Posteado por: alejandrolodi | 13 enero, 2017

Astrología y crisis de paradigmas

Alejandro Lodi

(Enero 2017)

 correspondencias-05

«…Los seres humanos son perceptores, pero el mundo que perciben es una ilusión: una ilusión creada por la descripción que les contaron desde el momento mismo en que nacieron. Así pues, el mundo que su razón quiere sostener es, en esencia, un mundo creado por una descripción que tiene reglas dogmáticas e inviolables, reglas que su razón aprende a aceptar y a defender… ».

Carlos Castaneda, La Rueda del Tiempo.

 

No hay una astrología. Hay distintos modos de descubrir sentido en la astrología. Las diferencias son de supuestos perceptivos inconscientes, de moldes arquetípicos que formatean nuestra percepción, no de ideas sobre las que se pueda argumentar o demostrar su verdad o falsedad.

Los supuestos perceptivos compartidos inconscientemente configuran paradigmas: bloques de conceptos que otorgan sentido a la experiencia, patrones y órdenes mentales que no se cuestionan a sí mismos y que tejen la estructura de la realidad, del mundo que los individuos creen habitar. Los paradigmas de nuestra cultura dan forma a nuestras ideas y creencias acerca de todas las cosas. Lo que llamamos “realidad” es una descripción del universo inconscientemente acordada con los demás.

Un paradigma se instala en la conciencia colectiva y resulta operativo durante cierto tiempo en una comunidad humana. Que el Sol giraba alrededor de la Tierra era visiblemente obvio y científicamente demostrado. Un paradigma es efectivo y convincente hasta que, en algún momento, la percepción de una suficiente cantidad de individuos comienza dar cuenta de “otra realidad”, de cierta información que desborda el acuerdo vigente. No como obra de una voluntad deliberada o de una confabulación de audaces sino como evidencia irrenunciable en diferentes sensibilidades-mentes en simultáneo, no de un modo causal sino sincronístico, la percepción de un nuevo diseño de la realidad alcanza la necesaria masa crítica y comienza a transformar a la conciencia colectiva. Un nuevo paradigma desplaza al imperante.

Que la experiencia del siglo XX y el pasaje al XXI representan una crisis de los supuestos acerca del mundo, al menos en Occidente, parece evidente. Esa alteración de paradigmas incluye también (no puede ser de otro modo) a la astrología que se practica en nuestra cultura. Algunos astrólogos sienten que la incomodidad de esa crisis se resuelve volviendo a –lo que se cree- las fuentes más arcanas y por eso –sin dudas- ciertas; de acuerdo a esta visión, el replanteo presente de la astrología requiere regresar a los formatos clásicos. Otros, en cambio, se convencen de que, en el desarrollo de la psicología y la resignificación de los mitos (básicamente griegos), la astrología ha encontrado su nuevo cauce. Pero, quizás esa discusión entre “astrología clásica” y “astrología psicológica” esté velando el corazón de la cuestión: poner en observación los supuestos y las creencias de una y otra, para dejar así en evidencia su pertinencia o inadecuación respecto a los del nuevo paradigma emergente.

¿Qué tipo de astrología, qué tipo de reflexión y práctica astrológica, resulta coherente con la percepción de la realidad (macrocósmica y microcósmica) que progresivamente desarrolla masa crítica en la humanidad en los inicios del tercer milenio? ¿Qué mutación de sentido y significado de los símbolos astrológicos se abre y transparenta si los conjugamos con la nueva consideración del ser humano y del proceso de la conciencia que habita en nuestro tiempo? ¿Sobre qué principios perceptivos se sostiene una astrología del siglo XXI?


Responses

  1. Alejandro, Brillantes tus reflexiones. No podemos dejar de preguntarnos… esta realidad que nos invade. Nos hará mas temprano o mas tarde tomar posiciones y dejar abiertas otras!!.
    Agradecida siempre de haberte tenido como profesor y ahora como Maestro!
    Abrazo,
    Susana

    • Gracias Susana. Reconforta mi corazón tenerte como amiga. Abrazo…

  2. MUY BUENO el INFORME ….. PARA UNA ASTROLOGIA de ESTOS AÑOS DE TRANSFORMACIÓN DE LAS CONCIENCIAS. GRACIAS ALEJANDRO LODI

  3. Los cambios son vertiginosos en esta época y creo que la Astrología se irá mostrando en sus distintos niveles, acompañando esos cambios. El hombre está recibiendo mucho impacto sobre la conciencia, que la modifica, esas modificaciones y expansiones descubren una nueva forma de ver la Vida por ende, la Astrología, que nació antes que el hombre. Si de la Astrología emerge la compresión de lo humano, está en nosotros captar un nuevo nivel astrológico. Creo que no hay una determinada astrología sino una nueva captación de esa ciencia deslumbrante. Gracias Lodi por compartir y despertar neuronas, abrazo de oso y namaste amigo en el camino

  4. Muchísimas gracias, como siempre por compartir tus reflexiones lúcidas, sinceras y profundas.

  5. Gracias por volver a difundir este articulo tan pertinente a estos tiempos.Cambios d paradigma, cambios en la percepcion colectiva, cambios en la percepcion astrologica, en el fondo,el profundo y fascinante misterio d lo humano.
    Abrazote

    • Gracias Adriana. Tiempos para estar desconcertados y acaso esperanzados. Abrazo.

  6. Sin lugar a dudas que en esos supuestos perceptivos que hoy se sienten en sus brotes, ha de contemplar lo insondable que aporta la mirada femenina de las cosas… Sin evidencia histórica que demuestre, como esta cosmovisión que aporta la mirada femenina fue velada o nunca tuvo espacio de expresion, es imprescindible ese reajuste arquetipal que nos expanda a sabernos no condicionados meramente a modelos masculinos de percepción… Tan evidente en los regentes varoniles de los signos (apenas si Venus como mito femenino aporta una decoración a la estructura de arquetipos consensuados), la mitología es rica en la narrativa de virtudes que complementaba las andanzas de los personajes masculinos mitológicos de los que se extrajeron los nombres de planetas… Y hoy cobran notoriedad los papeles de rea, gea, anfitrite, etc…
    Otro supuesto perceptivo ha de desentenderse de lo maligno y lo benigno de aspectos o planetas o benéficos y maléficos… Esas rueditas en que se apoyaron las primeras pedaleadas astrologicas hoy no son necesarias y le quitan el potencial de equilibrio y velocidad de comprensión que se puede lograr sin esas primarias guías…
    Y percibo también (bajo un supuesto que aún no llego a verbalizar) que los movimientos quironianos no señalan exclusivamente herida sino una maestría en los asuntos que tenga a bien atender… Y que su vivencia en tanto herida obedece a esos supuestos perceptivos que nos rigen…
    Los que más veo es que la astrología ya en nuestras mentes, no contempla al gurú en la montaña dando sermones sino a una red de interdependencia y aportes como los que usted, estimado Alejandro, pone periódicamente en consideración…
    Gracias por compartir

    • Gracias amigo Xuan. Muy considerado conmigo y muy rico su comentario. Abrazo

  7. gran curiosidad me despiertan todas estas sensaciones energeticas con todo lo que estamos vivenciando seguramente algo se esta modificando , todo esta por lo menos para mi en crisis me alegro poder compartirlo y como siempre te agradezco Alejandro que le pongas tus palabras. un abrazo de corazón.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: