Posteado por: alejandrolodi | 18 octubre, 2016

La carta natal y los hechos

Alejandro Lodi

(Octubre 2016)

arbol-alquimico

Nuestra carta natal no produce los hechos de nuestra vida.

Nuestros tránsitos, progresiones y revoluciones solares no causan los hechos de nuestra vida.

Participamos en la producción de los hechos de nuestra vida, pero no somos sus exclusivos promotores.

Significamos las causas y el sentido de los hechos de nuestra vida, pero no podemos poseer un por qué y un para qué definitivo. No se trata de que entonces “todo sea relativo”, sino de que todo es dinámico y vibratorio (antes que “estático” y “mecánico”).

Los hechos de nuestra vida ocurren en muchas vidas.

Los hechos de nuestra vida revelan sentido en muchas cartas, aportan significado a muchos viajes.

La experiencia de nuestra vida siempre es compartida.

Cada acontecimiento de nuestra vida está significado por algún fenómeno cíclico de nuestra carta natal. Tan cierto como que cada acontecimiento de nuestra vida es un acontecimiento en la vida de otros y, por lo tanto, está significado por algún fenómeno cíclico de sus respectivas cartas natales.

Un evento de nuestras vidas es un evento de la vida de nuestros padres, de nuestros hermanos, de nuestra pareja, de nuestras ex-parejas, de nuestros hijos, de los hijos de nuestras ex-parejas, de nuestros abuelos, de nuestros nietos, de nuestros amigos, de nuestros vecinos, de nuestras mascotas, de nuestros maestros… El mismo evento es una multiplicidad de significados en múltiples vidas. El mismo evento encuentra claves astrológicas diversas en diversas cartas. Un evento nunca es único y exclusivo de una sola vida, ni participa de una carta natal única y exclusiva. No somos los dueños, ni los creadores, ni los monopólicos causantes de los hechos de nuestra vida. Nuestra carta natal permite significar un hecho, no es su causa. Nuestra carta natal nos propone un sentido a la experiencia, no es su generadora.

Los hechos de nuestra vida son símbolos de su potencialidad infinita.

Nuestra vida es metáfora de otra realidad.

interpretacion

La carta natal es un mapa, una carta de navegación. Nuestra carta natal es, fundamentalmente, una carta de tránsitos, un mapa de tiempos (pasados, presentes, futuros) contenidos en el instante de nuestra primera respiración. La carta natal se corresponde con el iniciático momento de “respirar por nosotros mismos”. Es el mapa celeste de ese momento, una carta de navegación que simboliza el inicio del viaje de la conciencia –la experiencia de nuestro intercambio autónomo con el universo- y en la que aparece ya inscripta la impecable dinámica de su oportuna deriva terrestre. Indica tiempos propicios para hacer conscientes variadas cualidades del ser que nos anima: tiempo para madurar nuestra identidad personal (el tránsito de Saturno al Sol), tiempos para atrevernos a la incertidumbre, a la novedad imprevista y a lo creativo (el tránsito de Urano sobre el Ascendente), tiempo para el contacto íntimo con lo temido, para ahondar en la profundidad de nuestros miedos más oscuros y de nuestras emociones más negadas (el tránsito de Plutón a la Luna)… Todas esas oportunidades para desplegar conciencia se presentan en hechos. Todos esos desafíos de expansión consciente resultan -y esa es la magia que trasluce la astrología- sincrónicos a experiencias concretas, adecuadas y pertinentes a ese fin.

Esas experiencias sincrónicas a la revelación de conciencia no son “mías”. Esos hechos oportunos al despliegue de nuestro ser no son escenas de “mi exclusiva biografía”. Esas experiencias sincrónicas y esos hechos oportunos están en sinastría (concordancia energética) con la revelación y despliegue de otros seres. En esas mismas experiencias y hechos (¿de mi vida?) otros seres descubren y aprenden otras cualidades. O las mismas. No importa. Porque un mismo acontecimiento lo están viviendo, al mismo tiempo, muchas personas y cada una de ellas puede significar cosas muy diferentes de él. Un único suceso –un nacimiento, una muerte, un alto reconocimiento, la pérdida de un espacio- puede tener, para una persona, el significado de tomar responsabilidad; para otra, el contacto con lo que ha negado toda su vida; para otra, una ráfaga liberadora y benéfica; para otra, la severa frustración de una ilusión; para otra…

Asociar un hecho de mi vida con un específico tránsito de mi exclusiva carta natal es una derivación del pensamiento mágico. Identificar acontecimientos de la vida con fenómenos astrológicos de la propia carta natal que los provoca es participar de una creencia análoga a la de que ha cesado la tormenta porque Dios escuchó mis oraciones, o que se ha dado la desgracia como consecuencia de mis pecados, o que mi equipo de fútbol favorito logró el triunfo porque mi ubicación en el sofá frente al televisor fue la misma que en la anterior victoria.

En los tránsitos de mi carta natal se revela una clara y contundente indicación acerca del significado que tiene un hecho para la manifestación de profundas dimensiones de mi vida. Eso es muy cierto. Tanto como que la conciencia puede estar sensiblemente permeable a esa revelación, o desatenta y distraída a esas transparencias del destino porque permanece en el repliegue temeroso de la propia imagen personal que sólo traduce su experiencia vital en términos de “confirmaciones” o “repudios”. El conmovedor potencial de sentido que tienen los hechos de nuestra vida se frustra cuando prevalecen las rígidas fronteras del yo, el persistente hechizo de ser entidades separadas de la corriente universal de la vida.

 …

Anuncios

Responses

  1. Hola Alejando,
    Excelente y gracias por compartir, ya de regreso de un largo viaje y retomando la lectura de su blog.
    Un abrazo.

  2. hola estimadisimo alejandro:

    este enfoque . es uno de los misterios que son parte de mis ocupaciones.y no por simple ejercicio intelectual, es algo que cala hondo en mi ser por razones extensas de esponer aqui.
    Considero un tema muy profundo complejo y que implica un enorme desarrollo, pero solo quisiera agregar unas pocas pinceladas al mismo desde una perspectiva que incluye indagacion y experiencias.
    Pondria un enfasis en dos terminologias “CONCIENCIA” Y “OCURRENCIA” como que la carta natal transitos etc, le “ocurre” a las personas, y por otro lado una necesaria diferenciacion entre al menos 3 tipos humanos al momento de examinar una carta.

    si es de su interes, continuaria

    gracias por hacerme participe de estas reflexiones.

    un gran abrazo
    gabriel

    • Amigo Gabriel, este es un espacio para compartir con todos los que lo deseen. Un placer contar con sus aportes. Abrazo…

  3. Tus conceptos son muy esclarecedores, así yo entiendo la astrología. Las energías y aspectos en una carta son puentes, vínculos que se comunican con otra y otra y otra…La praxis te pone frente a ésto
    Quiero resaltar una frase que me quedó sonando: Nuestra vida es metáfora de otra realidad. Sin palabras, Alejandro, simplemente esencial. Gracias por ayudarme a reflexionar. abrazo

  4. Hola Alejandro! Que esclarecedor simple y profundo tu análisis!
    Personalmente no podrías haberlo escrito en mejor momento!!
    Muchas gracias por compartirlo!
    Abrazo,
    Susana

    • Gracias Susana. Entonces, un auténtico momento compartido. Abrazo…

  5. Pensar y sentir, en red… por fin. Y en todo de acuerdo, salvo lo de la ubicación en el sofá… Gracias Ale.

    • Don Alejandro, a mí me parece que me vendieron el sofá fallado… Gracias y Abrazo…

  6. Alejandro, siempre tan preciso!
    Red vincular…..Todos somos parte de ese UNO

  7. No me digas eso Ale, hace 2 fines de semana que no veo a mi equipo, con mi remera favorita y perdieron, ya tenia programado este domingo hacerlo para ver si volvemos al triunfo. Se me cae una lágrima… jajaja…
    Me encantó el articulo, las interconexiones de cartas y los hechos. Y esa cosa de aceptar que las cosas pasan, tanto si las percibimos como buenas o malas y nos olvidamos de ver que nos sucede con eso.
    Gracias Ale!!!! un abrazo grande.

    • Gracias amigo. No pierda le fe. Intente el próximo domingo con la remera puesta. Abrazo…

  8. Ya a penas intuir ese misterioso entramado en red, nos arrodilla ante la maravilla del Cosmos. Pero no hay nada que hacer. La astrología nos convoca a una dimensión tan atractiva como aterradora. Es tanto lo que debemos dejar morir para entregarnos a experimentar su verdad…! Después de leer tus reflexiones, me da la sensación de que no solo requiere una revolución perceptiva, sino también una profunda transformación de la conciencia.
    Tanto acuario como escorpio…

    • Gracias Euge. Transformación de la conciencia y revolución perceptiva. Suena bien. Abrazo…

  9. Hermoso!

  10. Espectacular Ale!!!! La conciencia de unidad no deja de maravillarme … Y vos lo expresas perfecto!

    • Gracias Gabriela. Y suerte en tu excursión universitaria. Abrazo…

  11. estimado alejandro:
    serìa entonces la carta natal un particular enfoque de dar significados a un hecho?
    un rango de interpretaciones posibles?
    o esa sed de dar significados a los hechos es una distorcion de angular, como prisma que descompone la luz?

    • Amigo Xuan, creo que la sed como el hambre (de significados o de cualquier cosa), al estar tan condicionadas por la necesidad, siempre nos lleva a algún tipo de distorsión. Siento que la carta natal transparenta un orden, representado en un diseño de símbolos. Y el símbolo nunca dice algo definitivo, sino que es fuente de significados está sujetos a nuestra sensibilidad y a la urgencia de nuestra necesidades. Abrazo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: