Posteado por: alejandrolodi | 1 febrero, 2014

Argentina hacia 2016 (parte III)

Alejandro Lodi

(Enero 2014)

(Viene de “Argentina hacia 2016 – Parte II)

https://alejandrolodi.wordpress.com/2014/01/14/argentina-hacia-2016-parte-ii/

Lunaciones, estructuraciones saturninas y procesos psíquicos colectivos

Hemos observado cómo el ciclo Sol-Luna iniciado en 1949 tiene su momento de crisis de afirmación (semicuadratura creciente) en 1952, en el mismo momento que empieza el ciclo de Saturno. Es decir, en momentos en que se inicia un proceso de estructuración (Saturno), el ciclo de organización profunda entra en crisis (Sol-Luna).

mandala arg

Esto mismo ocurre con la siguiente lunación de 1978, que transcurre mientras Saturno comienza a recorrer la casa XII, y que llega a su crisis de afirmación en 1982, precisamente cuando el de Saturno comienza. Y también ocurre con el ciclo Sol-Luna que comienza en 2008 y llega a crisis de afirmación en 2011, año en que se inicia un ciclo saturnino.

El ciclo del peronismo (El ciclo Sol-Luna 1949-1978)

Parece muy claro que el ciclo de organización que se inicia en 1949 es el ciclo del peronismo. Comienza en pleno apogeo de la figura de Perón y con una reforma de la Constitución y llega a fase de disolución en 1975, precisamente un año después de la muerte del fundador. Y si tratamos de mantenernos coherentes con los tiempos que marca este ciclo, debemos asumir que a partir de 1978 -con la nueva lunación- es necesario resignificar lo que entendemos por peronismo, porque allí -de acuerdo copn nuestro ritmo astrológico- empezó otra historia. Si seguimos creyendo que es el mismo fenómeno de 1949 a 1975, entonces no se va a poder entender qué es el peronismo hoy.

SolLuna-Sat 01

El ciclo de 1949 comienza con la sanción de la reforma constitucional. Y en su fase de consumación y agotamiento (fase final, 1975) se produce la muerte de Perón. Aquel comienzo tiene muchísima fuerza y se concentra en la figura de líder como símbolo fundacional. Ese personalismo tan enfatizado –y acaso excesivo- con el que se pretende atribuirle un nombre propio personal al proceso colectivo iniciado, entra en crisis en 1952, sincrónico a la semicuadratura creciente. El culto a la personalidad (que se traduce, por ejemplo, en renombrar provincias, estaciones ferroviarias, hospitales públicos, escuelas, etc., con el de los líderes venerados) representa una concentración de poder en una sola figura, constituyéndola en totem. El poder totémico consiste en concentrar en forma grupal una enorme carga de energía en un solo lugar para, de este modo, organizarse con coherencia y sentirse muy vitales. Es un ritual muy efectivo y en el corto plazo puede alcanzar resultados muy contundentes, pero el punto es que resulta de tal concentración de poder que genera un destino de colapso. Fatalmente, cuando la energía capturada llega a saturar la forma contenedora, ésta colapsa. Y de un modo más dramático aún, concentrar poder en personas, capturar energía en imágenes personales, termina en la implosión o el doloroso sacrificio de esos destinos individuales que han asumido esa proyección de poder.

El núcleo neptuniano-plutoniano de la carta de Argentina, en su manifestación más oscura y destructiva, se nutre de esas sensaciones -orgásmicamente vitales- de colapsos recurrentes. Con picos de ascensos extasiados y de caídas bochornosas.

  • Plutón en Piscis en casa VI.
  • Plutón en cuadratura a Neptuno en Sagitario.
  • Júpiter en Escorpio en casa I.
  • Quirón en Piscis en casa VI.

En nuestro comportamiento colectivo, históricamente hemos generado figuras-totem sobre quienes concentramos carga psíquica vital y a las que elevamos a niveles de idolatría devocional, para luego verlas caer a extremos casi de escarnio y, eventualmente, verlas resurgir… Y creo que esta es una adicción psicológica colectiva de nuestra comunidad. No es patrimonio exclusivo de ningún grupo político, religioso o lo que fuera.

La evidencia humana de los líderes y el encanto arquetípico

Esto se recrea hoy en la figura de Cristina Fernández. Como pisciana, al igual que Kirchner y Alfonsín, tiene la cualidad necesaria para encarnar proyecciones arquetípicas de salvadora, de chivo expiatorio, de víctima sacrificial o de totem. Y si la vemos como una persona humana y abrimos el corazón a todo lo que ha vivido y está viviendo hoy, creo que –sinceramente- sentiríamos la enorme presión y tensión que está soportando, la imposibilidad de seguir concentrando el poder de un modo tan personal sin un inexorable destino de colapso. De hecho, ante los problemas de salud que ha manifestado, se ha escuchado decir que sus hijos quieren preservarla de tanta exposición, porque no quieren que ocurra lo mismo que con su padre. Retornar al mismo nivel de intensidad previo a su enfermedad sería colapso. Sin embargo, la hipótesis de un retorno épico luego de su convalescencia tendría un atractivo magnético y casi mágico, tanto para quienes la aman como para quienes la odian: la posibilidad de elevarla a una condición de ser superior “que vence a la muerte” o de incrementar el oscuro deseo de que ocurra su derrumbe final.

Por eso, pongo énfasis en que veamos a estas figuras como personas, no como seres excepcionales. En el caso de Cristina Fernández, si hago contacto con ella como persona, si sentimos lo que ese ser humano puede estar sintiendo (y eso es compasión), si sentimos a este ser pisciano, creo que es imposible no percibir la enorme tensión que está sufriendo, una presión tiránica y cruel. No digo esto para justificarla en sus decisiones como gobernante, ni para señalar que debe retirarse. Simplemente señalo el hecho evidente de que es absolutamente inhumano persistir en ese hechizo de poder que protagoniza (ya sea en forma deliberadamente consciente o como víctima inconsciente) y que, de no ensayar variantes creativas, conduce fatalmente a un sacrificio autodestructivo. Cuando los hechizos se tornan convincentes y llegan a extremos de absoluto, para agotarlos requieren entrar en colapso.

Creo que podemos ver un encantamiento mítico operando. “Néstor y Cristina” recrean, para la suficiente masa crítica de nuestra sociedad, lo que en el pasado simbolizaron “Perón y Evita”: un matrimonio providencial que encarna valores de reparación de injusticias y de lucha contra el mal… Y cuando el hechizo del símbolo es efectivo, captura a la conciencia y anula todo discernimiento. El poder del símbolo cobrando vida se impone a toda discriminación racional. El inconsciente colectivo necesita que sea así.

Como ocurre con los enamoramientos, no importan demasiado las personas, sólo experimentar la magia de ese guión fascinante. Y quienes lo protagonizan ya no son entonces libres. No pueden retirarse, ni tener vida personal: deben vivir lo que necesitamos que vivan, lo que esa carga arquetípica activa en el inconsciente colectivo de la comunidad pide que vivan… Desmontar esa atrapante y rígida trama mítica no es sencillo. Desencantar un hechizo que ha tenido eficacia en el inconsciente de una comunidad requiere un esfuerzo de discernimiento ante el cual habitualmente sucumbimos. Y en el sacrificio de esas figuras –ya convertidas en chivos expiatorios- acaso la comunidad agote su necesidad de consumir esa magia arquetípica para adquirir sensación de vitalidad y conjure así su vulnerabilidad ante el encanto de esos relatos míticos… Pero tampoco es seguro que eso ocurra.

Ver como personas a quienes han encarnado, de un modo convincente, una carga arquetípica sensible al inconsciente colectivo de una sociedad requiere, necesariamente, resignificar sus figuras. Resignificar a Perón y Evita exige -nada más y nada menos- suspender el supuesto de infalibilidad absoluta (o de culpabilidad por todos los infortunios) que se les ha proyectado. Esto representaría tener una visión más humana y menos religiosa (santificada o demonizada) de sus personas. Y sostener una visión humana es desencantador. Poder ver que ese líder paternal y sabio estadista tuvo a López Rega como persona de máxima confianza y ungió a María Estela Martínez como su sucesora es desilusionante. Poder ver que el líder idolatrado por la juventud revolucionaria tuvo como secretario privado al creador de la “Alianza Anticomunista Argentina” es perder magia. Poder ver que Perón es, en simultáneo, “Montoneros” y “Triple A” es deshechizante.

No hay opción. Desarrollar conciencia implica estar dispuestos a disolver hechizos. Y creo que éste es un desafío de madurez de los tiempos actuales. Hay necesidad de que este desafío sea asumido. Hay necesidad de ver los hechos de la realidad para resignificarlos, sin recurrir a engaños, ni refugiarse en idealismos. Nuestra psiquis colectiva necesita desilusionar fantasías que ya resultan tóxicas y que acaso estemos agotando. Nuestra psiquis colectiva necesita organizarse contando con toda la información posible, escuchando todas las voces que se hagan presentes. Hay un hechizo desintegrador y destructivo que es necesario conjurar y disolver. Y eso sólo será posible disponiéndose a incluirlo todo.

Argentina necesita una constelación familiar. Lo más sanador es ver completo. Incluir implica retirar proyección, disolver separatividad. La medida del agotamiento de nuestras proyecciones será la medida de nuestras posibilidades de giros creativos, de salir de la rueda de la repetición y que ocurra algo nuevo. Si ese agotamiento es pobre, entonces habrá una carga psíquica remanente, una valencia vacante inconsciente que le será proyectada a quien mejor se ofrezca (sea consciente de ello o no).

El ciclo de la democracia recuperada  (El ciclo Sol-Luna 1978-2011)

El ciclo de lunación iniciado en 1978 entra en crisis de afirmación en 1982, año en el que Saturno cruza el Ascendente dando comienzo a un proceso de estructuración. Parece evidente que coincide con la fundación de una época democrática post-Perón.

SolLuna-Sat 02

En todo el período 2008-2012, sincrónico a ese nuevo pulso del alma colectiva (lunación) que se manifiesta mientras se agota y disuelve aquella estructura iniciada en 1982 (Saturno en fase XII), mueren figuras influyentes de todo ese período y signficativas para la psique  colectiva: Alfonsín, Sábato, María Elena Walsh, Galtieri, Mercedes Sosa, Kirchner, Massera, Videla…

Es fundamental el significado que la conciencia colectiva le otorgue a las experiencias en los momentos de consumación, depuración y limpieza de Saturno transitando casa XII. Es una oportunidad para disolver fantasías, agotar temas pendientes, soltar el apego a ilusiones y quedarse en vacío de hechizos, animándose a sostenerlo para que de él pueda surgir entonces una manifestación nueva, libre de condicionamientos del pasado y, por lo tanto, creativa… Pero también son tiempos que representan el riesgo de reanimar fantasmas y cubrir la angustia de ese vacío con la excitación de hechizos que parecen recrearse.

Yo siento que entre 2008 y 2011 se dio esta segunda variante: una activación de fantasías del pasado, de sueños truncos que parecen poder realizarse al fin y que cobran una vitalidad muy convincente pero que -en verdad- está saturada en una excitación reactiva, poco constructiva y con una muy pobre capacidad para hacer un balance de la totalidad del proceso y saldar las deudas con el pasado en contacto con las oportunidades del presente. Esto se activó con el ritual colectivo de la llamada “crisis del campo” de 2008, momento de la lunación y del inicio del tránsito de Saturno por casa XII.

SolLuna-Sat 03

No quiero molestar a nadie con lo que percibo. Y pido disculpas si esto incomoda a alguien, pero siento que toda esta época será recordada como un tiempo de “borrachera colectiva” en el que nos fascinamos con la confrontación, la prepotencia y el desprecio por el otro. Un momento de disociación de la realidad y de conductas irracionales, tal como recordamos aquel tiempo de la guerra de Malvinas en la anterior fase XII saturnina: mientras se vivió parecía épico, pero luego se percibió casi como un fenómeno de posesión psíquica colectiva, de incomprensible extravío… Como ocurre al volver a la conciencia luego de la resaca de una borrachera, no nos podemos explicar qué nos pasó en 1982, cómo pudo ser posible eso y bloqueamos el recuerdo de  nuestra conducta en aquel momento. Incómodos con la culpa, pocos reconocen haber festejado aquella guerra, haber apoyado una aventura irresponsable y cruel confundiéndola con una gesta patriótica. Y siento que el clima de división, maniqueísmo, polarización y encantamiento con posiciones absolutas del presente será recordado en el futuro como un tiempo difícil de explicar que también promoverá formas de arrepentimiento… o de estigmatización de figuras públicas convertidas en chivos expiatorios, como lo fueron los responsables militares de las decisiones de 1982: “fueron ellos, no nosotros…”. (Ver “Las teclas de abril” [1]).

Es muy significativo que esos tiempos de elaboración de contenidos del inconsciente colectivo, de saldo con deudas del pasado, de consumación de hechizos y agotamiento de fantasías oscuras de la comunidad, y también de gestación de proyecciones colectivas sobre figuras de salvadores providenciales o chivos expiatorios, hayan sido tiempos encarnados y protagonizados por personajes piscianos: Alfonsín, Néstor Kirchner y Cristina Fernández… Las personalidades piscinas son las más capacitadas para acompañar esos procesos de fase XII, pero también pueden quedar capturadas por el encanto del pasado y de los anhelos colectivos insatisfechos que resisten agotarse y pretenden recrearse.

Si el talento pisciano para disponerse al servicio de un proceso que no lo tendrá como protagonista exclusivo deriva en susceptibilidad al hechizo de convertirse en héroe/heroína mítico/a, de encarnar un arquetipo heroico funcional a deseos colectivos  que acumulan frustraciones y heridas (y que aún contienen suficiente carga de energía inconsciente como para capturar voluntades personales), entonces los fantasmas del pasado -antes que ser consumados- parecerán cobrar vida y serán confundidos con lo nuevo y futuro.

Y aunque, de todos modos, ese resurgimiento fantasmal será funcional a un proceso psíquico profundo de la comunidad, lo será distorsionando “hacia el pasado” y condicionando -acaso en forma irreversible- todo el ciclo de 30 años que se inicia en 2011, como una persistente adicción que se muestra vigente cuando se la presumía agotada y que sigue generando caídas, provocando repeticiones, apropiándose de un capital transformador que ya no podrá actualizarse (o que verá seriamente amenazada la posibilidad de hacerlo) como oportunidad de descubrimiento creativo y sanador.

El hechizo del yo lleva al intento de apoderarse de un proceso que, en verdad, lo excede. El encanto de la personalidad vela los propósitos del alma. Y en ese intento de apropiación se confunde la trascendencia del proceso colectivo con la importancia personal, la sensibilidad para responder a los desafíos del presente histórico con la fidelidad a personas que encarnan liderazgos.

Aunque pudiera parecer que no hay otras consecuencias que para los individuos que lo intentan, al tratarse de procesos colectivos los costos de esa apropiación narcisista son más vastos y complejos. Cuando aquel hechizo del yo prevalece en las conciencias individuales y es proyectado exitosamente en un líder o personalidad pública, las consecuencias del apoderamiento personal del sentido de un proceso colectivo operan sobre el destino de la comunidad y de la vida de sus miembros. En ese caso, las ocurrencias personales del líder tienen consecuencias colectivas.

No obstante, no sería cierto decir que la comunidad fuera víctima del apetito apropiador del líder. En realidad, esas distorsiones narcisistas de las personalidades públicas destacadas son funcionales a fantasías egoicas vivas en el inconsciente colectivo. De este modo, el destino de tales personalidades es uno con la experiencia que ese grupo humano necesita consumar (ver “El conflicto de Hess” [2]).

La dinámica líder-pueblo (o también ídolo-pueblo) puede generar un movimiento de mutuo estímulo a través del cual ensayar respuestas o reacciones, variables creativas o fijaciones repetitivas, intuiciones sanadoras o refuerzo de hábitos tóxicos.

La conciencia -tanto individual como colectiva- tiende a persistir en la forma con la que cree haberse asegurado lo necesario para sobrevivir y confirmado en su identidad. Es la dimensión lunar-solar del desarrollo de la conciencia. Y sólo está dispuesta a modificar esa forma cuando la experiencia vital se torna insostenible, cuando la promoción de sufrimiento se torna insoportable y el “paraíso lunar-solar” se convierte en “infierno vincular”.

Sólo cuando los sueños de la personalidad se revelan como pesadilla, la conciencia concede espacio existencial para la transparencia de los propósitos del alma. La dinámica de la conciencia articulando personalidad y alma. Imágenes afectivizadas que dan identidad y necesitan ser constantemente confirmadas, articulándose con intenciones transparentadas en el destino (en los hechos, en los vínculos) que son percibidas y parecen proponer rumbos desconcertantes. Y de esta dinámica participa tanto la psique individual como la colectiva.

(Continúa en “Argentina hacia 2016 – parte IV”) 

https://alejandrolodi.wordpress.com/2014/02/15/argentina-hacia-2016-parte-iv-final/

[1] “Las teclas de abril”

https://alejandrolodi.wordpress.com/2012/04/23/las-teclas-de-abril/

[2] “El conflicto de Hess”

https://alejandrolodi.wordpress.com/2012/12/22/el-conflicto-de-hess/

Anuncios

Responses

  1. Ya lo creo q estamos viviendo un período de hechizo, fascinación por una líder derrotada que no se encuentra en capacidad de conducción ya sea por su salud física o psíquica, y por medio de parches y representantes que no están a la altura de romper el hechizo y demostrar que las fallas del sistema económico son internas y no externas como quieren acusar, el pueblo ante espejismo con un total desconocimiento de la realidad ,siguen aplaudiendo ausentes totales de lo que pasa siguiendo el discurso oficial como lo hicimos con Malvinas , mientras a través de los medios oficiales se gana tiempo inventando fallas en el sistema económico no son internas sino que son especulativas o generadas por Clarín, Diario, la Nación, el Campo y tdo aquello que se les pueda imputar una culpa que no tienen.
    Esto me lleva a pensar que no hemos aprendido nada seguimos dejando los zapatos en el árbol poniendo pasto y agua esperando que los reyes magos nos dejen los regalos que nos compran nuestros padres, mientras no nos animemos a mirarnos y preguntarnos porque la Presidenta que usaba la cadena Nacional una hr por semana pasó 43 días sin hablar y cuando hablo dio un discurso de tan solo de 19 min y 2min de anuncio de un nuevo plan que es solo poner paños fríos y evitar reclamos pendientes como la asignación familiar por hijo que no aumento en diciembre, problemas con los cortes de luz y agua que aún se mantienen en algunas zonas. Hay un total hermetismo de lo que pasa por la mente de la presidenta, viajo a la Celac a hablar del desempleo de los jóvenes de la importancia de los jóvenes así como lo hizo en Casa Rosada defendiendo un mov. propio el de su hijo.. Seguramente cuando llegue el 2020 muchos se dirán no votantes de Cristina Fernández de Kirchner así como hoy sucede con Menem nadie lo voto pero ganó dos elecciones.
    Sólo aún hombre que puede romper este hechizo que ya demostró en Junio del 2013 hasta octubre que era el único que podía hacer algo distinto a pesar del desprecio de los hechizados, solo espero que este hombre que además de sacarse fotos con todos y dialogar con todos sepa gobernar con todos, cosa que no se viene haciendo en la actual en la Nación, el seudo Peronismo ha sufrido muchos desgaste pero el principal más allá del derroche económico y la falta de inversión es haber concentrado el poder en un grupo de intelectuales burócratas de clase media, ojalá despertemos antes del final que hace desde el 2011 comenzó a gestarse y ahora se profundiza.

    • beatriz, para mí no es para nada cierto que los que vos nombras no tengan culpa,ni tampoco creo cierto que el movimiento de la campora sea ” propiedad” del hijo de cristina aunque él sea uno de sus líderes.
      cuando te referis a los burócratas de clase media es porque vos querrias que fu
      eran de las clases populares o de cuál?

      • dejo mi nombre en el comentario anterior

    • Gracias Beatriz. Espero que sean muchas personas las que estén en condiciones de conducir a nuestra comunidad, con variadas visiones de la realidad y capacidad para hacerlas converger. Sería toda una revolución. Abrazo…

  2. Alejandro, son bienvenidas y oportunas tus palabras y tus conceptos, desde lo astrológico pero sobre desde el corazón!.
    Si hay una que me quedó resonando, es COMPASION, palabra que viene del griego (sympahia) “sufrir juntos”: poder comprender el estado emocional del otro y tratar de aliviarlo. En este ida y vuelta nos vamos curamos ambos.
    Humildimente, creo que es nuestro gran desafío.
    Un abrazo. Liliana

  3. Nuevamente, y como los anteriores blogs: INTERESANTISIMO!!
    Dìas pasados justo leì un libro que explicaba de què se trataba la compasión, simpatía, agape (Què difícil!). Compasión es una palabra que en el idioma castellano se nos hace difícil de entender pues pareciera referirse a la làstima
    Espero que en el próximo trànsito de Saturno en XII hayamos aprendido algo y si es así, pueda verlo pues ya estarè en los 80 (Uuyy!). No sè què màs tiene que pasar en Argentina para que aprendamos y evolucionemos.
    A veces me pregunto si tenemos remedio con la oposición luna – sol ?
    A la espera impaciente de la parte IV!
    Muchas gracias
    Carmen

    • Gracias Carmen. El próximo tránsito es 2040… Le propongo intentar algo antes. Confiemos en que esa oposición es un desafío de creatividad, no una enfermedad. (No me haga sentir ingenuo). Abrazo.

      • y bueno! si la oposición luna sol es lo que hay, tendremos que trabajarla!! Sì, en el 2040 tendrè 80, asì que hay casi 30 años para aprender!

  4. A diferencia de otros momentos/ciclos astrologicos de argentina, en los proximos años pluton no estará en oposicion o cuadratura a la luna, si no que estará en conjuncion a ésta. Asi que observando que en 1930 fue el primer golpe de estado con Pluton conjunto al sol en X (opuesto a la luna=pueblo), estos proximos años con Pluton conjunto a la luna en IV (opuesto al sol=poder ejecutivo) podrá generarse un movimiento de mayor democracia, que tal como su etimologia lo indica en donde el poder lo tiene el pueblo (demos=pueblo, kratos=poder/gobierno). Depende de nosotros como equilibramos y resignificamos este poder que “va y viene proyectivamente” entre el pueblo y el poder ejecutivo.

    • Gracias Pablo. Es real lo que señala. Abre cierto optimismo. Intentemos contribuir a equilibrar y resignificar esa delicada y crucial relación entre pueblo y gobernantes. Abrazo

    • Es cierto: no es una repetición sino que, tratàndose de una conjunciòn nunca vivida por Argentina es algo nuevo. Me adhiero a la esperanza de que sea algo mejor!

      • Nuevamente gracias Alejandro, excelente tú análisis

        Me parece muy acertado el comentario de Pablo pero mi pregunta Alejandro es ¿si la luna es el pueblo en conjunción a Plutón = transformación? opuestos al sol (Poder Ejecutivo). . .¿se logrará pasivamente? porqué son muchos los funcionarios corruptos, con complicidad de algunos integrantes de los otros poderes, de diferentes fuerzas, gobernadores (feudales), intendentes, en fin. . .conservo la esperanza con grandes reservas y muchas dudas. . .!!!!!!!!!!!! y somos muchos los que con gran sacrificio continuamos sosteniendo este sistema . . justamente para mantener el equilibrio con ilusión de recuperar valores. . .respeto . . dignidad. . además de la “Gran Necesidad de Que Nos Devuelvan los Derechos Humanos. . tan maquiavélicamente manipulados y expropiados. . .!!!

        . . . ” Incómodos con la culpa, pocos reconocen haber festejado aquella guerra, haber apoyado una aventura irresponsable y cruel confundiéndola con una gesta patriótica. Y siento que el clima de división, maniqueísmo, polarización y encantamiento con posiciones absolutas del presente será recordado en el futuro como un tiempo difícil de explicar que también promoverá formas de arrepentimiento… o de estigmatización de figuras públicas convertidas en chivos expiatorios, como lo fueron los responsables militares de las decisiones de 1982: “fueron ellos, no nosotros…”. (Ver “Las teclas de abril” [1])

        . .continúo preguntándome¿ cuántos de los que están actualmente en el poder no fueron cómplices en aquellos años de barbarie. .?

        Cariños Ale.

      • Julia, muy agradecido por tus aportes tan apasionados. Un placer compartir. Abrazo…

  5. Alejandro, me gustaron mucho tus palabras desde lo astrológico como desde el enfoque humano que le das. Personalmente me quedo con términos como COMPASION, ILUSION, DIGNIDAD, SANACION…. Todo esto también es posible lograrlo con poder, pero con un buen poder, con líderes que enfoquen sus pensamientos en nosotros, que somos el pueblo. Es tan cierto cuando decís que estamos como despertando de una borrachera y es así…. cada mañana nos levantamos pensando y hoy???? para donde vamos??? cual es el rumbo a tomar??? y esa pérdida de brújula la dan quienes nos gobiernan sean del partido que fueran… todos los que llegan al poder se convierten en sordos, mudos y ciegos de las necesidades de su pueblo. Los argentinos seguimos siendo muy compasivos con todos aquellos que gobiernan o gobernaron alguna vez. Estamos con tránsitos y aspectos complicados actualmente. En lo que a mi respecta soy una escorpiana que está galopando con el gran maestro saturno, entonces, digo, no quiero vivir más en una borrachera permanente y a diario, con esta realidad que nos imponen porque yo a diario hago mi trabajo, trato de mejorar mi versión, me hago cargo de lo que me toca, pero no puedo permitir bajo ningún aspecto que nos roben la dignidad, nos cancelen la ilusión y nos nieguen la compasión que nos merecemos. Un abrazo

    • Gracias Valeria. Quizás sea otro desafío reconocernos en nuestros líderes y dirigentes. Somos ellos, no sus víctimas. Y expresan lo que somos y necesitamos que sean. Respecto a la compasión, brota del propio corazón, nadie nos la puede otorgar ni quitar. Confiemos en acompañar el proceso que sugieren los tránsitos astrológicos con toda la conciencia posible.
      Seguimos compartiendo.
      Abrazo

  6. Alejandro, es posible conocer en que signo se inició el ultimo ciclo sol/luna y las correspondencias con los movimientos generados en el pais?
    Un abrazo

  7. Me equivoco si pienso lo devastador que también ha sido la influencia a nivel familiar de los focos: canceriano-capricor, venusino-jupit, y neptuniano-plutoniano?
    El hechizo del paternalismo o progresar por sí mismo, grandes familias creadas por inmigrantes que tuvieron muchos hijos, y todos terminan alejados, peleados, excluidos, entre primos casi ni contacto a pesar deque habían jugado juntos de chicos… la envidia hacia el que compró el primer televisor color y siguen mirando en el otro cuarto en blanco y negro… familias en el interior que le recriminan al familiar que vino a vivir a Bs As que no hable o no se vista como porteño… y para peor emprendimientos comerciales o industriales conjuntos como pyme que terminaron en antagonismo en vez de cooperación… todo esto, esto más allá de la ideología a la cual adhirieran unos y otros y los golpes de gracia político económicos que también complicaron las cosas… conjunto de situaciones que desarmaron lazos a más no poder…

    • Gracias Jorge. Es cierto, la tensión entre Cáncer y Libra se reproduce en varios niveles. Quizás operando algún giro creativo en uno se reproduzca empáticamente en los otros. Abrazo.

  8. Esto tiene que ver con las causas y sus efectos que se manifiestan en el momento oportuno, sin importar épocas. Hemos sembrado semillas en algún momento pretérito, que este inconsciente colectivo de hoy muestra en su crecimiento, en sus efectos. Que sino se agotan, como vos decís, los hechizos de aquellas causas pretéritas, tal vez sea porque todavía no se ha llegado a la madurez necesaria de ese inconsciente colectivo y que seguiremos arrastrando hasta el colapso, o el nuevo giro que se propondrá por hartazgo. Creo que todo depende del estado evolutivo de nuestra mente particular y social como una entidad única. Gracias, como siempre Ale. Abrazo de oso y namasté amigo del camino.

    • Gracias Cristina. Quizás esas causas pretéritas aún conserven cargas que necesitamos vivir y agotar. Creo que vale la pena contribuir a que se agoten para que no terminen convirtiéndose en fantasmas. Abrazo.

  9. Gracias Ale tu relato me permite entender y si entiendo me perdono y perdono y creo que esa es la ruta hacua la compasion no?

  10. Muchas gracias Alejandro por la explicación, ojalá! Todos comencemos por el personal cambio evolutivo que nos proponen los hermosos personajes planetarios y seguramente en un proceso lento y seguro puedan tal vez en 30 años lograr vivir con más amor, para que no se repita lo expresado por Jorge el 03 de febrero ´14. .porque es así . . resentimiento, antinomias, el desprecio por el otro se ha transformado en el común denominador, los juicios de valor. . . Si a la cooperación, al trato agradable, a la inclusión, a una fluída y limpia comunicación . .Si, al trabajo personal. . . .

    • Gracias Julia. Confiemos. Y aportemos nuestro granito de arena. Abrazo

  11. La situación esta’ evolucionando rápidamente. Desde el gobierno persisten en sostener lo insostenible; la acción contra el fiscal Campagnoli es el mayor acto de corrupción jamas perpetuado contra las instituciones en “democracia”.
    Corrupción grosera que rompe las bases mismas del pacto civil.
    Creo que han entrado en un laberinto sin retorno y no lograran encontrar la salida ( esto es, la infeliz presidente no concluye su mandato en tiempo y forma ). Ya veo las expresiones incrédulas del séquito de abyectos.
    Y luego que ? Quiero mano dura, un fuerte escarmiento a la vista de todos es mi profundo deseo. Y si no, mas peronismo para repetir una vez mas la eterna decepción argentina, mientras se nos va la vida, tan callando …..

    • Alan, espero que no quedemos atrapados en situaciones circulares y repetitivas. Confío en que podamos agotar procesos y dar respuestas maduras y creativas. Abrazo…

  12. Espero que en 30 años hayamos aprendido algo. Lamenablemente no voy a estar para verlo, Tengo 74 y lo unico que visto hasta ha sido una gran decadencia. No crisis porque de ellas se sale, sino decadencia que no se sabe cuando para y hasta donde llega.

    • Gracias Nora. Será necesaria mucha paciencia. Abrazo…

  13. Esa conjunción de pluton con la luna opuesta al sol, cuadrando con urano en el descendente se siente mucho. Duelen mucho éstos tiempos, se siente en el aire, se ve, se escucha.. una escalada de violencia que me parece irá creciendo y desconozco hasta dónde, irracional. Un manto que nos enceguece y no nos deja vernos como hermanos.. duele. Es un destino a cumplir? inevitable? tendremos que cruzar el callejón oscuro y espinoso para reencontrarnos?.

    • Gaby, quizá debamos animarnos a decir lo que sentimos y confiar en encuentros. Abrazo…

  14. Ese Plutón y ese Neptuno potenciando los problemas con unas creencias que siempre, siempre, nos van a desilusionar. Un abrazo Alejandro!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: