Posteado por: alejandrolodi | 30 enero, 2015

El otro, la sombra (II): Un ritual colectivo

Alejandro Lodi

(Enero 2015)

image

Somos vínculo.

El vínculo con los demás es lo que la conciencia significa. El otro tendrá determinado carácter según ese significado. El cambio en nuestras relaciones exteriores surge de la transformación de nuestra organización interna. El destino es lo que la conciencia significa. Y ese significado varía de un modo notable según predomine en nuestras emociones el miedo o la confianza, la necesidad de subsistencia o la afirmación responsable.

A esta evidencia nos compromete la astrología. Y en esto aún resulta esotérica y contracultural. Representa una alteración de la percepción ordinaria de la realidad, un cambio de paradigma: antes que individual, la experiencia de la conciencia es vincular. No somos individuos que “tienen” vínculos, sino que somos “en” los vínculos. Somos lo que revelamos en nuestra relación con los demás. Somos como tratamos al otro. Esta es la responsabilidad del astrólogo: asumir la astrología nos obliga a la incómoda y poco gratificante necesidad de dar testimonio vivencial de un paradigma que desorganiza la descripción habitual del mundo.

Estimulándonos a ver dinámicas polares antes que conformarnos en polos autogratificantes, la astrología tiene el potencial de disolver la usina de prejuicios que sostienen nuestra percepción ordinaria (mecánica e inconsciente) de la realidad. Nuestra tendencia natural a reducir la complejidad de la vida en simplificaciones que calman nuestra angustia separándonos de los demás y disociándonos de los hechos de destino.

La astrología nos invita a percibir relaciones allí donde nuestros prejuicios nos condicionan a ver conflictos, polos que se complementan donde creemos ver polos que se anulan, reconocimiento mutuo e inclusión donde suponemos rechazo y exclusión. Dinámica de polaridad donde parece presentarse polarización.

La polarización planetaria

En tiempos de Neptuno en Piscis se agota todo un ciclo (de 168 años) acerca de cómo la conciencia humana significa la dinámica yo y los otros, mundo interno y mundo externo, consciente e inconsciente, mente y alma, ciencia y religión. Acontecimientos como las matanzas en Medio Oriente, las atrocidades del fundamentalismo religioso dominando Estados, la cruenta invasión de países como represalia y el asesinato de los humoristas de Charlie Hebdo en París forman parte de una bipolaridad que parece excitarse y cobrar forma real en la conciencia colectiva. Un mundo dividido en dos. La pérdida de la conciencia de vínculo y la emergencia del encanto de la polarización, con su lógica de polos antagónicos en lucha por la exclusión definitiva (exterminio) del otro.

image

Desde Occidente ese diseño bipolar se percibe como el conflicto entre la racionalidad y la irracionalidad, entre la valoración de la libertad y de los derechos del individuo y la sumisión al oscurantismo regresivo de la religión. La razón humana negando a Dios versus el individuo subordinado a Dios. Sin que seamos conscientes, se activa el hechizo de un mundo occidental (europeo y civilizado) encarnando la mente científica y tecnológica generadora de civilización enfrentado a un mundo oriental (islámico y tribal) sinónimo de fanatismo emocional y religioso.

En esa proyección, las conciencias occidentales purgamos nuestra propia irracionalidad y superstición, y reforzamos aún más el mito de la objetividad y nuestra inconsciente devoción a la “diosa razón” y al ego individual. En esa proyección, también, las conciencias occidentales nos negamos a percibir el desarrollo intelectual del espíritu de Oriente, su capacidad de profundizar en el alma humana y los misterios del universo. Y, sobre todo, queda velada la multiplicidad de matices del mundo no-occidental, con sus diferentes culturas, tradiciones y modos de organización social. Oriente se reduce a la carpa talibán.

image

Por su parte, desde Oriente aquel diseño polarizado parece percibirse (y debo sólo suponerlo, ya que soy una conciencia occidental) como la tensión entre lo sagrado y lo profano, entre la pura y justa voluntad divina y el sacrílego egoísmo humano. La humanidad consagrada a una fuerza superior versus la caída en pasiones inferiores que ofenden a Dios. De un modo inconsciente, se excita la fascinante “guerra santa” entre un mundo oriental (árabe y no capitalista) consagrado a la acción redentora de una verdad numinosa enfrentado a un mundo occidental (judeo-norteamericano y materialista) que representa el poder imperial satánico y explotador.

En esa proyección, las conciencias orientales expían su propio anhelo de hegemonía planetaria como religión verdadera y única, reforzando aún más el mito de conocer la voluntad de Dios y adjudicarse el derecho de imponerla a los demás violentando la libertad individual con arbitrariedad. En esa proyección, las conciencias orientales son incapaces de percibir la riqueza espiritual de Occidente, su talento para transparentar las estructuras del alma humana y el orden del universo. Occidente se reduce a la voracidad del capital.

No la tenemos sencilla. Aunque hay almas ensayando otros vínculos.

Y cabe aquí preguntarse en qué andarán los chinos.

(Ilustraciones: July Varela  https://www.facebook.com/j.varete).

Anuncios

Responses

  1. Muy interesante pregunta final :-)

    Y mientras tanto están apareciendo estos ‘nuevos ‘otros’ multiculturales…
    http://www.lanacion.com.ar/1764230-nomades-globales-los-nuevos-ciudadanos-del-mundoescorpiones

  2. Interesante, a discutir, falta una vuelta de tuerca, quizá la que proponés. Continuemos………….te esguimos

    • Gracias Carmen. Pero no me sigan que no sé muy bien a dónde voy… Abrazo…

      • jajaja eso es lo que lo hace más interesante :)

  3. Estamos atravesando tiempos de opuestos, y para comprender los opuestos debemos pasar el pozo que nos llevara al castillo. Estamos en épocas de mucho dolor y sufrimiento necesarios para comprender que el opuesto no es opuesto y que todos somos todo. Es un camino largo que nos lleva, como decía El Buda, al camino medio, a la síntesis de los opuestos. Esa es la maravillosa meta que nos espera, pero para eso debemos comprender esta época de enfrentamientos, su significación profunda nos dará la clave para una mirada completamente diferente de la vida. Nada es negro o blanco, todo es negro y blanco hasta que lleguemos a la síntesis del gris. Estamos en momentos de oportunidades sin igual, aprovechémoslos, comprendamos que todo es aprendizaje y que todo es perfecto en el momento perfecto para la comprensión del hombre. La Vida es una madre bueno, no una buena madre, y cuando enseña no queda otra que aprender. Tuvimos recreos y ahora estamos en tiempos de clase, hay que estudiar, de lo contrario nuestra madre (la Vida) apretará los tornillos. Hemos venido a experimentar y a expandir conciencia a través de las experiencias, por lo tanto, vuelvo a decir, hay que atravesar el pozo para llegar al castillo. Gracias Ale, por acercarnos temas tan abstrusos de manera tan clara. Abrazo de oso y namaste amigo del camino.

  4. Cuando te leo pienso,en mi micro cosmos donde esta mi propio oriente ? soy realmente de occidente ? o es la división entre el cielo y la tierra que atraves de años y años le cambiamos el nombre solo para poder atraparlo y no dejar que sean ,que convivan sin esperar una síntesis ? Gracias Alejandro

    • Gracias Cristina. Supongo que todos estamos inconscientemente condicionados por la cultura en la que nos hemos desarrollado. Estamos intentando des-programarnos con la esperanza de acceder a otro tipo de vincularidad. Abrazo…

  5. Alejandro otra vez acertando desde el alma y contundente intelecto. Gracias por tratarme bien.
    The man I love we are.

  6. Excelente. Gracias

    Claudia Bertiller

  7. En alguna novela de Kurt Vonnegut, por causa de su superpoblación, el gobierno de China decide introducir una modificación genética que reduce el tamaño de las personas. Mucho más adelante en la historia, aparece en el mundo una extraña enfermedad que causa consternación porque las pestes hacía mucho se habían extinguido. Un cuidadoso estudio reveló que la causa eran… chinos diminutos que, aunque bienintencionados, no podían evitar invadir los organismos de los humanos “normales”.

    Los modos de Plutón son inescrutables.

    Un abrazo.

    • Gracias Klaus. Espero que los chinos no anden en eso. Abrazo…

  8. Muchas gracias!

  9. Adivino que los llamados fundamentalistas islámicos han sido muy hábiles en llevar la provocación al limite. El limite es obligarnos a reaccionar, pero mas sutilmente, en verdad, a romper nuestro esquema esencial de valores, provocando miedo y angustia, obligándonos a elegir la guerra. Un nuevo recurso que persigue siempre el mismo objetivo: quebrar nuestra civilización.
    Es claro que somos vinculo y que desarrollamos nuestra conciencia interactuando con los otros. Ahora bien, para que existan vínculos, debemos preservar a los individuos.
    Con un simple “razonamiento occidental” concluyo : cualquier forma de organización humana que no preserve al individuo es aborrecible,

    • Gracias Alan por su aporte. Coincido en que para que haya vínculo es necesario discernimiento consciente individual. Pero le sumo una complejidad: si percibo formas humanas aborrecibles inevitablemente ya estoy en vínculo con ellas. El doloroso y enorme desafío es cómo respondo a esa evidencia sin negar la vincularidad (lo cual ya sería -la negación- una respuesta). Siento que lo espantoso es la negación del otro, afirmar la propia entidad quitándosela al otro (el famoso “no existís”).
      Seguimos compartiendo.
      Abrazo…

  10. en esto de la vincularidad que suena por todos lados hay algo terrrorifico que me impacta y mi yo se niega comprender son las resistencias narcisistas o como se llamen que me obligan cada dia a aislarme mas y mas quedarme en una cueva aislada…. no puedo creer que ese sea mi destino…. tengo que aprender a nadar en lo profundo a pesar de….ale a veces tenes la particularidad de dar en el clavo…….no se si se entiendo lo que digo pero es asi te quiero muuucho y lo sabes abrazos… marta

    • Marta, no necesito entender todo lo que dice. Me basta sentir que son vitaminas para mi corazón. Gracias. Abrazo…

  11. primero quiero darte las gracias por esta nota….mi experiencia en lo vincular…me hizo ver que hay que estar presente..y para que ocurra se necesita mucha energia….no es tan sencillo.. pero si se da es maravilloso porque no existe separacion

    • Gracias Chichi. Estar presente no es nada sencillo. Abrazo…

  12. Aveces parece tan difícil y hasta utópico poder llegar a sentir esta profunda vincularidad y sostener el dialogo entre las partes, y otras sucede solo y sin intensión… la “magia” neptuniana que por suerte todos tenemos. Yo lo vivo hoy como un gran desafío el animarme a integrar mis propias “partes”, sombras y también luces. Difícil que no quede nada afuera, pero de a ratitos posible. Paso a paso… aunque no querramos alla todos vamos no? Gracias por recordarnoslo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: