Posteado por: alejandrolodi | 24 julio, 2017

Mi carta natal

Alejandro Lodi

(Julio 2017)

La carta natal no está contenida en la imagen que tenemos de nosotros mismos. Nosotros estamos contenidos en la carta natal.

La carta natal es más vasta que nuestra imagen personal. La carta natal simboliza un territorio mucho más extenso que el espacio de seguridad en el que fijamos nuestra identidad. La carta natal es metáfora de una potencialidad del ser que nuestra conciencia personal nunca terminará de actualizar. 

El yo es un fragmento de la totalidad que representa la carta natal. Es una parcialidad del conjunto de nuestra vida.

Hablar de “mi” carta natal es tan absurdo como hablar de “mi” sistema solar. Es inapropiado. Confunde a nuestra percepción. Distorsiona nuestra realidad. Da testimonio de un supuesto perceptivo capcioso: creernos propietarios de aquello de lo que participamos. No es el yo el sujeto de la carta natal. Ni el destino inscripto en ella un acontecer exterior y ajeno.

La carta natal orienta a la conciencia en dirección a reconocerse en el propósito vital que la anima. El yo es vehículo (circunstancial y en constante adaptación a nuevas incidencias) de la conciencia en el viaje exploratorio de su misterio. Esto no significa que no exista la dimensión del “mi”, sino que esa dimensión se revela como una (necesaria) construcción, no como una realidad esencial.

El yo (o nuestra personalidad) es una construcción. No es una construcción deliberada, voluntaria o arreglada a estrategia consciente. Es decir, el yo no es “una construcción del yo”. No puedo construir un yo a conveniencia de mi subjetividad, aunque se trate de una ocurrencia muy promocionada desde el marketing espiritual. El más habitual: “ya que el yo es una construcción, constrúyalo usted mismo ajustado a la conveniencia de sus intereses”. El más cotizado: “sea un yo que ha trascendido al yo”.

El yo es una construcción resultante de una dinámica. Y esa dinámica no se ajusta a la voluntad consciente ni a los intereses de la personalidad.

El yo es una construcción que se revela y se ejecuta a partir de cómo la conciencia ajusta la relación entre adentro y afuera. El yo es el resultado (siempre sujeto a dinámica) de esa articulación entre autoimagen y destino. El yo (o la personalidad) es testimonio de la transitoria modulación entre mundo interior y mundo exterior que la conciencia ha alcanzado establecer.

La carta natal transparenta, al momento de ser consultada, el estado de esa ecualización entre identidad consciente y misterio inconsciente. Describe la configuración que adopta el juego de luz y sombra en cada específica interacción de la conciencia con el destino. Contrasta las crisis de la personalidad con las oportunidades del alma. 

La construcción del yo tiene la impronta de la memoria. La memoria nos da un lugar, una localización (un locus) ante el escalofrío de locura de un futuro abierto a todas las posibilidades. Frente el desafío de lo novedoso, la conciencia construye un yo seguro con los planos del pasado. Construir es recordar y reproducir. El encanto de preservarnos de lo imprevisto. La construcción del yo siempre es condicionada por el pasado y por el futuro, por la mecánica reacción y la temerosa anticipación. 

Cuando la inseminación de futuro prevalece sobre la comodidad de lo conocido, el destino nos exige nuevas construcciones. La creatividad desborda nuestra mecanicidad. Nuevas construcciones es nuevo pasado, memoria resignificada. Resignificar pasado implica la oportunidad de innovación en nuestras construcciones. Descubrir un sentido trascendente en los estigmas del ayer. Si el pasado es otro, el yo no puede ser el mismo.

La creatividad y nuestras construcciones, un juego de imágenes. El pasado y el futuro, un juego de la mente conmovida en su sensibilidad al misterio. 

Acaso Underwood lo sepa. Claire seguro.

 

Anuncios

Responses

  1. La creatividad desborda nuestra mecanicidad ouiiijaaa!! (tuve que guglear underwood y claire) Lindo post Lodi, pa pegar en la heladera!! gracias!!

    • Gracias Silvina. El oráculo de Google ya es un virus. Abrazo…

  2. Mai got, Lodi! Cómo viene el “subidón de ascendente en acuario”!!! La asombrosa lucidez mental que evidencian tus escritos,me hace
    pensar en que quizás estemos ante el precursor de la astrología meta-cuántica (?) No dejes de compartirnos nunca,lo que “el cielo” derrama en tu cántaro!

  3. Reblogueó esto en cristinacarbo.com.

  4. Reblogueó esto en Psicología y espiritualidad /Psychology and spiritualityy comentado:
    Excelente artículo sobre la construcción y renovación permanente de nuestro YO…

  5. Interesantísimo Lodi. Siempre empujando un poco más nuestro entendimiento del universo y haciendo un brillante ejercicio de repensar lo dado. Excelente!!

  6. Gracias Ale, realmente leerte es un placer, gran activador de consciencia y pensamiento. You are the best!!! Cariños

    • Gracias Tita (aunque un poco mucho). Abrazo…

      • Ale sos un talentazo! Mente brillante. Siempre tuviste ese don de lengua superlativo.Siempre enriqueciéndo con tu claridad.Gracias!

      • Gracias querida Angie por tus exageraciones. Abrazo…

  7. para sacarse el sombrero y aplaudir de pie :) gracias!!!

  8. hola alejandro, lo que me interesaria saber es cuanto de todo esto escrito es experiencia y cuanto no.
    gracias

    • Si no es experiencia no tiene el menor sentido. Abrazo.

      • gracias por tu respuesta,
        entonces quiere decir que tu tienes la experiencia del “territorio mucho mas extenso….”La carta natal simboliza un territorio mucho más extenso que el espacio de seguridad en el que fijamos nuestra identidad. y por otra parte tambien la experiencia de “misterioso inconciente”? La carta natal transparenta, al momento de ser consultada, el estado de esa ecualización entre identidad consciente y misterio inconsciente.
        no se que entiendes por experiencia pero no me refiero a interpretar o estudiar cartas natales, sino a experiencias “directas” sin la intermediación intelectual, osea tener la experiencia de la conciencia expandida y de una confrontacion con su inconciente .
        gracias y un gran abrazo

      • Tengo la experiencia de descubrir que no era quien creía que era. No sólo yo, sino que es una dinámica propia de lo humano. Y la carta natal acompaña esa dinámica: todo lo que descubrimos de nosotros mismos aparece simbolizado en la carta natal. La carta natal contiene lo que todavía la conciencia no ha descubierto acerca de uno mismo…

  9. Alejandro!!! Como siempre un placer! Poner en palabras tanta profundidad es un don! Gracias por ser tan inspirador y ayudarnos a construir y descubrirnos en este camino dificil y lento hacia la luz.
    Abrazo, Maestro!!!!

  10. gracias por la respuesta;
    seria interesante seguir indagando al respecto, pero no quisiera que se tomara como lo que no es mi intención , solo a los efectos de esclarecer todo esto, entiendo por su respuesta que pudo haber descubierto que no es el cuerpo por ej o no solo el cuerpo, a eso se refiere?

  11. bueno veo que dio por terminado este intercambio, no se porque, gracias de todos modos

    • Amigo Gabriel, disculpas. No tengo mucho más para sumar. Pero queda indicada su mirada. Le agradezco su participación. Abrazo…

      • muchas gracias de todos modos y espero no haberlo incomodado con mis preguntas….o si, no se, quien sabe genera algo mas.
        hasta pronto


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: