Posteado por: alejandrolodi | 24 noviembre, 2016

Correspondencias astrológicas con el arcano “El Sol”

Beatriz Leveratto y Alejandro Lodi

(Noviembre 2016)

19-sol

19 – EL SOL (Diseño Florencia Brizuela y Lucía Brizuela)

 

En astrología, el Sol simboliza la identidad personal, el centro irradiante del individuo, esto es, lo que conocemos como yo o ego. No es a este significado al que se refiere el Sol del tarot. No obstante, hay una dimensión solar de la carta natal astrológica que puede interpretarse como un nexo o puente entre los condicionamientos emocionales básicos (Luna) y la manifestación de un potencial de trascendencia de lo personal y contacto con el alma (los indicadores transpersonales de la carta natal). El Sol del tarot parece coincidir con este segundo carácter del Sol astrológico.

Valiéndonos de su notable aporte, atendamos a las reflexiones de Ken Wilber:

.

“Trascender el ego” significa, en realidad, trascender pero incluir al ego en un abrazo más profundo y más elevado […] Y eso no significa “desembarazarse” del pequeño ego, sino habitarlo plenamente como vehículo necesario para comunicar verdades más elevadas. El alma y el Espíritu no niegan al cuerpo, las emociones y la mente, sino que los incluyen. Dicho en pocas palabras, el ego no es un obstáculo para el espíritu, sino una de sus más resplandecientes manifestaciones. (Ken Wilber, Diario).

.

Tengamos presente que cada signo zodiacal cuenta con una regencia planetaria exotérica y una esotérica. Para el signo de Leo, el Sol es regente en ambos casos, lo que nos lleva a decir que el Sol como indicador de la identidad individual (yo o ego) equivale a la regencia exotérica, y el Sol como nexo con un centro transpersonal representa la regencia esotérica.

sol-astro-y-tarot

En esta dirección, El Sol del tarot alude a “un Sol en surgimiento”, una experiencia solar que emerge luego de haber atravesado un momento de oscuridad, tensión y pérdida. Desde nuestra referencia astrológica, se vincula con la cualidad del Sol emergiendo en Casa I después de una fase de inmersión en Casa XII o, desde lo esencial de la matriz zodiacal, con la revelación de la más profunda cualidad del eje Leo-Acuario desde el eje Cáncer-Capricornio.

La imagen de El Sol refiere a un centro irradiante de energía. Esa energía es distribuida en el sistema y es la auténtica activadora de toda vitalidad. Es la chispa que enciende la vida en todas las formas que giran a su alrededor. Es el Sol como centro vital del Sistema Solar, alrededor del cual gira la Tierra y el resto de los planetas.

El Sol en surgimiento simboliza la conciencia accediendo a una dimensión de nueva vitalidad. Habiendo atravesado el tenebroso y doloroso peligro de “la noche oscura del alma”, se revela ahora la oportunidad de una nueva luz, la luz del espíritu.

.

Los sabios integrales, los sabios no duales, los sabios “tántricos”, en suma, están aquí para decirnos que […] para trascender la vida hay que vivirla, que debemos llegar a la liberación a través del compromiso, que tenemos que alcanzar el nirvana en medio del samsara y que el único modo de alcanzar la liberación total cosiste en zambullirnos plenamente en la vida. Ellos saben que sólo es posible penetrar en los nueve círculos del cielo adentrándonos conscientes en los nueve círculos del infierno. (Ken Wilber, Diario).

.

La nueva luz implica ser profundamente consciente de la realidad y los límites de la personalidad, la ilusión y el dolor inherente a la experiencia de identificación exclusiva con el yo fragmentado. A partir de esta conciencia, la revelación de la vital iluminación se evidencia en un súbito entusiasmo y alegría de vivir, en una auténtica plenitud y verdadero goce por estar vivo. Es un momento que irradia la fresca espontaneidad e inocencia de aquello que nace, el contacto con esa fuente interna de inagotable luz que brota de un centro generoso, eterno y que anuncia lo divino. Simbólicamente, esta cualidad solar ha sido asociada con la figura de reyes y de ídolos, de centros irradiantes de vitalidad sobre los que se proyecta permanencia y estabilidad.

El Sol del tarot simboliza la experiencia directa con lo trascendente, no mediatizada por ninguna forma intelectual personal o imagen del inconsciente que la represente. Aquí reside lo verdaderamente inédito de esta particular fase del viaje por los arcanos mayores del tarot.

Esta iluminación no es una operación del intelecto ni una proyección imaginaria del inconsciente, sino un contacto directo con el plano transpersonal, con la más auténtica plenitud y estímulo vital que rebosa en la vida misma, sin divisiones, separaciones o fronteras. En este sentido, Nichols (Sallie Nichols, Jung y el tarot) afirma que los dos niños que aparecen en la figura “experimentan directamente la iluminación de la divinidad”.

En verdad, la dimensión personal trascendida aparece simbolizada en ese muro por sobre el cual la figura solar salpica su vitalidad e impregna a la conciencia. En uno de sus poemas –que, considerando que el sol es una estrella, precisamente se titula La búsqueda de la estrella– Luis A. Spinetta crea una metáfora que alude a una clave de este muro simbólico:

.

Después de todo, tú eres la única muralla.

Si no te saltas nunca darás un solo paso.

.

Sin “saltarnos” a esa única muralla (que no es otra cosa que nuestro sentimiento de exclusiva identidad personal) no podremos dar un solo paso en dirección al florecimiento de la conciencia transpersonal.

Esta muralla también remite a aquello que fue agotado en la experiencia de La Luna. Y la aparición de El sol con su vitalidad deviene efecto de tal trascendencia. Así, el desapego de lo personal implica la disolución del miedo y la consecuente revelación de una profunda confianza en la vida.

Al analizar La Muerte (arcano número 13), ya lo hemos mencionado: el miedo se vincula con la anticipación de una pérdida, con proyectar en el futuro un acontecimiento que no deseamos vivir. Esto delata el apego a nuestros anhelos personales: lo que queremos que sea o no sea nuestra vida.

Desde ese miedo marcado como estigma le exigimos condiciones a la vida para aceptarla: “la vida merece ser vivida si ocurre lo que quiero que ocurra y no ocurre lo que quiero que no ocurra”. Esto provoca una actitud de “cierre existencial”, de repliegue sobre sí mismo y de una reacción defensiva frente a la vida, ya que lo abierto del destino, su condición de incertidumbre e imprevisibilidad (esto es, su creatividad), siempre representará una amenaza. Esto fue la oscura experiencia de La Luna (arcano número 18).

Así, de un modo paradójico y hasta contradictorio para la mirada fragmentada, la aceptación de lo transpersonal y de su naturaleza imprevisible –incierta y fuera de toda posibilidad de control desde la voluntad individual– redunda en una frescura irradiante. La conciencia de muerte, de la implacable finitud y del inexorable fracaso de todo apego, enciende una vivencia profunda de la plenitud vital.

Agotado el anhelo de control del futuro –el control de la muerte– se disuelve el miedo, lo que implica un cambio en la circulación de la vitalidad, una auténtica “revolución libidinal”. Todo aquel quantum de energía que hasta ahora se invirtió en defenderse de la muerte, en controlar el flujo de la vida para que coincida con “mis” propósitos, en proyectar el futuro para asegurar la permanencia del yo, (lo cual provocaba una actitud existencial cerrada, defensiva y de retención), queda ahora a disposición para una expresión abierta, activa y creativa.

sol-tarot

Esto implica un verdadero salto cualitativo en el despliegue de la conciencia. Tal como lo habíamos anticipado en La Luna, este “cambio de dimensión” guarda íntima relación con lo que, desde la mirada de los centros energéticos, representa el pasaje del centro del plexo solar al centro cardíaco.

De este modo, pierde vigencia el miedo y el control desde la voluntad personal, y surge la manifiesta apertura y entrega al trascendente propósito de la Vida. La encriptada vitalidad del ego asustado deja lugar para la irradiante vitalidad del alma reconociéndose a sí misma, ya no de un modo estrictamente individual, sino como activa participante de la corriente de la Vida, universal y cósmica.

Con este arcano, llegamos en nuestro viaje de la conciencia al momento que representa el pasaje del estado de dolor del alma identificada con la materia (consumado en La Luna) al de irradiación del alma manifestando el espíritu (que florece en El Sol).

.

(Fragmento del libro “Tarot y Astrología”, Beatriz leveratto y Alejandro Lodi, Ed. Kier).

tarot-y-astrologia

Anuncios

Responses

  1. Me fascinó ! Muy útil!
    Puede ser que esta carta entonces indique el cambio de rumbo en el camino de la conciencia??
    Con cambio de rumbo me refiero a la necesidad funcional de dejar de recorrer el zodíaco de Aries a Tauro pasando por Acuario para seguir el camino del alma :)
    Soy novato en esto.
    Gracias! un abrazo grande.

    Emiliano

    • Gracias Emiliano. El cambio puede tener el carácter que usted sugiere. Con este arcano nosotros enfatizamos la vitalidad que emerge del agotamiento de miedos muy antiguos. Abrazo…

  2. Gracias Ale por compartir y como siempre didáctico, de hecho ambos lo son. Trascender el miedo nos lleva a fluir en el río de la Vida misma en la confianza de la emergencia espiritual. Es un duro y maravilloso viaje que comenzó hace millones de años y que seguirá por otros millones de años en permanente ascenso hacia nuestro origen Real, la vuelta al Hogar.
    La baranda que ayuda la subida es la comprensión de los significados detrás de los símbolos, observando constantemente y reflexionando lo observado y reconociéndonos en ello.
    El desafío de vivir, somos nosotros mismos.
    Abrazo de oso amigo en el camino, namasté


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: