Posteado por: alejandrolodi | 27 diciembre, 2017

Argentina 2017 (X): La rodilla de Macri (29, 58, 87)

Alejandro Lodi

(Diciembre 2017)

(Viene de “Argentina 2017 (IX): Del anhelo de justicia al compromiso de sanación”).

https://alejandrolodi.wordpress.com/2017/12/19/argentina-2017-ix-del-anhelo-de-justicia-al-compromiso-de-sanacion/

Con la entrada de Saturno en Capricornio, nuestro país inicia un período de dos años y medio en los que transitará la casa IV y hará aspecto al Sol (por oposición) y a la Luna (por conjunción). Al mismo tiempo, la persona a cargo de la presidencia de nuestro país se acerca a su segundo retorno de Saturno en casa VIII. Nuevamente, el destino personal de la figura política unido al de la sociedad que conduce. Una clave psíquica de los procesos políticos.

Cada retorno de Saturno a su posición natal invita a tomar responsabilidad de la propia vida, a afirmar autoridad en el mundo, a resignificar el vínculo con el padre. Eso ocurre a determinadas edades: 29, 58 y 87 años. Franco Macri fue padre de Mauricio a los 29 años. Hoy Mauricio tiene 58 y Franco 87. Con el ingreso de Saturno en Capricornio, ambos celebrarán el retorno de Saturno. En los últimos años Mauricio ha sido operado tres veces de su rodilla derecha. En astrología, Saturno representa al padre y Capricornio rige las rodillas. A veces la sutil sugerencia de los símbolos es ensordecedora.

La tensión entre la autoridad del padre y la singularidad del hijo está representada en la mitología griega como una lucha a muerte por la creatividad. Si la creatividad es del padre, el hijo debe seguir su modelo; si la creatividad es del hijo, el padre es desplazado. En la gravedad del mito, el padre se come al hijo o el hijo castra al padre. Las representaciones arquetípicas no suelen mostrar resoluciones, sino el conflicto desesperante.

¿Se podrá alterar el condicionamiento arquetípico, la fatalidad mitológica? El desafío personal de Mauricio Macri se corresponde con el de la conciencia colectiva de nuestra comunidad: diferenciarse del padre sin repudiar al padre, honrar al padre sin ser el padre. Dicho de otro modo, replicar o rechazar lo que la figura de su padre significa en la memoria (y la trama inconsciente) colectiva, o “conjurar el maleficio” generando una variable que lo libere (y nos libere) de la repetición. Y padre es ley, autoridad y modelos.

El mito vivo en la conciencia colectiva pulsa a la repetición del guión arquetípico, pide que se replique la fatalidad, propone que los pertinentes representantes “pisen el palito”. El inconsciente colectivo hace presión para que el cuento se reitere. La conciencia colectiva hace identidad en el cuento, con su diseño de posiciones fijas: yo soy caperucita, vos sos la abuela y vos sos el lobo. El mito vivo en la conciencia colectiva cristaliza relatos y posiciones. El guión arquetípico (y, por eso, encantador) no registra individuos, sino personajes; no admite variantes, sino confirmaciones. Esa carga del inconsciente colectivo actuando en nuestras decisiones conscientes no permite responder a lo que ocurre en el presente, sino que reacciona de acuerdo a lo que necesita ratificar: los estigmas del pasado.

El inconsciente colectivo tiende trampas arquetípicas. Juan Perón -nada menos- “pisó el palito”. Creyó que podría conciliar a los hijos, a Caín y Abel (cada hijo es uno y otro). Pero, finalmente, la tarde del 1ro de mayo de 1974 (con Urano en tránsito sobre el Ascendente de Argentina) no tuvo opción: salvó a uno y condenó al otro. Y así, como  en la metáfora de Soriano en “No habrá más pena ni olvido”, al grito de “¡Viva el padre!”, ambos hijos se siguieron matando entre sí. (Ver nota en blog: “Así Mauricio como los Montoneros” https://alejandrolodi.wordpress.com/2017/02/11/asi-mauricio-como-montoneros/).

Mauricio Macri se acerca a su segundo retorno de Saturno; un tiempo propicio para que esta trama mítica (psíquica y fáctica) cobre significado. Argentina se aproxima al tránsito de Saturno a su Sol, Luna y casa IV natales; oportuno momento para madurar y dar respuestas realizadoras gracias a la frustración de reacciones emocionales y regresivas. Sincronicidades entre individuos y comunidad.

Frente al compromiso presidencial de reducir la pobreza, luchar contra la corrupción y favorecer la unidad nacional, si “el padre se come al hijo” entonces Mauricio Macri demostrará que su promesa sólo era un engaño para finalmente “gobernar para los ricos”, cristalizar desigualdades, beneficiar a sus intereses particulares con los recursos del Estado y dividir aún más a la sociedad. “El padre” aquí no sería sólo el personal -Franco Macri- sino el mundo empresario que tuvo en su vida como modelo -vocacional y profesional- y en el que desarrolló su concepto de autoridad. Se trata de “la forma de hacer negocios con el Estado” que se ha conformado en la era democrática inaugurada en 1983 en Argentina.

Por su parte, “si el hijo castra al padre” entonces la responsabilidad de los vicios que generaron el atraso y la miseria en nuestro país caería en forma absoluta sobre la casta empresarial que tiene a su propio padre, Franco Macri, como figura emblemática y de la cual  pretendería diferenciarse con toda determinación. Esa clase social -los empresarios, su padre- serían culpables de la sanción moral que gran parte de la sociedad prodiga sobre Mauricio Macri y que él mismo percibe injusta y ajena. El padre (el empresariado) convertido en chivo expiatorio.

La mitología (la griega, al menos) no admite alternativa: continuidad estricta sin disposición a cambio alguno (el padre se come al hijo) o alteración radical sin registro de continuidad (el hijo castra al padre).

No obstante, sin faltar al mito, hay modos simbólicos de “matar (castrar) al padre” y de “matar (comerse) a los hijos”. Sublimaciones que transforman lo trágico en liberación creativa. Se trata -como siempre- de liberarse de polarizaciones para ver polaridad: reconocer al otro, sin condicionarse ni rebelarse. El retiro del padre y su huella ahora sin mandatos (el éxito no será suyo y el fracaso tampoco). El aporte del hijo y su responsabilidad ahora sin excusas (el éxito será suyo y el fracaso también).

Quizás “la salida por arriba” del laberinto que diseña la trama mítica de la tensión entre Macri padre y Macri hijo, la resolución creativa de la paradoja capaz de no reproducir su polarización enloquecedora (matar al padre o ser devorado por él) consista en mostrar, por un lado, una impecable disposición a que la luz de la justicia opere sobre hechos de corrupción que expusieran a miembros del mundo empresario, incluso a integrantes de su familia; y también asumir que una honesta determinación a disminuir la pobreza no puede eludir una redistribución de riqueza que necesariamente afectará la concentración del capital tanto como las ganancias excesivas de sectores con capacidad de condicionar al poder político. Difícil imaginar un desafío más apropiado para una personalidad con Saturno en Capricornio en casa VIII. ¿Sería posible semejante sinceramiento sin una profunda transformación personal? ¿Podría diferenciarse del clan sin romper con hábitos -de poder, de negocios- adquiridos y naturalizados en su experiencia de vida en aquella pertenencia? ¿Podría ser acompañado por la sociedad (con su variedad de matices y necesidades) en su aspiración de reducir la pobreza, eliminar la corrupción y disolver enfrentamientos, si su acción de gobierno no refleja que sus propios intereses (y afectos) personales son puestos en observación y acaso perjudicados? Sólo reconociéndose parte de lo que pretende transformar podrá revelarse la confianza en lo nuevo. Sólo en esa particular alquimia personal e individual podrá ser efectivo el cambio social y colectivo. La sincronicidad como condición.

Si esto ocurriera, si la renovada confianza emergiera y en el balance de la gestión de la coalición gobernante los datos objetivos de la realidad económica y social demostraran una baja sustancial de la desigualdad, de la corrupción y del sectarismo, entonces nuestra comunidad -junto a Mauricio Macri en el viaje personal con su padre- estaría en oportunidad de conjurar el hechizo de injusticia, abuso y desunión vivo desde casi su fundación como país.

Un alto porcentaje de la conciencia colectiva de nuestra comunidad reacciona y rechaza lo que cree -de un modo absoluto, definitivo, sin cuestionamientos- que la figura de Mauricio Macri representa: el desprecio de los ricos, la indiferencia hacia los pobres. Esa reacción y rechazo es tan intenso que supera la valoración de la democracia y llega a cuestionar la legitimidad de su presidencia: convencida del accionar perverso de oscuros poderes hegemónicos que lo entronizaron en el poder, esa fracción relativiza la validez moral de las elecciones en las que Mauricio Macri fue elegido presidente y, por lo tanto, anhela su destitución y justifica su derrocamiento (bajo el eufemismo de “levantamiento popular”). Ese fragmento fanático de nuestra conciencia colectiva (en gran medida progresista e ilustrado) que sueña con “la fuga en helicóptero del dictador” exhibe, acaso de un modo inconsciente, el encanto pre-democrático que persiste en nuestra sociedad: la fuerza de la calle derrotando a la legalidad de las instituciones. Una patología regresiva y autodestructiva enmascarada en aspiraciones de justicia y animada en la sensación de superioridad moral.

Para vencer el hechizo arquetípico (convertido en prejuicio en esa suficiente masa crítica de la sociedad) la administración de Mauricio Macri debería obtener resultados concretos, contundentes e inobjetables respecto a la inclusión social, la igualdad de derechos, el respeto de las libertades y la división de los poderes del Estado que caracterizan a una república democrática moderna. Sólo así podría disolver el poder del mito que lo muestra (y lo necesita ver) como representante de la clase empresaria indiferente y -mucho más aún- culpable de la miseria y decadencia de nuestro país, que lo identifica (y necesita confirmar) con el conservadorismo más reaccionario y elitista.

Sólo a un acuariano podría ocurrírsele semejante hazaña (y salirle bien).

(Fin)

 

 


Responses

  1. Ojalá le salga bien querido Alejandro.

  2. que tal Mr. Lodi, en resumidas cuentas veremos si este desenlace se inclina por la predicción o lo transpersonal verdad?
    gran abrazo y prospero año estimado Lodi!!

  3. Señalar el discurso de Perón como punta de inicio para la implementación del terrorismo de Estado que se produjo a continuación, mmmmm un poco exagerado. Lo que aquí pasó fue el Plan Cóndor orquestado para América Latina desde EEUU, con los socios de cada país, con la ignorancia, popular acerca de tamañas estrategias. Hoy el panorama es otro. Y los que hablan de derrocamiento justamente son los periodistas mediáticos funcionales a este gobierno. Del lado de la movilización y crecimiento de lo político en el pueblo, son otras las conversaciones. Sí, mediante la manifestación se trata de poner un freno, me refiero a los 300.000 que marcharon en paz, por ejemplo para decir No a la Reforma Previsional, y que los medios no mostraron, deteniéndose sí con sus cámaras en el show armado por los lúmpenes, algunos de izq retardatarios y personal de inteligencia disfrazado. Macri es sólo la punta del Iceberg y por más Acuariano que sea, el poder que no vemos, y que tiene nombres apellidos y trayectorias conocidas por aquellos que se dedican a estudiar Historia, ese poder no se cambia, con globos de colores. Llevará tiempo y mucho trabajo de tod@s ir cambiando esa conciencia, si eso es posible. Mi deseo es que así sea, que sigamos estudiando, trabajando y aportando para que así sea

  4. Hola Ale como siempre tu descripcion de los mitos que aparecen en escena impecable!!! gracias por este artículo!!! Saludo cordial!!!

  5. Verdaderamente bueno. El ingeniero Macri viene preparado y apoyado desde esferas invisibles al ojo humano. Estoy absolutamente convencida de ello. y no por razones de inclinación política. Antes que se dedicara a estas lides, lo predije, Siendo que en en ese tiempo se postulaba como presidente de Boca. Lo vi sentado en un sillon, sentado con una banda tricolor que le atravesaba el pecho. Yo lo conocía sólo como personaje de élite, en semanarios. Lo comenté en el seno familiar, porque no entendía el mensaje, y lo asocie con su postulacion al club de fútbol… Y ahí quedó. Cuando se postula para Jefe de gobierno y pierde, se encendió una luz de alerta. De ahi en más, es el diario de lunes. Siempre supe que sería presidente, Y NI LO REGISTRABA ! De esta revelación , desde entonces, mi íntima convicción de su destino prefijado. Acuario podrá con esta misión.Mi saludo y admiracion Alejandro. Tu nivel en estos temas, enaltecen la astrología.

    • Gracias Susana. Manténganos al tanto de sus percepciones. Abrazo.

  6. Con el accionar de este gobierno se volvió a la pre democracia, o sea a la PLUTOCRACIA: gobierno de los ricos para los ricos.
    Mauricio superó a Franco utilizando al Estado para ser negocios.
    Que Pluton y la Luna influencie al pueblo para volver a una democracia popular.

    • Gracias por la información.

      • De nada. Todos sabemos que esto no termina bien.

      • desde el punto de vista politico y como un comentario que para nada pretende ser funcional a este gobierno, sino tratando de salir del lugar comun (aunque no por capricho ni forzando interpretaciones) podria pensarse que el legado recibido por este gobierno hace que indefectiblemente se tengan que tomar medidas antipopulares y eso “encaja” con “un gobierno para ricos” para empresarios” neoliberal” etc etc, habida cuenta que para el desastre como el que dejo el gobierno anterior en tantos años, no es posible que en poco tiempo se resuelvan ahora (perspectiva que supone buenas intenciones), demas esta decir que trato de ser imparcial, porque tambien tengo una parte que ve todo esto como mas de lo mismo en la historia de este pais,

        por otro lado podemos considerar una mirada “ingenua” sobre la posibilidad de algun cambio en nuestra dirigencia al igual que la sociedad, si bien esos “cambios” podrian darse forzados por acontecimientos, estos no dejan de ser mecanicos e inconcientes, en realidad es como el corcho en el mar, cuando la ola sube somos gardel y lepera con guitarra electrica y cuando baja los campeones de hechar culpas a “otros” aca encaja aquello de que la culpa no es del chancho….

        mi impresion como sociedad es que estamos condenados a seguir los eventos y no a prevenirlos o planificar y “cumplir” un proyecto serio con una agenda con continuidad sea el gobierno que sea, lo que se ve es una absurda contienda por ganar el poder basada en la critica no constructiva por un lado y por otro la falta de verdadera vocacion de servicio que implicaria convocar a un pacto social y politico que involucre a todos los sectores para la construccion de un pais que a todas luces sigue siendo un campamento improvisado.

        a la vez para seguir tratando de tener una perspectiva imparcial, es de suponer que las sociedades cambian para mejor y tenemos ejemplos en el mundo para enlistar, sin embargo argentina es un pais que merece un capitulo aparte con un desarrollo para explicarse a diferencia de otros paises,pero muy sinteticamente diria que nuestra sociedad es en gran medida multietnica, cosmopolita y multicultural, todo lo cual hace que tengamos muy distintas miradas sobre la misma realidad nacional, por otra parte cuando se hace alucion a un argentino no sabemos a quien nos referimos,si a un jujeño a un porteño, a un nacionalizado extranjero, a alguien de un asentamiento, a la clase media, a un rico,al pobre que recibe asistencialismo,a un partidista, a cual franja etaria,a un desempleado evangelista , a un empresario,

        a un funcionario, a un empleado estatal,y un enorme etc dado por todas las combinaciones posibles que son infinitas, y si bien esta situacion se puede traspolar a otras sociedades, en la nuestra ocurre que como no hay acuerdos basicos por esta diversidad

        cada cual lleva agua para su propio molino

        a esto hay que agregarle que cada corporacion trata de ejercer su poder para ganar privilegios con cada gobierno.
        esto supone una puja por los intereses personales o de sector en detrimento del interes general.
        en fin esto es muy extenso.

      • Gracias amigo Gabriel. Un abrazo. Y feliz 2018.

      • muchas gracias estimado Lodi, excelente año !!

  7. EXCELENTE INTERPRETACION!!!

  8. Super interesante!
    he visto otra carta natal de MM cuyo ascendente es Aries y el sol està en casa X. Un ascendente gèminis no tendría mejor comunicación?
    A partir del 15 de enero tengo el segundo retorno de Saturno así que también espero mi “renacimiento” con expectativas y sigo tus explicaciones con mucha atenciòn . Por suerte no soy presidenta!
    muchas gracias y saludos!!

    • Gracias Carmen. He visto que otros astrólogos trabajan con esta carta. Valdría la pena confirmarla. Somos varios los que estamos esperando a Saturno. Si sabe salgo, por favor, avíseme. Abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: