, tiempos astrológicos y hechos

El papado de Francisco es sincrónico con el tránsito de Plutón a Venus en la carta de Argentina (2013-2014). Venus regente del Ascendente en Libra. ¿Qué puede significar esto?

La entronización del cura Bergoglio como Papa se corresponde con tiempos oportunos para transformar el modo de vincularnos entre nosotros y con el mundo. Para hacer contacto con lo temido, lo negado, lo oscuro en nuestro aprendizaje colectivo de relacionarnos. Sacar a la luz nuestros juegos de poder en el trato con los demás, nuestra manipulación y control de la voluntad de los otros, nuestro hábito prepotente. Sincerar nuestro desprecio al diferente y el hechizo de degradar al otro en su humanidad. De dividir y refugiarnos en facciones antes que asumir el desafío de abrirnos al otro y cooperar. El hechizo de sentir que la vida es lucha y el otro un enemigo.

Como ante toda oferta de Plutón, podemos responder reconociendo la sombra que el clima del tránsito hace visible o reforzarla negándola. Disponiéndonos a la dolorosa transformación o resistiéndola al costo de mayor sufrimiento. Todo depende de la audacia (y el hartazgo) de la conciencia.

La profecía dice. Alude a tiempos de dualismo. Lucha interna. Divergencia. Confusión. Emerge el símbolo del Ascendente en Libra de Argentina. Estimulado a una renovada expresión madura por el vigente tránsito de Saturno (iniciado en 2011-2012). Y ante la evidencia de todos los fantasmas de separatividad, exclusión, desprecio por el otro, heridas, rencores y anhelos de venganza ante los cuales el tránsito de Saturno por la casa XII (2008) nos ha dejado sorprendidamente expuestos.

La profecía parece representar ambos sentidos: el de Plutón transitando a Venus y el de Saturno transitando la casa I con cúspide en Libra.

01

Ante oportunidades similares, en el pasado nuestra conciencia colectiva reaccionó llevando la polarización al extremo. Nos fascinamos con el exterminio, con la muerte del otro como purificación del cuerpo social. El anterior tránsito de Plutón a Venus de Argentina fue en 1975-1976.

Luego, durante 1979-1980, Plutón transitó en cuadratura al Sol en Cáncer (participante de un stellium junto a Venus y Mercurio) y en Medio Cielo, y a la Luna en Capricornio y en casa IV de Argentina. En esos tiempos, además, anunciaba su inminente llegada al Ascendente en Libra (1981-1982).

En octubre de 1980, la repercusión universal del Premio Nobel a Pérez Esquivel nos despierta de nuestro encierro localista. El mundo es más complejo que nuestros relatos familiares. Otras miradas necesitan ser incluidas. El predominio absoluto de la construcción oficial de la historia entra en crisis. La eficacia local del discurso de época y sus consignas (“los argentinos somos derechos y humanos”, “el silencio es salud”) se frustra ante aquella amplificación mundial de las voces secuestradas y su elocuencia. Había más dolores.

La insuficiencia de un relato local expuesta en la expansión que representa una resonancia argentina en el marco mundial. La excitante pelea criolla queda desdibujada. Ante esa expansión internacional, ser fieles a las divergencias locales se muestra absurdo, imposible o (en caso de insistir) patológico. Esa resonancia exige resignificar lo que endogámicamente creemos cierto, la pretendida historia. El Premio Nobel de Pérez Esquivel obligó a Videla a responder en conferencia de prensa sobre los desaparecidos, inmortalizando aquel gesto, en el aire, con sus manos. El impiadoso y autoincriminante “no están”.

Hoy son tiempos de Plutón transitando, no el Sol (ocurrirá en 2016-2018), sino a Venus en IX, regente del Ascendente en Libra y la casa VIII. Un suceso mundial protagonizado por un argentino parece alterar nuestras relaciones internas. Su extensión no permite que sea controlado desde voluntades cristalizadas en rígidas subjetividades. Parece exigir una ampliación en el reconocimiento de la complejidad de nuestros vínculos. Hace manifiesta una sombra en nuestro modo de relacionarnos. Provoca las reacciones de nuestros hábitos atravesados por heridas y traumas, de nuestras emociones cautivas del miedo.

Las actuales circunstancias del papado de Francisco parecen estar haciendo visibles esos mismos contenidos. Exponiéndolos a reacciones que excitarían los fantasmas de una polarización extrema y fratricida (1976), o a respuestas incluyentes que apuesten a la confianza y que hagan “surgir del confusionismo lo inesperado”. Que la divergencia se transforme en confluencia, que la visión excluyente y facciosa se convierta en inclusiva y sistémica, que la disgregación narcisista devenga en congregación respetuosa de diferencias, que el aislamiento destructivo se convierta en contención constructiva.

Es mucho y muy importante lo que está en juego.

Hay más dolores. Dolores que parecen antagónicos. Dolores, en verdad, complementarios. Dolores generados por la divergencia y que son ahora potenciales puentes de encuentro de aquello que pareció separarse irremediablemente. Heridas infligidas en el pasado transformadas en fuente de comprensión y reconocimiento.

Siempre que la compasión prevalezca sobre el miedo.

La compasión que disuelve la ronda de justificaciones para el odio, de argumentos sagaces para cerrarse y no escuchar el dolor del otro, de maniobras emocionales para sentirnos justos castigando y matando.

Como autor de esta nota, dejo constancia de que todo lo dicho me atraviesa e involucra. Participo de las luces y las sombras. Y me siento agotado de ellas.

Anuncios

Responses

  1. Interesantísimo como siempre, gracias

  2. Querido Alejandro. Emocionada por tu nota. Resueno en cada una de tus palabras. Abrazos de coazóna corazón

    • Qué alegría leer tu comentario. Gracias Ana María. Y espero que podamos encontrarnos cuando viajes a Buenos Aires. Abrazo

  3. excelente artículo de tu autoría total, me gusta la dimensión desde la cual escribes, hechos reales.

  4. Estimado Alejandro, justamente hace unos días escribía en fbk acerca de la particular relevancia del tránsito de oposición partil de Plutón sobre le reg. de nuestro ascendente y de la necesidad de analizarlo con minuciosidad a la luz de la designación papal. La verdad que me ha maravillado tu artículo, echando luz sobre el tema y a pesar de no agradarme mucho la iglesia Católica, desde el primer momento sentí una enorme ilusión casi instintiva por la designación de Bergoglio al frente de ella. La verdad que hay un gesto de él que me ha subyugado más que ninguno. A pesar que nuestra presidenta ha rechazado en forma sistemática los últimos 14 pedidos de audiencia de Bergoglio como representante de la Iglesia Argentina, ahora convertido en Papa, le ha concedido la primera audiencia a un jefe de estado, predicando con el ejemplo y respaldando sus palabras de perdón y misericordia y reconciliación. Muy a tono con la consciencia nueva que demanda estos tránsitos plutonianos y saturninos que tan bien has explicado y a los que se refirió el genial Parravicini. A pesar de no estar viviendo momentos personales muy agradables, de repente siento un extraordinario optimismo de ver como la vida siempre te deja la puerta abierta por donde se filtra la luz que te lleva al camino correcto. Ojalá cunda el ejemplo en todos nosotros. Y cuando digo todos, también me incluyo en mi necesidad de perdonar y tender un puente ante el que uno considera el contrario o el equivocado.

    • Amigo Diego, gracias. Fundamental lo que decís respecto a incluirse. Estamos involucrados en lo oscuro que apreciamos. Abrazo

    • la informacion de las 18 audiencias rechazadas es del episcopado o de los medios?

      • Es información de los medios repetidamente desmentida por el Episcopado, Evangelina. Pero ya lo ves: miente, miente y miente que siempre algo quedará.

  5. Impresionante estudio, se me helo un poquito la sangre !

  6. No sólo las predicciones sino que algunos pensamientos como los tuyos , son como bien decís “símbolos capaces de estimular a nuestra conciencia, despertándola a contenidos hasta ahora velados” .
    Estos me llevan a reflexionar (por los planetas involucrados) : este evento, no será acaso la continuación del mito de Cronos (Saturno) y Urano.?
    Cuando Saturno castró a su padre Urano, éste al exiliarse cerró la puerta a lo transpersonal. Tal vez hoy, cuando estas aguas Neptunianas que vienen del más allá empapan a Venus: (la hija de la sangre de Urano al tocar las aguas enfurecidas), nos devuelva la conexión perdida, y salir de la “pesadilla de la polarización” .
    Audacia, y me atrevo a agregar coraje, entrega, confianza y visión, serán algunas de las cosas que necesitamos para saltar a la siguiente órbita más allá de Saturno, reconstruir este puente, sacar a Urano del exilio y ser concientes de este eterno proceso que somos, un eterno tránsito transpersonal.
    Animarse a cocrear la continuación del mito.
    Como siempre muchas gracias. Dolores

    • Gracias Dolores. La dimensión mitológica reproduce el conflicto psicológico humano de la polarización. Y creo que cuando ese plano se agota surge otro nivel del juego, más creativo e imprevisible: el de la dinámica de polaridad. Allí la lucha a muerte entre Saturno y Urano se transforma en la conciencia de que ambos se implican mutuamente y que no puede existir uno sin el otro. Abrazo

  7. “esperaba tu analisis articulado a las profecias de Parravicini que es lo primero que se me vino a la mente ni bien se dio a conocer el cargo de Bergoglio, y al leerte encuentro la sintesis en dos parrafos: uno es aquel donde situas el panorama de la Argentina con el nombramiento de Perez Esquivel; y el otro al final de la nota, donde incluyes nuestra participacion de las luces y sombras y lo que, comparto, nos sucede. Muchisimas gracias por tu claridad, y nobleza al poner en palabras lo que anida en el inconciente colectivo”
    Abrazos

    • Gracias Silvina. Seguiremos compartiendo y respondiendo al desafío colectivo. Abrazo

  8. “… Y me siento agotado de ellas” El contenido de tus palabras palabras me ayudan a descansar. Gracias

  9. Muchas gracias, Alejandro, por compartir tan generosamente este artículo verdaderamente inspirador. Un Abrazo,

  10. “… Ante oportunidades similares, en el pasado nuestra conciencia colectiva reaccionó llevando la polarización al extremo. Nos fascinamos con el exterminio, con la muerte del otro como purificación del cuerpo social. El anterior tránsito de Plutón a Venus de Argentina fue en 1975-1976…” Ojala esta vez lo aprovechemos, que sea una oportunidad para llegar al puerto de nuestro ascendente en Libra Argentino. Gracias Ale por poner en palabras lo que muchos percibimos.

    • Gracias Bea por compartir. Y ojalá. Abrazo

    • Muy bueno! Gracias por compartirlo! En aquel momento Perez Esquivel cuando fue reconocido afuera, cambio el panorama local, ahora parece que le toco a Bergoglio, pero el primero en salir a decir que el nuevo Papa nada tuvo que ver con la dictadura fue otra vez Perez Esquivel… voy a mirar su carta! Jeje

      Gracias Alejandro!

      • Gracias don Leo. Abrazo

  11. gracias ale por la claridad de tu comentario ,pueda ser que este transito de pluton a venus nos ayude a nuestra transformacion y poder llegar a libra ,que saturno y urano vayan junto un paso saturno otro urano,que podamos vivir con lo inesperado , mantener claridad ,amor y entener nuestras diferencias
    cariños cristina

  12. Gracias Alejandro, con la inteligencia y la sensibilidad de siempre. Pusiste mucha luz en mis reflexiones, El mito de Venus siempre me atrajo(por no decir me fascinó por tanta Venus en mi carta). Ella viene a unir, a mostrar la belleza de la vida, a aprender a escuchar, a incluir al otro. Pero eso, para nosotros, es trabajo, arduo trabajo. En ella están unidos, en el mito, los tres transpersonales, pero en la vida real somos nosotros quienes podemos intentar incluirlos, relacionarlos. seguramente como dice Parravichini viene un tiempo de polarización, confiemos, no estamos en el 76 y el afuera parece ayudarnos en nuestro trabajo personal. Y que agota, no me cabe duda.Gracias nuevamente.

    • Gracias Beatriz. Es cierto: los transpersonales somos nosotros. Abrazo

  13. Gracias Alejandro por estas reflexiones, lo comparto.

  14. Da gusto leerte. Un abrazo Alejandro!

  15. Ojalá lo inesperado sea posible, Ojalá podamos reconocernos en la sombra.Gracias profe.Cariños.

  16. Tus palabras traducen a la perfección el “ojalá” que se ha instalado en mi alma…y con el correr de las horas empiezo a percibir que las reacciones mas encolerizadas empiezan a bajar de volumen y a intentar entender desde otros lugares…Ojalá!
    Gracias por compartir tus visiones…, un abrazo

  17. Gracias Ale , por compartir tu mirada…siempre acompañando a expandir la percepcion
    un gran abrazo

  18. mas claro echadle agua bendita!! muy bueno!!
    Mandame tu mail,te quiero consultar algo fuí alumno tuyo!! abrazos!

  19. Muy interesante, muy minucioso.
    Una palabra me pegó mucho: en lo general, por lo que uno ve en la sociedad que vive cada vez más polarizada y en la individualidad de mi ser. “estamos agotados”. Esperemos el cambio, somos merecedores.
    Gracias

    • Gracias Carmen. Esperemos que el agotamiento haga “masa critica” y podamos florecer a algo nuevo y renovador. Abrazo

  20. Gracias Alejandro,por tu sensibildad para explicar algo que nos toca a cada uno de nosotros,incluir a un otro….saber escuchar,estar atentos para comprender que el OTRO es parte de mi.UN ABRAZO GRANDE. chichi

  21. Excelente yuxtaposicion de Mercurio y Neptuno, como siempre combinas lo racional concreto, y lo resonante intuitivo, en dosis equilibradas. Parece mentira que tan sólo una semana antes, el pais estaba más dividido que nunca por el polémico acuerdo con Irán, y ahora el clima social dió un giro notable. Esperemos que el Sagitariano Bergoglio, nos inspire a lograr una “sintesis” entre los extremos de la polarización, para que todos podamos respetarnos y querernos un poco mas como sociedad. Abrazo y Felicitaciones de nuevo! Gerardo Djeredjian

    • Gracias Gerardo. Intentemos favorecer esa síntesis. Sostengamos esa conciencia. Abrazo

  22. el salon de los espejos esta con todo!! :)
    gracias alejandro !! esperaba una mirada astro sobre este tema y me encanto!!! :)

  23. No obstante, resulta inevitable que en el despliegue de nuestra vida haya momentos en los que la madurez psicofísica habilite (y demande) nuevas traducciones, nuevas representaciones, más permeables y resonantes con el misterio. Momentos que la vida nos anuncia oportunos para que se expandan las posibilidades de contención de aquello que percibimos. Nuestra madurez nos reclamará nuevos significados, nuevos sentidos, capaces de incluir mayor complejidad de matices. Un mismo hecho comenzará a decir cosas nuevas. Lo hasta ahora sensato revelará irracionalidad. Lo que temíamos delirante mostrará lucidez impecable.

    …elevarnos por el espiral con el cuerpo liviano,
    resignificar experiencias después de haber atravesado abolladuras,
    integrando con/desde el amor.

    “lo q temíamos delirante mostrará lucidez impecable”
    Y después otra vez… así el espiral infinito!
    Waaaaaaaaa, Respirar…

    Aleee, Aleee…. GRACIAS por mercurizar tanto neptuno!
    Bendiciones :)

    • Gracias Cecilia… Así el espiral infinito… Abrazo

  24. Alejandro, estaba esperando “tu articulo en el blog”. Gracias por abrir mi cabeza pero más… mi corazón. estoy tan conmovida como esperanzada con la nueva oportunidad del “encuentro”. Cariños. Liliana

    • Gracias Liliana. Confiemos y, ante tantos “cantos de sirena”, mantengamos activa la conciencia. Abrazo

  25. Gracias Alejandro!!! como siempre esa combinación de sensibilidad y racionalidad para ayudarnos a abrir nuestra conciencia…. Incluir con Amor y compasión será el gran trabajo como argentinos y como seres humanos! La emocion me conmueve y la esperanza de la inclusión parece haber empezado??? Que así sea. Gracias nuevamente Susana

  26. Tus notas como siempre fruto de tu especial sensibilidad para percibir el lenguaje simbólico y traducirlo a esta realidad que vivimos
    hoy día con estos nuevos aconteceres.
    Abrazo fuerte!!!

  27. Si Ale, también creo que estamos ante cambios importantes, ante cambios importantes para la raza humana en su conjunto. Tenemos la oportunidad de discernir las diferencias, esas diferencias que nos separaron y que ahora nos pueden integrar, sombras que pasan a la luz. Creo que es una oportunidad fantástica que tenemos de ver y expandir, de permitirnos la vulnerabilidad tan preciada, de darnos cuenta que hay un otro al que le pasan las mismas cosas que a mi. También me siento involucrada y también me veo luchando con mis propios miedos, tan sutiles ellos, que a veces pienso que no son miedos. Pero tengo la fuerte sensación y la profunda esperanza que todo lo que pasa (en todos los ángulos) es la transición de un largo proceso hacia algo muy superior, lo que necesitamos es acompañar los acontecimientos. Que puedo decir de tu artículo que ya no te haya manifestado en otras ocasiones, tu claridad didáctica es maravillosa y enriquecedora como siempre. Gracias. Abrazo, ya no de oso, solo mío amigo mío. Cristina Caamaño.

  28. GRACIAS ALE POR UN ARTICULO TAN REVELADOR DE LOS TIEMPOS QUE CORREN,POR SUERTE CREO QUE SOMOS CADA VEZ Y MAS LOS QUE, INCLUIDOS EN LA POLARIZACION, ESTAMOS HARTOS DE ELLA Y NECESITAMOS COLECTIVAMENTE EM PEZAR A DAR UN SALTO HACIA LA MADUREZ ¿PODREMOS?

    • Gracias Adriana. Colaboremos con el agotamiento y crucemos los dedos. Abrazo

  29. Conmovido por tu relato, conmovido por sentirme parte de èl. Gracias!

  30. Conmovedor y emotivo, gracias Alejandro.

  31. Brillante Ale. Hay q tomarse tiempo para leerla, pero no tiene desperdicio. Gracias.

  32. ¿ SERA BERGOGLIO EL HOMBRE GRIS QUE SURGIRA DE ARGENTINA, CREO QUE TAMBIEN PROFETISADO POR PARRAVICHINI ?

    • No lo sé. Si tiene algún sentido, la profecía se hará evidente por sí misma. Como dice el artículo “a las profecías mejor no entenderlas…”. Abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: