Alejandro Lodi

(septiembre 2020)

Entrevista con Alfredo Alcázar para Mindalia Televisión, España.

Posteado por: alejandrolodi | 31 agosto, 2020

La nostalgia del alma

Alejandro Lodi

(Agosto 2020)

 

“Soy el único hombre en la tierra y acaso no haya tierra ni hombre.

Acaso un dios me engaña.

Acaso un dios me ha condenado al tiempo, esa larga ilusión…”.

Jorge Luis Borges

 

Quizás exista una nostalgia del alma,

la certeza inexplicable de provenir,

de haber arribado a una vida,

de no ser de aquí,

de no ser del tiempo ni del espacio.

.

No es nostalgia de un lugar

ni de afectos perdidos.

No es lamento.

Se trata de una verdad y de una amnesia,

de un estado de existencia sin ilusiones

y que promueve, no obstante,

una acción incomprensible:

darse a una forma humana.

.

La decisión (si es una decisión) no surge de consulta.

El gesto no tuvo opción.

Es simple hecho.

.

El sentido de ese arrojo

no puede prescindir de la especulación,

obliga a misterio.

Quien lo habita no decide su origen ni su posteridad.

Fuera de dramatismo,

conmueve con sabia mansedumbre,

con la serenidad de quien no se ve sorprendido.

Algo en nosotros ya lo sabe,

en el corazón del silencio,

en el elocuente cese

de la ignorancia y la palabra.  

(Fotografía: “Geografía del silencio” Kike Suay).

(Agosto 2020)

Cómo aceptar el dolor y convertirlo en fortaleza

Entrevista con Natalia Carcavallo, para TN.com.ar

 

 

 

 

(Agosto 2020)

 

(Julio 2020)

Entrevista con Liliana Jalabe (@argentina.medita)

Posteado por: alejandrolodi | 30 junio, 2020

Pulsión vital y riesgo mortal

Alejandro Lodi

(junio 2020)

La pulsión vital no puede derogarse por decreto. Sigue actuando en todo organismo vivo. En nosotros. Podemos intentar mantenerla en latencia. Cierto tiempo. Por ejemplo, para no exponer al organismo psico-físico a riesgos exteriores de contagios, o para no contribuir a la propagación de un virus en la comunidad. Pero si se mantiene indefinidamente se genera patologías, se sufre consecuencias. Más allá de un umbral de tolerancia orgánica, la pulsión vital en latencia se convierte en represión de la vitalidad. Y allí es necesario evaluar si las consecuencias de la represión son más graves que el riesgo que deseaba prevenirse. Una dinámica entre vitalidad y riesgo.

La preservación de la vida a costa de reprimir la pulsión vital, aun con nobles intenciones humanitarias, termina por generar estragos. La pulsión vital y las necesidades orgánicas (físicas, psíquicas, mentales y emocionales) pueden ser guiadas, administradas, sublimadas o ajustadas a propósitos conscientes, pero no anuladas por imperativo propio o ajeno. Pulsión vital y necesidades orgánicas nos impulsan al encuentro con los demás, a proveernos de afecto y a brindarlo, a realizar en el mundo, a desarrollar actividad laboral, a sentir nuestro cuerpo vivo. Aunque parezca un juego de palabras, la pulsión vital nos obliga a sentirnos vivos, y sentirnos vivos es confrontar con el riesgo de la muerte. Leer Más…

(Junio 2020)

Charla con Laura Levin para Espacio Dragma sobre “Saturno, el padre del tiempo”.

(Junio 2020)

Entrevista con Laura Tentori para “Sol Aura – Astrología y terapias”).

 

Posteado por: alejandrolodi | 15 junio, 2020

Nacionalismo mata humanismo

Alejandro Lodi

(Junio 2020)

El 16 de mayo de 1982, en plena Guerra de Malvinas, los productores de rock en Argentina organizaron un concierto con las principales figuras del movimiento musical, que desde su nacimiento se había identificado con la paz, la no violencia y el amor universal.

Fue transmitido en directo por TV y por varias radios. Todos los canales eran del Estado, es decir, administrados por el gobierno militar. Aquella reunión de 70.000 jóvenes convocados por sus ídolos musicales -y, para gran parte de ellos, referentes de valores y principios libertarios y humanitarios- resultó un aval para la continuidad de la guerra. Los conductores militares de aquella tragedia explotaron ese festival como un aporte solidariario a “la causa de todos” que ellos protagonizaban. Un punto oscuro en las pretensiones contraculturales del rock nacional. Tan oscuro que aún hoy, en 2020, en fechas sensibles a la guerra, aquel hecho artístico y político es recordado en los medios de comunicación (Canal Encuentro, Infobae) y algunos de sus participantes insisten en decir que ese festival fue lo que no fue: un reclamo de paz a los promotores de la guerra cuando, en verdad, no la cuestionó y -por omisión y con candidez- la avaló. Lo que se creía contracultural quedó expuesto como parte de la cultura argentina.  Leer Más…

Older Posts »

Categorías