Posteado por: alejandrolodi | 28 diciembre, 2018

Progresismo reaccionario, evolucionismo cínico.

Alejandro Lodi

(Diciembre 2018)

Dos percepciones en yin-yang. La irresistible fascinación de identificarnos con una de ellas y permanecer polarizados con ostentoso orgullo.

El progresismo reaccionario. Una nueva versión del buen salvaje. La tecnología como amenaza. Una cruzada contra la tecnología. El avance científico como retroceso. La medicina institucional como práctica deshumanizada. Las vacunas como venenos. El mundo natural como paraíso. El mundo tecnológico como contaminación. La abominación de los artefactos. El capital como el inicio del infierno de la humanidad y la consigna de su derogación como garantía de humanismo. El mal como producto de la conspiración de unos cretinos que lo han decretado. La desconfianza en los sistemas y la devoción a personalidades (académicas, ideológicas, religiosas o místicas, pero siempre mesiánicas). La convicción de que uno mismo encarna la pureza. La virtud de oponerse a lo establecido. El idealismo del cambio como regreso. El bien del pasado. La persistente convicción en los juicios morales. La negación de la ambivalencia existencial. El encanto de un mundo sin contradicciones. La fantasía de una vida consciente sin horror.

El evolucionismo cínico. Una nueva versión del positivismo lineal y ascendente. La evolución que no puede detenerse. El fin justifica los medios. La indiferencia por las consecuencias. La supremacía de los más fuertes. La fe en lo que viene. El futuro será mejor. Y será lo que imaginamos. El bien de la tecnología. La inferioridad de la naturaleza. La enfermedad como anomalía de resolución química. La derrota de la muerte como objetivo científico. El mito de la ciencia objetiva. La creencia de un observador separado de lo observado. La mente y la voluntad humana como culminación del proceso evolutivo de la vida. La conciencia como un hecho cerebral. Las emociones como reacciones químicas. El misterio como aquello que todavía no explicamos o controlamos. La explicación y el control como sinónimo de la verdad. El hechizo de derribar todo obstáculo y que nada nos detenga. La compasión como fragilidad. El encanto de un mundo controlado. La fantasía de una vida consciente sin horror.

 

 

 

Anuncios

Responses

  1. Excelente!!!

  2. Gracias.

  3. Interesante los ves coincidiendo en “La fantasía de una vida consciente sin horror.” Parece no hay camino del medio o 3ra alternativa superadora posible a elaborar en tantos aparatos psíquicos que preferirían vivir de justificadoras fantasias que algún supuesto beneficio brindan.

    Lawrence LeShan, ex psicólogo US Army me abrió los ojos: la polarización es la base de la guerra y es muy facil de ser gatillada con toda su épica y el jugarnos el todo por el todo ahora (vamos por todo=este es el único camino), en vez de tomar en cuenta los grises, la negociación, el largo plazo, lo complejo y no lo fácil. Te recomiendo mucho su libro “La Psicología de la Guerra”, muy esclarecedor.

    Pienso si después de tantos abogados y ahora un ingeniero, en proximas elecciones necesitaremos un psicolog@ a la presidencia, tenemos tantos… o planes de educación que tomen en cuenta la 3ra alternativa de Covey o el Pensamiento Lateral por De Bono.

    Ya Jung antes de morir vio que negar la Sombra y su polarizacion llevaba a gran parte del mundo a terminar siendo un desierto, aunque iba a seguir la vida en algún lugar. Parece necesario y duro aprendizaje colectivo.

    Te paso link documental del Anciano Paisios, de los mas santos de Monte Atos, en su juventud miembro de Comunicaciones del Ejercito Griego… https://youtu.be/U6jHZMn6uK0 y como evoluciono aun a pesar de a guerra.

    Abrazo

    • Gracias Jorge. Tomo sus recomendaciones, que seguramente serán tan ricas como su comentario. Abrazo y felicitaciones.

  4. La astrología como camino a una mejor comprensión de nuestras humanas percepciones o como inútil atajo que conduce a mayor confusión. Saludos.

  5. Implacable, ajustado, el recurso retórico de síntéticas construcciones nominales y contrapunto. ..Tal vez la tragedia no sea pararse en una u otra perspectiva, ostentar alguna, negar la otra; tal vez lo agobiante, lo aturdidor, sea la feroz emergencia simultánea, entreverada, contaminada ,enmascarada de una y/con/por/en la otra (o en supuestas versiones diferentes), o lo que es peor en las que podrían ser perspectivas superadoras de ambas….Dan ganas de escurrirse en un abismo y dormirse por cien años… Gracias reales


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: