Posteado por: alejandrolodi | 1 febrero, 2012

La inocencia perdida

Alejandro Lodi

(Febrero 2012)

aking

Me han referido el caso de un niño de 12 años que, habiendo desarrollado la capacidad cognitiva que se corresponde con su edad, cree en los reyes magos. Destina aquella inteligencia a demostrar con argumentos lógicos y sensatos que, en efecto, esas tres figuras reparten juguetes a los niños de todo el mundo mientras éstos duermen la noche del 5 al 6 de enero de todos los años. En forma impecable explica que no son mayores de la familia los que llevan adelante esa tarea y refuta una a una las objeciones. El talento para discernir, que le permitiría distinguir niveles de la realidad más complejos y ampliar su percepción más allá del mundo infantil, lo aplica para justificar la inocencia en la que permanece.

Hasta aquí los hechos.

La astrología trabaja en una dimensión en la que los hechos manifiestos aparecen como símbolos de un orden más profundo y energético con el que se corresponden. Los hechos no son tanto cosas objetivas “allá afuera”. Los hechos son fundamentalmente el significado que le damos a lo que percibimos. Y ese significado se transforma creativamente de acuerdo a cómo se incremente la sensibilidad, a cuánto se expanda la conciencia.

Involucrada en el mundo de los sucesos concretos, la conciencia se fascina con productos materiales, sentimentales y mentales. Lo que llamamos “realidad” tiene por sustancia lo que percibimos con nuestros sentidos, con nuestro sentimiento y con nuestra mente: objetos, emociones e ideas. Por eso, sensibilizarse a lo vibratorio, exponer nuestra  conciencia a la posibilidad de percibir energías, implica disponerse a desencantar el mundo, a agotar el hechizo de las formas concretas en las que aquel orden de vibraciones se manifiesta.

En ese sentido, astrología es magia: transparenta lo velado, demuestra que detrás de la realidad aparente existe otra realidad más sutil. La realidad sustancial está moldeada en esas calidades vibratorias. Y la interfase entre el plano energético y el plano fáctico, entre la vibración psíquica y los hechos, es el universo de símbolos arquetípicos en el que se despliega la conciencia.

.

Creatividad y resistencia

Ser sensibles a una realidad organizada desde patrones energéticos implica una pérdida de inocencia. En esa sensibilidad, la conciencia “ya sabe” que lo que percibe no es tal como lo percibe. La astrología demuestra que lo que creo que es no es. No es posible responder al orden de la energía y al mismo tiempo tomar por real el mundo de las formas concretas. Esas formas concretas siempre son al mismo tiempo “cosa” y “símbolo”, lo que se percibe y lo que se significa. El mundo de las formas se revela como símbolo de ese otro mundo de energías. El símbolo es la expresión de esa correspondencia entre planos. El símbolo es la manifestación del amor entre ambos órdenes. Y ese símbolo es significado por la conciencia. Energía y forma son órdenes de realidad diferentes y correspondientes (se responden uno a otro). La conciencia es la relación entre esos órdenes. La sensibilidad de la conciencia es quien los articula significando la realidad que percibe.

El lenguaje simbólico de la astrología es un poderoso ordenador de significados que se ha hecho explícito a la conciencia humana. No obstante, si la conciencia individual que lo utiliza toma por real al mundo tal como lo percibe, se reduce el potencial de significado vibratorio a la literalidad de las formas manifiestas. En ese caso, la conciencia evidencia vivir en un estado de inocencia: todavía el poder de las imágenes de los símbolos astrológicos no ha alterado su percepción de la realidad, adapta el significado a la descripción del mundo que ya habita.

acartel

Pero existe otra posibilidad: que esa alteración de su percepción sí se haya producido, que a la conciencia ya le conste “haber visto” esa otra realidad y, no obstante, resista o niegue esa nueva percepción por temor al desconocido mundo con el que la involucra. Ya no se trata entonces de inocencia, sino de una distorsión deliberada de la realidad que comienza a recorrer el riesgo patológico.

Esta es la alta responsabilidad del que se compromete a sensibilizarse a un lenguaje sagrado como la astrología: asumir la transformación perceptiva que tal contacto ineludiblemente habrá de generar. La realidad -interna y externa- ya no será la misma. La astrología no suma sabiduría a quien creo ser. La astrología termina transformando a aquel que cree estar incorporando conocimientos.

Cuando la conciencia ya estimulada en la percepción de esa otra realidad -psíquica y trascendente a la habitual- resiste aceptar la inocencia perdida (que las cosas no son tal como las percibo), entonces se expone a caer en algún grado de repliegue fantasioso, delirio paranoico o perversión psicopática. No son los actos en sí, sino la conciencia que operó en ellos lo que determina si esa respuesta es inocente, autista, delirante o perversa. El mismo hecho podría adquirir alguno de esos cuatro significados.

cale

Creer en “los reyes magos”, en “dar la vida por el líder”, o en “tener autos y relojes de medio millón” revela ejemplos de un orden de la realidad en el que la conciencia puede vivir con plena inocencia de otra dimensión de significado. No obstante, puede ocurrir lo creativo. Y necesariamente dar cuenta de esa respuesta distinta e innovadora implicará la pérdida de aquella inocencia.

La pérdida de inocencia le permitirá a la conciencia resignificar cada una de aquellas creencias, pudiendo ahora percibirlas como símbolos de una realidad que trasciende a las formas concretas que, por lo tanto, se mostrarán insuficientes para contener el nuevo sentido. Así, por ejemplo, la creencia en “los reyes magos” muta a la intuición de una gracia benefactora del universo, la disposición a “dar la vida por el líder” es resignificada como la capacidad de entrega y servicio al bien colectivo, y el apego material a “autos y relojes de medio millón” es percibido como una gratificación sustitutoria de la conciencia de totalidad, del dinero como sustituto de dios.

.

El encantamiento colectivo

El proceso no es sencillo. El acuerdo colectivo ejerce una enorme y muy sugestiva presión sobre la conciencia individual. Si la percepción colectiva acordada coincide en la existencia de “los reyes magos”, en el valor de “dar la vida por el líder” o en la importancia de “tener autos y relojes de medio millón”, entonces esa descripción de la realidad se hace más convincente aún y se impone a todo vislumbre de creatividad.

Ese acuerdo colectivo es una poderosa inducción a una percepción específica (que se corresponde con cierta cualidad vibratoria) que se hace coincidir con “la realidad”. Si la percepción de una suficiente cantidad de individuos de una comunidad coincide en una idéntica descripción y alcanza su masa crítica, tal percepción se impone como verdad a la totalidad. Y este mágico proceso no sólo es llevado a cabo por la fuerza del inconsciente colectivo, sino que cuenta con la muy activa colaboración de voluntades individuales que -deliberadamente y con plena conciencia- se alinean a esa corriente para obtener energía en su propio beneficio (esto es, para acumular poder). La percepción de la realidad se uniforma y la alta mayoría de los integrantes de la comunidad –por propia convicción o por la fuerza persuasiva de aquella masa crítica- alcanza a significar los hechos de una misma manera. Se genera así “una realidad” que narcotiza las posibilidades creativas de la percepción. El dulce hechizo de “percibir lo que todos perciben” anula las posibilidades de discernimiento. Esa percepción ya tiene un molde: la realidad inconscientemente consensuada.

Si esto puede parecer algo abstracto, vayamos pues a algunos ejemplos. La verdad que anuncia un pastor en un templo es experimentada como real seguramente casi por el 100 % de los feligreses. La realidad que se vive en el estadio de Boca Juniors cuando su equipo juega es que el 80 % de los concurrentes –identificados con colores azul y amarillo- son más valientes y nobles que el resto. Un alto porcentaje de argentinos creen que es real que las Islas Malvinas son argentinas y mayor aún debe ser el porcentaje de kelpers que sienten que la realidad es que ese territorio les pertenece.

La astrología provoca una alteración en la percepción y esa alteración implica una pérdida de inocencia: participar de la experiencia perceptiva –muy concreta, real y no alucinatoria- de un orden de la realidad que trasciende al ordinario. Lo trasciende y lo incluye, pero ya no permite seguir creyéndolo real. La inocencia se ha perdido. Y sólo cabe confiar en esa nueva realidad que delata lo ilusorio del mundo de objetos, emociones e ideas hasta ahora conocido, o mantenerse en el hechizo del orden cotidiano reduciendo aquella expansión de la percepción a los estrechos límites del acuerdo perceptivo. Y, recordemos, en esta segunda opción el camino que sólo cabe recorrer es el del corte con la realidad y la disociación esquizoide, el del engaño involuntario en el que queda atrapada la personalidad delirante o el de la mentira deliberada del impune psicópata.

caleblog

La inocencia perdida es símbolo de maduración de la conciencia. Indica que somos capaces de ser sensibles a un mayor nivel de complejidad y discernimiento. Que estamos en condiciones de asumir mayores responsabilidades con la vida, resignando hechizos ya agotados. Pero, como aquel encantamiento perdido estaba cargado de afecto y de sensación de seguridad emocional, el nivel lunar más regresivo de la conciencia se resiste a abandonarlo. Lo primero que intentará es seguir justificando su existencia, incluir el novedoso rayo de discernimiento en la forma afectivizada que ya se sabe ilusoria. Esa expresión distorsionada de la función lunar (que -en verdad- es brindar seguridad, no refugiarse en hechizos) prefiere resignar sentido de realidad antes que afecto, intentando perpetuar la felicidad de ese mundo inocente, creyendo que esa maniobra no tendrá costo alguno. No percibe la extrema inseguridad de mantenerse en la inocencia perdida.

En las vidas individuales, tales maniobras pueden resultar efectivas, pero poco eficientes. Reproducir aquel mundo feliz imaginario exige un gasto de energía extremo porque supone estar en constante tensión, torciendo la realidad a favor de la inocencia idealizada. Por eso, resulta inevitable que la crisis de tal propósito suponga situaciones de desilusión dolorosa que pondrán de manifiesto la ineficiencia para responder a la complejidad del mundo desde aquella simplificación infantil.

En los procesos colectivos, la fijación en el idealismo mágico, el resistir la pérdida de inocencia, sólo conduce a catástrofes. Cuando llega el tiempo de la desilusión de un supuesto colectivo afectivizado, las comunidades humanas suelen resistirlo hasta que, por ejemplo, la trágica demostración de una guerra lo hace ya ineludible. Y a veces ni eso.

(Fotos: Verónica Romanenghi) http://veronicaromanenghi.blogspot.com

Anuncios

Responses

  1. No es fácil el artículo,pero lo que creo entender es parecido a lo que me está pasando,y debo agregar que la perdida de la inocencia viene acompañada de una nueva alegría de vida que no tiene razón aparente de sentirla, pero está,sin expectativas,y se siente mas real que la anterior.¿Sincronicidad? :) Bendiciones a mi Maestro

    • Gracias Daniela. Es cierto. Es alegría… y algo de melancolía. Liberación y pérdida vienen juntos. Liberarse de la fantasía es también perder su encanto. El punto central es que no hay opción: una vez que se ha perdido, intentar sostenerla es patológico. En lo individual y lo colectivo. Abrazo

  2. “Dios mueve al jugador, y éste a la pieza. Qué Dios detrás de Dios la trama empieza?”

    Este es uno de los temas más profundos, más refractarios al lenguaje y a las conceptualizaciones (porque lenguaje y conceptualizaciones también son identificaciones, hechizos, alrededor de ciertos puntos de vista). Cualquier intento de exposición lleva a circularidades hermenéuticas laberínticas, o a dogmatismos desvitalizados.

    Alguna bibliografía sugerida?

    Gracias como siempre por el estimulante post.

    • Gracias Klaus. En astrología ese laberinto paradojal es la cualidad del eje Virgo-Piscis. Lo que puede ser percibido y nunca definido. Respecto a bibliografía, es evidente que Borges colabora. Creo que es aquí es más conveniente recurrir a poetas antes que a ensayistas. Abrazo.

  3. Muy bueno Ale.
    Resoné mucho con esta descripción que estás haciendo de lo neptuniano desde lo sutil, como se manifiesta en el plano de lo concreto, como lo interpretamos y lo que esto conlleva como destino no sólo personal sino desde lo colectivo al hacer determinado tipo de masa crítica.

    • Gracias Javier. Descontaba tu pisciana resonancia y sus aportes. Abrazo

  4. Gracias Ale !!

    Al leer me preguntaba , si esto cuetiona firmemente los conceptos de las ultimas peliculas de moda : “El Secreto ” y “Que rayos sabemos ” .
    Estas , por lo que yo entiendo , vienen a reforzar conceptos de “couching” que estarian definiendo que la realidad es la que yo genero segun mi propio merecimiento ,y se focalizan “en la prosperidad ” como algo meramente medible desde el “tener” olvidando el “ser” .
    Es esta otra “fantasia” , como la del auto del millon que mencionas en el articulo ??

    Sin embargo , el que somos co creadores y que podemos manifestar en concreto ,deseos que consideramos merecidos , parece tambien real y hasta demostrable .-( No solo en cosas materiales-concretas )

    Creo entender que , si bien esto de “materializar deseos” es posible y concreto , aun asi , sigue siendo otro grado de “percepcion inocente/ autista / delirante ” tal como mencionas en el articulo .
    Sigue estando alineado a una realidad inconscientemente consensuada ….??

    Siento que me quedo sin marcos de referencia , inclusive para el diario vivir .-
    De todos modos , te agradezco , porque esta invitacion a vivir sin red pero intentando una percepcion des lunizada para acercarnos a una realidad des afectivizada pero mas cercana al estado puro energetico ,creo que es fantastica ,solo para valientes y ,… ademas un eterno desafio .

    Gracias Ale por insentivarnos !!

    Alejandro Martin

    • Gracias Alejandro. El proceso lleva a perder referencias conocidas para desarrollar otras, mucho más misteriosas y alejadas del control personal. El punto es que “no queda otra”. Una vez que esa percepción se abre no podemos mantenernos inocentes (si no es a costa de una distorisón patológica). No se trata de quedarse sin afecto, sino de abrirse a una sensibilidad afectiva más allá de la personal. Cada cosa que percibimos (o logramos, perdemos, conquistamos, encontramos…) es “eso”… y algo más.
      Bienvenido a la aventura con tu virginiana valentía. Abrazo.

  5. Hola Ale, sincronía total, acabo de cortar una conversación telefónica hace minutos con una amiga sobre la ” inocencia perdida ” como bien definis y las fantasias colectivas……como siempre me identifico con tu enfoque. Me alegra sentir que no estoy tan sola . Te agradezco y felicito por ser a mi juicio un canal de transmisión y darle una forma a través de tus notas a estos “hechizos” llamados realidad. Abrazo fuerte!!!!

    • Gracias Eliana. Celebro la sincronicidad. Y es grato constatar que no estamos solos. Confiemos en esto que compartimos con tantos otros. Abrazo

  6. siempre me parece bueno agradecer un esfuerzo intelectual,sensible y afectivizado que se brinda con generosidad.
    el planteo es real aunque no es facil descubrirlo diariamente ,hay que insistir cariños

    • Gracias Alicia. Es muy cálido tu comentario. Abrazo

  7. Te leo, y me conmueve el equilibrio del que gozan tus palabras. Esa mezcla entre lo simple y lo complejo que aclara y a su vez obliga a entrar en las cuevas. Lindo regalo. Gracias.

    • Gracias Lola. Te aclaro que el tour también incluye (al menos lo pretende) una muy presuasiva invitación a confiar en salir de las cuevas. Abrazo.

  8. rodaban por mi carita. Claro, soy asc Piscis…:)

  9. Tu reflexion me trajo a la memoria mis 6 o 7 anios mientras una primita me contaba triunfante que los reyes son los padres. La ira y el dolor,luego las lagrimas de desilucion…claro mi Asc es Piscis….:)

    • Gracias Eli. Para todo Ascendente en Piscis los otros vienen con Virgo de la mano. Abrazo.

  10. Buenisimo, Ale, como siempre que enfocas estos temas tan sutiles; como una representate viviente de la polaridad Virgo-Piscis (y algunas cositas mas que colaboran) conozco bastante bien el camino de la conciencia para desandar los “hechizos” y la permanente “guardia” para no caer en otro nuevo o igual, pero disfrazado.
    Felicitaciones, Ale, siempre es bueno saber que somos unos cuantos en este camino, aunque todavia no hayamos hecho “masa critica”.
    Un abrazo

    • Gracias Silvia. Es verdad, creo que es bueno encontrarse. Tratando de responder a lo que sintamos más creativo, atentos al hechizo de la polarización. Abrazo.

  11. Gracias Ale por el artículo, muy bueno, permite ademas descubrir la resonancia con las enseñanzas orientales, demostrando una vez mas, que los caminos són muchos, pero todos conducen a Roma.Beso.

    • Gracias Rosana. A esas resonancias que percibís entre todas las tradiciones espirituales algunos la llaman “sabiduría perenne”. Y vale la pena investigarla. Abrazo

  12. bueno … has logrado dejar a Virgo casi sin palabras … . solo diria en este momento, que intuyo que la pérdida de inocencia transformadora aún no ha sucedido, quizas sí anticipado …. el velo de la ilusión se corre y entiendo que presupone un profundo contacto con el dolor Kironiano, la pena profunda de nuestra condición humana, el perdón en el corazón … el aleteo del alma … hermanados al fin con alegria, esperanza, fé y Paz …. sabiéndo que nuestra pena es fuente de sanación para el otro …. qué liberación – bueno resulta que habia más palabras de las que me dí cuenta …. te abrazo Patricia

    • Gracias Patricia. Entiendo que Virgo siempre encuentre palabras, pero en tu caso también sumás una exquisita capacidad de poner imágenes. Te felicito por tus mandalas. Abrazo

  13. Gracias Alejandro por tu inteligencia! Es duro perder la inocencia (Adán y Eva en el paraíso) y vivir sin referencias o anclajes. (comieron del fruto prohibido). Es para valientes! pero coincido en que una vez que se despierta la conciencia no se puede volver atrás. Hay que seguir las propias vibraciones y confiar en que nos van a llevar al lugar en el que tenemos que estar.. La energía del amor y la compasión es muy poderosa y me gustaría no perder contacto con eso. Sin embargo, nada es una garantía de felicidad ni de permanencia, hay que seguir el pulso de la vida. Creo que de no hacerlo es de lo único que nos vamos a arrepentir cuando dejemos el cuerpo.
    Te mando un abrazo,

    Malena

    • Gracias Malena. Ese impulso nos invita a explorar la creatividad de nuestra vida, no puede ofrecer garantías. Confiemos. Un abrazo.

  14. Gracias Ale por ser el puente entre las señales de la Vida y nosotros, no por nada te cruzaste en nuestro camino, maravillosa función la tuya. Un cariño grande. Cristina Caamaño.

    • Gracias Cristina por tu cariño. Seguiremos recorriendo juntos ese puente. Abrazo

  15. Hace poco que te leo, y da placer encontrar estas joyas en un mar en donde lo consensuado es lo que abunda. Hermoso artículo que vuelca con generosidad las señales que indican el tránsito simbólico entre los objetos y las energías. Didáctico, rico y preciosamente escrito. Un saludo y gracias!.

    • Gracias Gabriela. Me hace feliz el encuentro. Publicar en la red -ese mar al que referís- tiene algo de “mensaje en la botella” y es muy grato saber que llegó a una costa tan sensible. Seguimos en contacto. Un abrazo

      • Justamente cuando Neptuno se ha lanzado a la mar, encuentro esta botella. Es bueno conservar su mensaje!!!. Saludos Alejandro!

  16. Ale muy buenooooo
    Y cuan conocido me resulta en diferentes momentos de la vida. Hasta en no ilusionar un enamoramiento eterno.
    Piensoooo….cuando es un recurso no perder la inociencia perdida ya es lo que los budistas llaman “ignorancia”, es la necedad de no querer ver por diferentes razones justificadas para su psiquis o no.
    Muy bueno Ale una linda manera de llevar la espiral del pensamiento para despejar, aclarar
    Graciassss Namaste josefina

    • Gracias Josefina. Es verdad, necedad tiene que ver con ignorar, no saber. Pero, ¿cuál es la palabra para cuando “ya sabés” y te mantenés necio? Quizás sea una sofisticada forma de ignorancia. Ignorar para evitar antes que por no saber. Abrazo.

  17. Extra-ordinario Ale, pude disfrutar leerte, como en un parrafo podés sintetizar la caída de un paradigma. Para quienes estamos iniciando el camino de trasmitir por la escritura lo que aprendimos en el camino, sos un mascarón de proa cortando las aguas. Lo real esta aquí cerquita pero cómo abrir los ojos? gracias Ale por mostrar caminos, elogio tu coraje y tu capacidad de trasmitir conceptos tan complejos con simplicidad. Te quiero Raúl

    • Gracias Raúl. Qué placer contar con compañeros de viaje como vos. Un abrazo

  18. Excelente, una vez más. Hay una instancia esencial en esta pérdida de la inocencia que es la de descubrir, comenzar a percibir a “El símbolo (es la) como manifestación del amor entre ambos órdenes”; sospecho que es allí dónde se encuentra el misterio a develar; la esperanza en el salto cualitativo de conciencia que implica la pérdida de la inocencia; y así comenzar el proceso de resignificar colectivamente la desilusión por la pérdida de la realidad afectivizada por el ego en medio de la tensión que se genera entre creatividad y resistencia; entre la libertad y la sujeción. Un nuevo lenguaje “simbólico” que nos exprese como humanidad, no tanto como conjunto de sociedades. Gracias Alejandro, por este espacio de reflexión.

    • Gracias María Inés. Percibo lo mismo que vós y te agradezco que hayas hecho foco en ese punto: la resignificación de imágenes del inconsciente colectivo. Abrazo

  19. gracias Alejandro !!!

  20. Me resuena mucho lo que escribis….

  21. ..Ale, muchas gracias..por tu sutileza, claridad y generosidad,.. …sos un gran navegante !!! mas bien cartógrafo. ..,mapeando rumbos inciertos ,hacia lo desconocido….. desafiando supuestos., que como.marejadas incesantes acosan a la consciencia una y otra vez!
    jajaj .habla una ascendente en piscis!!! un abrazo grande!!

    • Jamás subiría a una nave con un tipo como yo al timón. Sí, mejor cartógrafo desafiando marejadas.
      Gracias Kori. Abrazo

  22. gracias ale algunos velos caen vienen otros y otros son como capas de cebolla en este transito camino espiralado en el que estamos algun dia se llegara a lo esencial? tambien parece que es un velo creer en esto…… tambien muy actual tus reflexiones…… te mando un abrazo marta

    • Gracias Marta. Tengo la sospecha de que no se llega a ningún lado. Mejor así.
      Abrazo

  23. Gracias Ale, siempre tan preciso. Comparto todo lo que posteas con mis amigas que aunque no son astrólogas, desean comprender este lenguaje.

  24. Ese proceso de ir perdiendo la inocencia, en algún aspecto… es verdad, en el momento que se asume la responsabilidad de ese trabajo… claro que implica estados de melancolía, de ese aun apego a eso ya agotado… coincido Alejandro, liberación y pérdida, van de la mano… madurar, crecer, en principio duele.. luego quizás (hasta que llegue otro nuevo despertar y así infinitamente) viene ese estado de tranquilidad, madura, quizás es el aceptar. observar, observarse.
    Abrazos :)

  25. Excelente Lodi !!! ….. doler duele siempre, pero cuanto mas dure el hechizo mas grande el dolor , porque tarde o temprano se cae y es un desgarro enorme .

  26. Gracias Alejandro por lo que compartes como siempre digo es un placer leerte y como tantas veces suelo remitir esto que acabo de leer de ti a la situación de inconciencia colectiva que estamos viviendo, a veces una se siente acusada por visualizar más allá en lo político y económico el no creer en los reyes magos y en que el líder es infalible y que su entorno no acompaña y que no se puede seguir negando en el laberinto que nosotros mismo nos hemos metido, hace realmente reitero q una se sienta acusada xq tengo autocrítica de lo que creo no tengo estudios de astrología no sé en que categorización entro x mí percepción de la realidad, amo la política subo información política y económica colabore con un noticiero de un canal pero no soy periodista soy una simple colaboradora en medio del pueblo (militante), gracias por lo compartido creo hice catarsis pero me veo muy reflejada en tu escrito.
    Abrazos

    • Gracias Beatriz. Sos muy valiente y apasionada, y al mismo tiempo honesta con lo percibís. Valoro mucho tu dignidad y te agradezco que compartas “mis catarsis” (disfrazadas de artículos). Abrazo

  27. wow Gracias!!!! Has puesto en palabras el porque amo y vibro en resonancia con el camino que nos invita a vivenciar el lenguaje astrologico! abrazo sentido! devi

  28. Muchas gracias!!!si bien no termino de enender el articulo,resone con el y me senti muy identificada. Mantenemos años y años fantasmas que confirman nuestra realidad,que necesario se hace trascender esas ideas a analisis masprofundos que nospermitan dijerir el mundo de manera mas adulta,mas conciente. Aunque me parece que de todos modos es circular,una y otra vez lavida nos pone en las mismas situaciones para que las podamos reelebarar! gracias!!!

  29. Muy bueno y valiente…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: