Posteado por: alejandrolodi | 7 enero, 2019

La abuela que domina a la conciencia

Alejandro Lodi

(Enero 2019)

“Lo que nos ocupa 

es esa abuela,

la conciencia que 

regula el mundo…”.

Lo que nos ocupa es esa abuela. Luis Alberto Spinetta.

Reproducimos hábitos del mundo. Sin ejercicio consciente, esas costumbres controlan nuestras decisiones. Es decir, moldes de la percepción que otorgan formato a nuestras acciones mientras creemos elegir con libertad. Voces internas configuradas en el pasado que nos hacen actuar mientras creemos responder a genuinos deseos.

Esos hábitos y costumbres derivan de tres fuentes:

.- De condicionamientos inconscientes generados en nuestra historia personal. Modelos, normas, valores, supuestos familiares en los que hemos crecido y desde los que hemos desarrollado la experiencia de madurar un yo y ser conscientes de nosotros mismos.

.- De estructuras de poder y visiones de las relaciones sociales que caracterizan a nuestra época. Ideas, creencias, diseños mentales de la realidad y de la sociedad, contemporáneas al momento de la cultura en el que hemos conformado una identidad personal que se lanza a la conquista de su lugar en el mundo.

.- De los arquetipos del inconsciente colectivo, que superan a nuestra familia y a nuestra época. La traza psíquica universal que parece ser el sustrato profundo de nuestra experiencia particular y en el que desarrollamos nuestras conciencias individuales desde la alborada de la humanidad.

Mantener contacto con la evidencia de estas tres vertientes de condicionamientos suele ser desolador. Sentimos que es muy poco lo que puede hacerse para alterar la fatalidad de reaccionar mecánicamente -por sumisión o rebelión- a esos formatos de cómo se debe vivir. Por lo común, esos programas psíquicos (personales, sociales y universales) se reproducen en modos toscos y regresivos. Pero, no obstante, muchas veces adquieren (y este es el espanto) envases encantadores que promueven la muy contundente sensación de experimentar autenticidad, de inaugurar lo inédito, de ser la vanguardia del progresismo, del nuevo mundo y de la nueva humanidad.

En esos instantes de contacto consciente (y de horror) con la fatalidad de la repetición participamos de una cruda vivencia de lo profano: estados de conciencia (en general, súbitos) en los que “vemos” los velos que el mundo (las construcciones humanas) teje sobre nuestra percepción,  “vemos” las convincentes realidades imaginarias que nuestra conciencia ordinaria confunde con la sustancia misma de la vida.

Sin duda, en la atención perceptiva consciente que permite “ver” esos velos y esas realidades imaginarias asistimos a un fugaz resplandor de lo sagrado. Tan cierto como que, a pesar de ese testimonio, seguiremos luego involucrados y actuados por el profano orden de las construcciones humanas (esa abuela, la conciencia del mundo), tomando por reales a sus representaciones, manteniéndonos en la literalidad de las manifestaciones de los símbolos del universo, viviendo en esa realidad (de modelos y de ideas, de normas y de rebeliones, de amores y de odios) que ya sabemos que no es la realidad. No podemos renunciar a la epifanía de la que fuimos testigos y no podemos renunciar a habitar un mundo de velos.

¿Cómo responder a ese espanto?

Anuncios

Responses

  1. No se como responder…
    Reconocer patrones a veces calma. Otras, espanta. Patrones dentro de patrones. Infinitos. Sempiternos.
    El patrón que conmueve se activa en mi programa cuando lo leo.
    Hasta la próxima iteración Sr. Lodi :)

    • Nos vemos en la próxima, Sra. Suárez. Gracias. Abrazo.

  2. Yo repito la pregunta. Como responder a este espanto? Aunque a veces logremos #ver# fugazmente, creo que solo lo comprendemos con nuesta mente racional, creemos superarlo, pero el patron vuelve en alguna reaccion

    • Otra pregunta sin posibilidad de respuesta… Gracias Silvia. Abrazo.

  3. No creo que sea posible levantarnos cada mañana en modo “tábula rasa”, destejer todo el tejido por las noches, para empezarlo de nuevo, estilo Penélope. Ni posible ni beneficioso. Muchos de los conocimientos y las experiencias de la “abuela” para algo sirven.
    Nuestro querido inconsciente colectivo es muy rico también en posibilidades basadas en ancestral sabiduría. ¿Y si mantenemos el estado de conciencia despierta, de percepción directa sólo para los cambios verdaderamente importantes, y usamos el “modo automático para todo lo demás? No sé…estoy tratando de encontrar la salida.

    • Y cómo distinguir “los cambios verdaderamente importantes” de “todo lo demás”..? Cuando nos duele una muela el asunto se convierte en lo más importante del mundo…

  4. La pregunta es por qué es sí o sí desolador? Quizá verlo como desolador es otro condicionamiento. Quizá simplemente es el mecanismo de la vida incluso antes de nostros. La repetición. Consciente o inconsciente, “buena” o “mala”.

    • Gracias Victoria. El texto dice “suele ser desolador”, no indica lo que debe ser (mucho menos sí o sí) sino que describe un sentimiento, al parecer, habitual. Al mismo tiempo, que la vida sea un mecanismo no alivia mucho.

  5. Tal vez aceptando q es asi nos aliviemos un poco…, facil no es, pero no se me ocurre otra… Beso y gracias por tu habitual expresion lucida!!

  6. No hay respuesta,hay preguntas y después otra pregunta siendo ese el desafío,seguir preguntando sin encontrar respuesta.Pero en el medio aparecen seres como usted que me recuerda que la incertidumbre me da libertad, gracias

  7. Creo que la respuesta a ese espanto, la diste Alejandro en tu texto titulado “La combustión del alma” donde comenzaste diciendo: El éxito de la personalidad arquetípica frustra, la potencialidad del alma”

  8. Cambia la manera de ver las cosas y las cosas que miras cambian… Reza en un curso de milagros…

    Sin duda que entender la música y pretender apreciar su infinita resonancia como infinitos los oyentes, desde la Lógica de un pentagrama, con sus negras y corcheas, sus sonidos y silencios, sus ritmos y tiempos… Es una apreciación limitada…
    Y desesperante si se cree que eso es todo… Y se percibe que ha de haber más…

    Pues eso es todo y también hay siempre más…

    Soy una blanca en un pentagrama que se repite periódicamente en un solo de guitarra frente a un estadio repleto que salta exitado cuando el guitarrista me toca…
    Por que saltan extasiados?
    Por que el guitarrista me toca en todos sus recitales y los oyentes me oyeron cientos de veces…

    La repetición invita a profundidad y la profundidad toca al alma y esta poco le importa cuando sueno como blanca y en que canciones y pentagramas me dibujen…

    Las aparentes repeticiones sean en el nivel que sean, personales, familiares o arquetipicas; son eso… Aparentes
    Las revoluciones solares, lunares, marcianas o jupiterinas se vuelven a poner en el mismo grado natal… Pero siempre soy nuevo y por ende libre… Aunque de momento me siga llamando xuan…
    Lo he leído en el mismo artículo más de una vez, y arribo a comprensiones nuevas
    He visto la misma película, con los mismos actores y la misma trama y sin embargo descubro cosas no vistas y emociones distintas…
    Uno no se baña dos veces en el mismo río… Se dijo hace mucho ya
    Yo creo que si y percibo que no
    La libertad de fatalizar o beatificar una vivencia se disuelve cuando se la beatifica y fatalizar… Es lo mismo si se ha la de intensidad…
    Gracias

  9. Tal vez ir, poco a poco, “desvelando” los condicionamientos para conectarnos con nuestro Ser real, ese que somos más allá de los velos. No es imposible. Sí. es difícil sostenerlo en la conciencia.Esta última es como un músculo sutil, hay que ejercitarla todos los días.
    “Me galopan en la sangre dos abuelos, sí señor; uno lleno de silencios y el otro…medio cantor.” A. Yupanqui.

    • Gracias María Isabel. Galopan en la sangre del músculo sutil de la conciencia… Abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: