Posteado por: alejandrolodi | 27 junio, 2013

El ciclo de Plutón en la historia argentina II (1816-1928)

Alejandro Lodi

(Junio 2013)

(Segunda Parte del seminario “La circulación del poder en la Argentina. Un ciclo de Plutón en la historia”, presentado en Consideral- Escuela de lenguajes simbólicos en abril de 2013)

image

“Jefe de dragones” – Xul Solar

¿Comenzamos el viaje por casi 200 años de historia? Somos tan jóvenes como nación que todavía no completamos un ciclo de Plutón. Un cuarto de milenio es lo que se toma este planeta para consumar su proceso de revelación de las potencialidades transformadoras y generadoras de –en este caso- una entidad nacional.

Recordemos cómo habíamos sintetizado las cualidades de ese Plutón natal que habrá de desarrollar su ciclo: una fuerza transformadora de alta resonancia con lo universal, con lo sensible, pero también vulnerable a hechizos y a engaños, a quedar fascinada por excitantes rituales de destrucción; una sensibilidad al dolor muy comprometida con el servicio y que puede traducirse en regeneraciones a partir de atender la necesidad de los humildes o en apropiaciones de poder desde el control de la administración pública en beneficio de una facción.

Y tengamos presente estos tres núcleos de la carta natal que representan la sustancia energética en la que se despliega el juego de poder a lo largo de la historia argentina:

1) Núcleo de repliegue emocional y pertenencia.

.- Sol en Cáncer en Medio Cielo.

.- Luna en Capricornio en casa IV.

2) Núcleo de apertura vincular y expansión.

.- Ascendente en Libra.

.- Júpiter en casa I.

.- Venus regente del Ascendente en casa IX.

3) Núcleo de empatía universal y transformación.

.- Plutón en casa VI en Piscis.

.- Plutón en cuadratura a Neptuno.

.- Quirón en Piscis en casa VI.

.- Júpiter en Escorpio en casa I.

Nuestra hipótesis es que no es posible entender la circulación del poder en nuestra historia sin tener presente que se desarrolla en esa sustancia, no en una hoja en blanco, ni en una materia neutra de cualidades. Una sustancia que nos habla de la necesidad de pertenencia afectiva y de gobernantes protectores, de aprender a vincularnos con los otros y confiar en el riesgo expansivo, y de una alta sensibilidad de servicio trascendente y de compasión transformadora.

En este viaje, consideraremos la experiencia de Plutón transitando por las casas y también los aspectos que va haciendo a algunos planetas (no todos) de la carta natal de Argentina.

Plutón transitando casa VI (desde 1816 hasta 1846)

mandala Plutón por VI

Si recordamos esos primeros 30 años de historia argentina, el desafío era cómo organizar una nación dividida en tantas regiones. Una nación que se gesta a partir de la revolución de mayo de 1810, una revolución local, proclamada por el Cabildo de Buenos Aires. Ya en 1810 comienza a plantearse la integración del resto del Virreinato del Río de la Plata a las decisiones de Buenos Aires. Cómo organizar una nación desde tanta fragmentación regional y en estado de guerra contra el reino de España. Cómo organizar una administración, un ejército.

El arranque del ciclo plantea un desafío pertinente a una nación con Plutón en casa VI: cómo organizar el poder, cómo darle coherencia a todo ese esfuerzo y energía invertida, cómo lograr un orden sistémico para que esa energía emancipadora no se dilapide y se vuelva autodestructiva.

Luego de dos décadas de intentos fallidos, aún habiendo expulsado a los españoles y habiendo declarado la independencia, la organización de potenciales y la eficiencia en la administración recién adquieren cierta nitidez en el período rosista entre 1832 y 1840. Tomemos nota de los tránsitos de Plutón en esos años en los que sigue recorriendo la casa VI. Recordemos que vamos a prestar particular atención a aquellos que afecten a la oposición Sol-Luna natal y a Venus natal (regente del Ascendente en Libra y, por lo tanto, gobernante de la carta), considerando 2° de orbe antes y después de los tránsitos partiles.

1830-1836 – Cuadratura a Venus natal.

1836-1842 – Cuadratura a Sol natal.

1838-1844 – Cuadratura a Luna natal.

En esos años aparece un principio unificador alrededor de Rosas. Se encuentra una forma federativa de organización. Cada región gobernada por su propio caudillo y uno entre ellos –el gobernador de Buenos Aires- se encarga de las cuestiones comunes, entre ellas las relaciones exteriores. Y para asegurar la “restauración de las leyes” y el “exterminio de la anarquía”, a ese primus inter pares se le otorga la “suma del poder público”. Todo ello parece sintetizarse en su frase: “El rey es como un padre: amar, castigar, recompensar…”. Concretamente, esto ocurre en su segunda gobernación, en 1835, con Plutón en conjunción al Sol de Rosas (10° 24´ de Aries) y en cuadratura al Venus de Argentina (11° 06´ de Cáncer).

imageVemos entonces que con el tránsito de Plutón sobre el Sol y la Luna emerge una figura patriarcal fuerte, un caudillo que ejerce “la suma del poder público”, lo que implica la organización de la economía y las relaciones de producción. Las decisiones ejecutivas son patrimonio del caudillo, la ley es su voluntad, y las sanciones aplicadas según su personal criterio. La concentración del poder en una sola persona, sobre quien se proyecta cualidades de padre protector y de infalibilidad. Este fin de la anarquía y “restauración de las leyes” va a implicar el retorno a un orden propio del tiempo colonial, que se reproduce en la forma de un tipo de estabilidad social y actividad económica característica de la etapa pre-independentista en una época en que el mundo asistía a grandes revoluciones. Mientras Europa está absolutamente convulsionada, nosotros vivimos “la paz de las estancias”.

Polarizados durante décadas en el caos (núcleo 3), surge la polarización compensatoria hacia una estabilidad asegurada en la voluntad del caudillo patriarcal, sensible a lo nuestro y a lo popular, severo con los que atenten contra el orden (núcleo 1)… Resulta previsible que aquellos que estaban a favor del progreso republicano, democrático y liberal (núcleo 2) emigraran y comenzarán a conspirar desde el extranjero, confirmando con esa actitud estar al servicio de intereses no nacionales. El circuito de la polarización se refuerza a sí mismo. El aparente éxito de esa organización de poder sostenida en la polarización social irá paulatinamente revelando su sombra a medida que se acerquen los tiempos de Plutón transitando la casa VII, el área de las relaciones.

Plutón transitando casa VII (desde 1846 hasta 1880)

mandala Plutón por VII

El ejercicio de las relaciones exteriores en tiempos de Plutón entrando en zona de vínculos (clima plutoniano sobre asuntos de casa VII) cobra particular relevancia. Plutón cruzando el Descendente: transformación en las relaciones, crisis en los vínculos a partir de manifestarse contenidos en sombra… Es la etapa en que la Confederación Argentina -que parecía mantener sus conflictos internos regionales un tanto atenuados por la hegemonía del caudillo central- atraviesa momentos tensos con el extranjero. Conflictos con Francia, con Inglaterra. Episodios como los de la Vuelta de Obligado, el bloqueo al puerto de Buenos Aires. Aquí se va a ir generando la imagen de Rosas como defensor de los intereses nacionales.

Pero, además comenzará a incrementarse cada vez más el conflicto interno sostenido en el autoritarismo de un estado policíaco severo (“la Mazorca”), en la instauración de la Santa Federación, en la persecución de “los salvajes y asquerosos unitarios”, en el lema “Federación o muerte”… El modo de responder al clima de Plutón transitando la casa VII traduce una incapacidad de vincularse. Deja en evidencia la sombra de exclusión, el hábito de cerrarse sobre lo propio y excluir, generando el exilio de numerosos personajes que resultarán luego referentes de la historia: Alberdi, Sarmiento…

Ahora, en el transcurso de este tránsito, hay un momento de transformación acerca del sentido, los valores, la dirección y las leyes constitutivas del espíritu de la nación: Plutón hace oposición a Júpiter natal.

1849-1855 – Oposición a Júpiter natal.

Son los tiempos de Caseros y de la Constitución de la Nación Argentina, del intento de congregar lo que se había separado, de sentar principios legales acordados para la convivencia y para la organización del poder, más allá de la subjetividad de voluntades personales. Una respuesta –y, en gran parte, una reacción- al caudillismo. Sin embargo, quien derrota a Rosas es otro caudillo, Urquiza. Con esta peculiaridad astrológica: el caudillo ariano (Rosas) es derrotado por el caudillo libriano (Urquiza, con su Sol en 24° 49´ de Libra en conjunción partil al Ascendente de Argentina y, por lo tanto, en oposición a la cúspide de casa VII).

Tenemos una visión de Argentina que es de “Buenos Aires contra el Interior”. En realidad, no es tan así. En la historia argentina aparece un triángulo: Buenos Aires, el Litoral y el Interior. Buenos Aires y el Litoral se disputan el control de los ríos y el Interior expectante y atento a “qué le toca”. No olvidemos que llegó a existir una República de Entre Ríos. Desde el comienzo hubo una intención del Litoral de disputarle a Buenos Aires la hegemonía del control de los puertos y los beneficios aduaneros, que era disputarle el control de la economía. No se trata de grandes ideales, sino de quién controla la economía, quién maneja el poder. Por estos motivos, durante los años de Urquiza como primer presidente constitucional, Buenos Aires se declaró independiente y la Argentina tuvo capital en Paraná, librándose la batalla económica por el control del puerto. Recién hacia 1860 se decidió la incorporación de Buenos Aires a la Argentina. Y todo esto mientras Plutón transita la casa de los vínculos complementarios y las asociaciones.

A partir de allí sobreviene la etapa de Mitre (Sol en Cáncer), Sarmiento (Sol en Acuario) y Avellaneda (Sol en Libra). El “Facundo” de Sarmiento es el testimonio del atraso en que está sumergido el interior del país en la aparente protección de los caudillos. Es la antinomia entre “civilización y barbarie”. Y el apasionamiento en la polarización de estas posiciones luego va a justificar violencia.

Sarmiento reacciona a lo que, para él, es el atraso del país “de las carretas” frente a un mundo que ya tiene ferrocarriles. El progreso del ferrocarril iba de la mano del progreso económico. En un país mayoritariamente analfabeto, Sarmiento tiene una visión: contribuir al progreso desde la educación y el conocimiento. De un modo despreciativo y también violento, identifica al agente del atraso: el gaucho. El gaucho representaba todo ese mundo canceriano, regresivo y desconfiado de las innovaciones. Sarmiento, acuariano, anhela lanzarse al progreso (núcleo 2), sin demasiada paciencia con los tiempos de procesos emocionales, lentos y temerosos (núcleo 1).

Y en el extenso tránsito de Plutón por la casa VII, durante el período 1864-1870 se desarrolla la cruenta guerra de la Triple Alianza. Un largo y cruel enfrentamiento que resultó sincrónico, además, con el transito de Plutón al Marte natal de Argentina.

1866-1873 – Cuadratura a Marte natal.

Brasil, Uruguay y Argentina aliados en un conflicto que rozó el exterminio, por lo menos de la población masculina del Paraguay. Un hecho histórico que algo dice acerca de nuestra capacidad de vincularnos, de nuestra excitación por el conflicto y del hechizo purificador que se activa cuando identificamos un enemigo.

Plutón transitando casa VIII (desde 1880 hasta 1906)

mandala Plutón por VIII

En este período de Plutón transitando la casa VIII las figuras históricas referenciales resultan ser Roca (Sol en Cáncer), Mitre (Sol en Cáncer) y Pellegrini (Sol en Libra).

Son los tiempos en que se funda el Estado Nacional. Se desarrolla un estado moderno para esos tiempos. “Paz y administración” era el dogma análogo al lema positivista de “Orden y progreso” (el mismo que está en la bandera de Brasil). El ideal de progreso ilimitado de fines del siglo XIX. El orden asegura el progreso, el desarrollo económico necesariamente va a redundar en bienestar, el avance científico marca el ritmo de la evolución de la humanidad. No se puede ser indulgente con aquello que atrasa nuestro progreso. El progreso requiere “cirugía mayor sin anestesia”… Y aquí tenemos la llamada  “Campaña del Desierto”. El hechizo del progreso que se impone a sangre y fuego.

Son tiempos en los que Argentina se hace atractiva para la inmigración europea, cada vez a una mayor escala.

1888-1895 – Oposición a Urano natal.

Una inmigración que se dedica al cultivo y al ganado, pero sin ser propietarios de la tierra. Los propietarios de la tierra siguen siendo unos pocos que cada vez se enriquecen más. Con Plutón transitando la casa VIII se genera una élite oligárquica terrateniente: muy pocos son los poseedores de todos los recursos económicos agropecuarios. La industria es muy incipiente. Aquellos inmigrantes venían a producir para los dueños de la tierra: familias tradicionales con apellidos de próceres de la independencia, una clase acomodada y cada vez más ociosa, que desarrolla una cultura que acompaña las novedades europeas. Se conforma un país próspero, con sólidas estructuras institucionales, que combina una fuerte división social al mismo tiempo que abundancia y perspectivas de futuro. Con esa estructura, Argentina pasa de ser, de una de las naciones más postergadas del planeta, a una de las regiones más ricas del mundo.image

Todo esta consolidación económica e institucional se da en el período de este tránsito de Plutón por casa VIII: transformación de los vínculos sociales, de las relaciones de producción, la generación de nuevas categorías sociales… No fue la inmigración soñada por Sarmiento, sino que se trató en su mayoría de italianos y españoles que llegaban al país, en muchos casos, como “trabajadores golondrina” para los tiempos de cosecha. Y un gran número de ellos venían con las ideas del momento en Europa. Ideas de cambio social, ideales anarquistas y socialistas. Este conflicto de visiones ideológicas que chocan con el conservadurismo de las clases dirigentes hará eclosión en la siguiente fase, con el tránsito de Plutón por la casa IX.

En estos tiempos, hay un tránsito que  resulta interesante destacar y que coincide con una época de profunda crisis económica y financiera.

1896-1902 – Conjunción a Nodo Norte natal.

1901-1906 – Oposición a Neptuno natal.

Los gobiernos provinciales toman préstamos para hacer obra pública y llega un momento que no pueden pagar. Quiebra el Banco Provincia y se crea el Banco Nación. Se funden y se fundan bancos.

Es también la época del conflicto con Chile que dio lugar a la ley del servicio militar obligatorio, que es una forma también de transmitirles argentinidad a “los hijos de los gringos”. El ejército comienza a conformarse como el custodio de los valores nacionales, la reserva de la argentinidad. Cualquier riesgo de contaminación de nuestro ser nacional, ante la invasión de costumbres extranjeras y la mezcla con culturas extrañas, será conjurado por el ejército en tanto “reserva moral de la nación”.

Plutón transitando casa IX (desde 1906 hasta 1928)

mandala Plutón por IX

Durante el recorrido por la casa IX, Plutón hará tránsitos altamente significativos. Los primeros serán:

1905-1911 – Cuadratura a Plutón natal.

1917-1922 – Conjunción a Mercurio natal.

Plutón está recorriendo el área de los valores, los principios y la visión de país (casa IX), propiciando transformaciones a partir de dar cuenta de la sombra, de lo que hasta ahora se ha negado o reprimido. Hacia 1906 parte de esa oligarquía terrateniente que conforma la clase dominante comienza a percibir la necesidad de flexibilizar el régimen, de abrir la participación para incluir a esa masa de inmigrantes con ideas políticas de avanzada.

Como síntoma, en 1904 ya había asumido Alfredo Palacios como primer diputado socialista. Diputado por el barrio de La Boca, zona de “tanos revoltosos”. Comienza a discutirse la posibilidad de ampliar el voto. En el transcurso del tránsito de Plutón por la casa IX se abre una conciencia de ampliar la circulación del poder. En 1912, con la Ley Sáenz Peña se establece el sufragio “universal, secreto y obligatorio”. Gracias a esta ley, se incluye la representación de nuevas mayorías. La democracia se expande. El poder circula un poco más. Producto de esa expansión, en la elecciones de 1916 triunfa Hipólito Yrigoyen, el primer presidente que no forma parte de aquella oligarquía dominante. El radicalismo representaba el movimiento político con el que se identificaba la incipiente clase media y el aluvión inmigratorio.

Por supuesto, la llegada al poder de ese líder carismático y protector (Yrigoyen, Sol en Cáncer) va a despertar enormes expectativas. Se propicia la Reforma Universitaria en 1918, una apertura que permite el acceso de nuevos sectores de la sociedad a la formación de la clase dirigente. Pero muchos de aquellos anhelos de bienestar y mayor igualdad no podrán ser satisfechos. La intensidad de las demandas es tan alta (Luna en Capricornio en casa IV) que excede las posibilidades del líder paternalista (Sol en Cáncer en casa X). Algo que veremos repetirse más adelante, en los 70, cuando Perón termina resultando más conservador de lo que las expectativas revolucionarias de la juventud habían proyectado en él. Con Yrigoyen pasó algo parecido. Hay una reacción: huelgas obreras, la Semana Trágica, los sucesos de la Patagonia… Hacia 1922 hubo una oportunidad de dar cuenta de los movimientos necesarios hacia una mayor inclusión. En las elecciones triunfa Alvear (Sol en Libra). Son tiempos de posguerra, el mundo ha cambiado, ha ocurrido la Revolución Rusa, la economía global está en transición a una nueva era. No obstante, la respuesta que parece dar nuestro país a esos desafíos de expansión es la de mantener “todo como está” y aumentar la eficiencia de la administración. Ante una situación que parece requerir transformar el orden local según nuevas visiones de proyección al futuro, la organización del país parece anclada en el siglo XIX, intentando reproducir fórmulas que se creen exitosas. Se elige nuevamente a Yrigoyen en 1928, pero parece haber quedado desbordado ante la necesidad de realizar esta profunda transformación.

1921-1926 – Conjunción a Venus natal.

1926-1931 – Conjunción a Sol natal

1928-1932 – Oposición a Luna natal.

Sincrónico con los tránsitos de Plutón a Venus, al Sol y a la Luna natal, y a su cruce por el Medio Cielo, sucede un cambio de régimen, una ruptura del sistema vigente desde la sanción de la Constitución Nacional en 1853 (cuando Plutón transitaba otro ángulo de la carta, el Descendente). La relación pueblo–gobierno (Luna en IV-Sol en X) sufre una transformación irreversible. A tono con el auge de los regímenes autoritarios en Europa, se recrea en nuestro país la valoración de un “gobierno fuerte”, que suprime garantías individuales, que se sostiene en la fuerza antes que en la ley, y que concentra el poder en la autoridad ejecutiva.

Hacia 1930, el primer golpe militar.

«…Continúa en “El ciclo de Plutón en la historia argentina III (1928-2016)”…».

Anuncios

Responses

  1. Excelente este análisis sobre el paso de Plutón y su incidencia en la Historia Argentina.Me interesa leer como sigue, es decir la parte III (1928/2016), lo vas a seguir publicando?

    • Gracias María Cristina. En la próxima semana publico la tercera (y última) parte. Abrazo

  2. Al releerlo, me siguieron cayendo fichas, gracias Ale, un gran abrazo.

  3. Buenísimo tu analis Alejandro, parece que todos estamos expectante en la proxima parte. realmente un placer leerte. gracias.

  4. Hola Ale,
    qué trabajo fantástico estás haciendo!!! A mi, fundamentalmente, me está ayudando a entendernos como país, si eso es posible jajaj!!!
    besos
    Lilia

    • Gracias Lilia. Sí, “entender” suena demasiado… Confío en poder reconocernos en la historia y, a partir de allí, que pueda revelarse algo nuevo. Abrazo

  5. que bien suena que pueda revelarse algo nuevo, que sea el aprender a encontrarnos tolerarnos en las divergencias ,cariños cristina

  6. Apasionante!! Espero la conclusión de este excelente trabajo Ale!!

    • Gracias Don Diego. Fin de semana sube la tercera parte. Abrazo

  7. excelente análisis, te felicito. Ojala sigas con el estudio para los próximos años!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: