Posteado por: alejandrolodi | 23 junio, 2013

El ciclo de Plutón en la historia argentina I (Introducción)

Alejandro Lodi

(Junio 2013)

(Primera parte del seminario “La circulación del poder en la Argentina. Un ciclo de Plutón en la historia”, presentado en Consideral-Escuela de lenguajes simbólicos en abril de 2013)

"Ángeles" - Xul Solar

“Ángeles” – Xul Solar

Introducción

Vamos a observar el ciclo de Plutón a lo largo de la historia Argentina. Nuestro supuesto principal es que, al hacerlo, estaríamos dando cuenta de cómo ha circulado el poder en nuestra sociedad, de cómo hemos organizado y expresado nuestros potenciales a lo largo del desarrollo de esta entidad nacional compartida.

Tratándose del planeta más lento, nuestros casi 200 años de historia no alcanzan para completar un retorno a su propia posición natal. En los términos de Plutón, somos jóvenes. Por eso, atenderemos a los tránsitos por las casas y sus correspondencias con sucesos históricos, a cómo configuran bloques de significado coherente en nuestra historia. En especial, nos detendremos en la cualidad de los tiempos del cruce de Plutón por los ángulos de la carta y, coincidentemente, de su paso por la oposición Sol-Luna natal.

Antes de esto, expongamos los contenidos de la carta de la Argentina que resultarán significativos en este viaje. Nos concentraremos específicamente en tres de esos núcleos

1) Núcleo de repliegue emocional y pertenencia.

.- Sol en Cáncer en Medio Cielo.

.- Luna en Capricornio en casa IV.

Destaca una nota emocional, un talento que subraya lo sensible, la necesidad de sentir pertenencia. También una alta valoración de la nutrición, la protección y la seguridad. Siendo la carta de un país, podríamos decir que este núcleo habla de cierto celo nacional, cierto celo gregario. La sensación de estar protegidos cerrándonos, apartándonos, vinculándonos con los propios (Sol en Cáncer y Luna en casa IV).

Esta necesidad de sentirnos resguardados es medular. Incluso, llega a ser extrema, porque surge desde una sensación de profundo desamparo, desde experiencias que reclaman –con urgencia de angustia- amparo y atención afectiva (Luna en Capriconio).

Al estar vinculado al eje IV-X (que en la carta de los países es el eje pueblo–gobierno), estas características de sensibilidad afectiva y repliegue protectivo van a reproducirse en el vínculo con las figuras gobernantes. En la relación con nuestros líderes hay una necesidad de afecto, sensibilidad y subjetividad emocional. Además de ser sujetos destacados (Sol en Medio Cielo) tienen que ser protectores, afectivos y cálidos (Sol en Cáncer) en la atención de las altas necesidades del pueblo. En realidad, esas necesidades son tan altas y las demandas tan extremas que resultan imposibles de ser satisfechas (Luna en Capricornio). En definitiva, este núcleo está hablando del anhelo de líderes que sean protectores, paternales o maternales. Cualidades propias de un padre o de una madre que proyectamos sobre nuestros gobernantes, con gran carga emocional inconsciente de incondicionalidad. Le adjudicamos afecto personal a la voluntad de nuestros líderes. Tendemos a otorgarles la suma de la autoridad, sin restricción ni control alguno, ya que “la voluntad del líder es nuestro propio bien…”. Reclamamos y anhelamos de ellos respuestas subjetivas y personales, antes que objetivas e institucionalmente impersonales. Padres que nos quieran, antes que gerentes administradores. Necesitamos de su calidez afectiva. Y todo esto tendrá sus beneficios y sus perjuicios: el talento de humanizar los asuntos públicos tanto como de subordinar el bien común a necesidades particulares, la capacidad de atender al factor humano de la realidad tanto como la pérdida de contacto con realidades más objetivas.

En el comienzo de la historia de la Argentina este núcleo se hace visible en la conformación de una nación a partir de provincias, de regiones, de territorios dominados por caudillos. Una organización que remite a un sistema feudal, antes que republicano. Cada caudillo busca concentrar la suma del poder público: es la acción ejecutiva, el la ley y es el juez. Su voluntad personal coincide con lo mejor para su pueblo. Cada uno de ellos siente que para proteger a su región es necesario defenderse de otras regiones y de otros caudillos. Y fundamentalmente del Estado central que será Buenos Aires.

carta-natal-argentina2

2) Núcleo de apertura vincular y expansión 

.- Ascendente en Libra.

.- Júpiter en casa I.

.- Venus regente del Ascendente en casa IX.

Estos contenidos de la carta de Argentina representan una gran capacidad para vincularse con los otros. Simbolizan un aprendizaje de destino que propone abrirse a lo diferente y a lo desconocido, descubrir que lo que despierta creatividad es salir del “pago chico” y emprender la aventura de relacionarse con lo lejano, con lo que no resulta familiar ni se ajusta con nuestros hábitos de costumbres. Este núcleo dispone a la novedad, a abrir horizontes, a no conformarse con lo seguro, a no refugiarse en repetir el pasado.

En nuestra constitución energética nacional están presentes estos dos tonos: un núcleo de mucho celo y un núcleo obligado a abrirse.

Si la cualidad de disponerse al encuentro con el otro diferente es vivida como conflicto es porque prevalece de un modo exagerado el núcleo que se cierra sobre lo seguro. Hacer identidad en la cualidad de pertenencia cerrada generará una vincularidad que sólo confía en los propios y que, por lo tanto, sentirá que las relaciones más abiertas son una amenaza a la seguridad. Del mismo modo, hacer identidad en el núcleo que anhela expandirse y estar abierto al encuentro con lo diferente, con lo extranjero, generará la sensación de que sostener la pertenencia local y las relaciones afectivas construidas desde el pasado representa mantenerse sujeto a una “carreta lenta y pesada” que detiene la evolución hacia el futuro.

Un núcleo con alto anhelo de progreso que siente que el pasado es un lastre (y no sustancia constitutiva) y otro que siente que el pasado es seguro y abrirse al futuro es una amenaza (no oportunidad creativa). Bienvenidos a la historia de la Argentina… (risas).

Una contradicción…

Que por suerte todavía no resolvimos… (risas).

Pero el viaje de Plutón tiene como clave otro núcleo central.

3) Núcleo de empatía universal y transformación

.- Plutón en casa VI en Piscis.

.- Plutón en cuadratura a Neptuno.

.- Quirón en Piscis en casa VI.

.- Júpiter en Escorpio en casa I.

Estos contenidos representan la tendencia a fascinarse con los absolutos, a sentir la vitalidad del hechizo del sacrificio purificador, de la salvación fundacional.

"Entierro" - Xul Solar

“Entierro” – Xul Solar

Este tercer núcleo alimentando a los dos primeros genera el hechizo de la polarización. Traducido a vivencia colectiva, el hechizo de la polarización no es otra cosa que estar identificados con un polo y sentir que el destino que nos merecemos necesita excluir al otro, estar convencidos de que con esa exclusión del otro polo estamos contribuyendo a una purificación redentora. De acuerdo a su cualidad de  trascendencia casi mística, consagrarse a esa redención exige que no se evite ningún sacrificio, propio o de los otros. Un ideal tan puro y absoluto, tan crucial y salvador, que pedirá dar la vida o tomar la vida de los demás. Para disfrutar de la abundancia que nos merecemos hay que hacer grandes sacrificios. Ser sensibles a ese alto y noble ideal exige ser insensibles al circunstancial dolor que irremediablemente provoca. Frente a las dimensiones trascendentes de esa épica, atender al sufrimiento personal representa un acto de egoísmo. El hechizo de este núcleo nos convence de que no hay que temer al dolor, porque el dolor -propio o del otro- es purificador, redentor, necesario para habilitar órdenes de justicia sublime.

Y aquí estamos frente a una paradoja clave en nuestra historia. Simbolizando -en su energía- una exquisita sensibilidad compasiva al dolor humano, este núcleo también puede manifestarse –en su expresión psicológica- como una tentadora fascinación por sentir que en el dolor y en el sufrimiento nos estamos haciendo santos y justos, en contra de pecadores e infames.

El tema de la polarización es fundamental. Es verdad que la realidad es dual. Entre las leyes herméticas que sostienen los supuestos de la astrología está el principio de polaridad. La realidad se manifiesta en polos (día y noche, lo activo y lo receptivo, consciente e inconsciente, etc.), pero no es cierto que esté “polarizada”. La evidencia del principio de polaridad dual no justifica la polarización. La polarización, la ocurrencia de que un polo venza al otro y prevalezca en forma absoluta, es una construcción humana. La polarización es real en la dimensión psicológica. Pero, en el plano energético o vibratorio, la sensibilidad al principio de dualidad habilita la percepción de una dinámica polar de la realidad. Gracias a la percepción de esta dinámica podemos apreciar que la realidad se constituye en polos que están interactuando constantemente. Lejos de confrontar con la intención de excluirse, los polos se atraen, se necesitan, se buscan y se crean mutuamente. La polaridad, antes que conflicto excluyente, representa una dinámica amorosa e incluyente.

Nunca será suficiente recordarlo: la polarización es una distorsión de la dinámica polar. La polarización se produce cuando, por no tolerar emocionalmente la dinámica de polaridad, la conciencia condicionada por el miedo intenta construir (y controlar) la realidad desde un único y exclusivo polo. La polarización es un intento de la voluntad humana por controlar la circulación de la energía vital para calmar el miedo que le provoca el desafío de vincularse. La polarización es el hechizo de acabar con la polaridad, de que exista solamente un polo (el propio, el mío, yo) que logre vencer al otro polo (el ajeno, el de ellos, el otro), que los ángeles triunfen sobre los demonios, que el bien triunfe sobre el mal, etc.

En nuestra historia, la cautivante fascinación por polarizarnos cobra fisonomía concreta. La guerra santa, la guerra revolucionaria. Las consignas que oponen valores -que se sienten sublimes- a la muerte. Patria o muerte, Santa Federación o muerte, socialismo o muerte, etc… Y no es patrimonio exclusivo de una ideología ni de una religión. Tampoco de un único país. En la carta de Argentina -y en la carta de los países latinoamericanos que se independizaron por la misma época- este rasgo es constitutivo. Plutón en Piscis y en cuadratura a Neptuno aparece en la mayoría de los países que declararon su independencia hacia 1815-1825. Venezuela además es Sol en Cáncer y Luna en Capricornio.

"Dos anjos" - XulSolar

“Dos anjos” – Xul Solar

Entonces tenemos estos dos núcleos claves en la conformación de nuestra conciencia colectiva. Y en cada uno de ellos se genera un encanto polarizante. En el foco canceriano-capricorniano, el hechizo del caudillo protector que nos cuida y protege en nuestro territorio de pertenencia y nos habilita la fantasía de no tener que vincularnos, de que cerrándonos estamos bien y podemos “vivir con lo nuestro”. En el foco libriano-sagitariano, el hechizo de la elite iluminada e ilustrada que se sobrepone a los condicionamientos del pasado y está proyectada hacia el futuro.

Y siempre lo mejor está afuera…

Y puede ser Europa y el positivismo de finales del siglo XIX, o Cuba y la revolución socialista de los ´60, el “fin de la historia” y el neoliberalismo de los ´90 o el nacionalismo bolivariano neopopulista de comienzo del siglo XXI. Esa comprensión de lo novedoso siempre es propiedad exclusiva de unos pocos que tienen que luchar, “a todo o nada”, con otros más conservadores (por izquierda y por derecha).

Por último, finalizando esta primera parte y tomando en cuenta que vamos a analizar el ciclo de Plutón, consideremos qué significa el símbolo de Plutón en la carta natal de un país (esto es, en astrología mundana).

Plutón en la carta de un país está hablando de la fuerza transformadora, de cómo expresa esa comunidad las relaciones de poder, la capacidad de generación, la potencia de una nación. También indica acerca de cómo organiza ese país su riqueza. Plutón es la riqueza (por eso, la plutocracia es “el gobierno de los ricos”). Plutón da pistas de cómo circula (o no) la riqueza. Tiene mucho que ver con lo económico y las relaciones de producción. Y también trata acerca de qué vínculo hay con la muerte. Los textos tradicionales de astrología mundana son más directos: hablan de Plutón simbolizando a las fuerzas oscuras, a la pulsión del inconsciente colectivo, que pueden ser transformadoras tanto como destructivas, generadoras tanto como retentivas. Algunos textos vinculan a Plutón con “el poder de los ricos y el poder de los miserables”: los dos extremos de la polaridad. En su manifestación más oscura, “el poder de los ricos” traducido como apego y control, y “el poder de los miserables” como pulsión destructiva y desintegradora.

Dejemos que estas “palabritas” que quizás parezcan una descripción teórica, vayan resonando y adquiriendo sentido a medida que hagamos el recorrido del ciclo.

Para terminar, recordemos que en nuestra carta nacional Plutón está en cuadratura con Neptuno. En contacto con el planeta de las profundidades del misterio oceánico, las expresiones del inconsciente colectivo simbolizadas por Plutón pueden ser arrasadoras. Podemos recordar la película “Aguirre, la ira de Dios”: la voracidad elevada a la enésima potencia, el hechizo de lo destructivo en grado de éxtasis.

Ahora, tanto por Piscis como por Neptuno, Plutón adquiere en la carta de Argentina el carácter de una potencia con mucha resonancia con lo universal, con el alma humana, con lo espiritual… Hace unos días, el papa Francisco habló del poder del servicio. Es una imagen que resuena con nuestro Plutón en Piscis y en cuadratura a Neptuno: el poder de la compasión, el poder de la entrega… y también el poder de la fantasía, de la ilusión, de la confusión, del engaño.

Sólo resta agregar que, desde su posición en casa VI, las cualidades plutonianas que hemos desarrollado se expresan en los temas ligados al servicio público, la salud pública, la administración pública, las fuerzas armadas, las fuerzas de seguridad, los trabajadores, los humildes…

Entonces, el Plutón que va a desarrollar su ciclo es éste: una fuerza transformadora de alta resonancia con lo universal, con lo sensible, pero también vulnerable a hechizos y a engaños, a quedar fascinada por excitantes rituales de destrucción; una sensibilidad al dolor muy comprometida con el servicio y que puede traducirse en regeneraciones a partir de atender la necesidad de los humildes o en apropiaciones de poder desde el control de la administración pública en beneficio de una facción.

 

(Continúa en “El Ciclo de Plutón en la historia argentina II 1816-1928″).

 

 

 

Anuncios

Responses

  1. ESTAMOS AL HORNOOOO

    • Bueno, los hornos se ajustan a Plutón: favorecen alquimias… Estemos atentos y confiemos. Abrazo

  2. Esto de agrupar los elementos de la Carta en núcleos de afinidad conlleva un error epistemológico de fondo. Pues los agrupamientos se hacen a partir de diferencias extra-astrológicas. O sea: el astrólogo tiene una pintura sociológico-político-histórica previa, independiente de cualquier criterio astrológico, basada en lecturas, opiniones, y juicios que vienen de fuentes diversas, y con esa pintura mental en la cabeza agrupa los elementos astrológicos que sustentan la existencia ¡de esa pintura! El procedimiento es circular. Se usa la carta -que contiene a todos los elementos y, por tanto, da para todo tipo de agrupamientos- como un menú del que se sacan los elementos que justifican el prejuicio que ya tiene en mente el astrólogo y que no depende para nada de la astrología. Como la carta contiene todo, entonces todo prejuicio puede ser sostenido con aparente solvencia astrológica.

    • Mi supuesto es que agrupar por núcleos de afinidades favorece la síntesis en la lectura de una carta natal, permite apreciar los colores dominantes en la totalidad del conjunto y no perderse en fragmentos. Pero sólo es un método. Si no le resulta, deséchelo y use el suyo. Abrazo

  3. Tu sintesis se ajusta e ilumina una “realidad” que a diario convive con nosotros como nación.Sería un gran desafío desafiar esta matriz……y llevarla a otra octava. Abrazo fuerte y agradecida por tu nota.

  4. Gracias Alejandro por compartir un documento tan claro como el que escribiste. Espero los próximos. Un abrazo.

  5. Una lectura muy reveladora (al menos para mí). Los núcleos energéticos traen luz a esa lectura. Esto es cada vez más apasionante!

    • Gracias Mariana. ¡Y esto está siempre “recién empezando”! Abrazo

  6. …mejor ni pensar si la carta de nuestro país tuviera a Plutón polarizado…y eso que todavía no leí lo que viene…
    La ley de polaridad hermética remite al equilibrio, no lo contrario, de ahí que si destruís al otro polo necesariamente estás destinado a desaparecer…cuánto faltará para llegar a entenderlo?…tendrá cabida el “poder del servicio”?
    Gracias por publicar esta charla! Un abrazo

    • Gracias Laura. Y el poder del servicio sólo puede brotar desde el corazón, no por decreto gubernamental. Habrá que ser pacientes con nuestros apegos. Abrazo

  7. Muy bueno Lodi! Espero la continuación, confiando! Abrazo grande, Suzanne

    • Gracias Suzanne. Confiar cantando es más fácil. Abrazo

  8. Gracias Lodi por compartir, muy revelador, y gracias al cosmos por el pluton en vi ( el servicio )

  9. Jorge, el error epistemologico seria pensar que existe algo extra logico en los analisis. Todo sigue una logica: del analista, la de su escuela y de su epoca. El analisis de Alejandro lo enmarco en sus criterios de conocimiento, que puedes o no compartirlos. A mi, me gustan, me cierran en la interpretación para entender el concepto en lo que respecta a la historia de la Argentina.

    • aid, sobre gustos no tengo nada que decir. Son algo personal, yo hablaba de epistemología.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: