Posteado por: alejandrolodi | 1 marzo, 2016

Fidelidad, origen y coherencia

Alejandro Lodi

(Marzo 2016)

08

Astrológicamente, hablar de fidelidad, origen y coherencia es referir a Luna y Saturno. Por polaridad, a Urano, es decir, libertad, futuro y creatividad. Sin mencionarlos, la nota aborda esos símbolos. Y, como siempre estamos describiendo la apasionante aventura de una conciencia que desarrolla identidad, también alude al Sol.

La autoestima necesaria para pararnos en nuestro propio centro y asumir responsabilidad sobre nuestra vida se convierte, en cierto momento del viaje de la conciencia, en una apología de sí mismo, en una manía repetitiva de atributos de personalidad, en un escollo autoindulgente y resistente a lo creativo. Esa autoestima está sostenida en una imagen de sí mismo construida por adhesión o rechazo a lo vivido. Ese amor propio necesita de esa memoria. Esa imagen personal necesita de ese pasado. Ese aprecio por uno mismo, antes que base de despegue hacia el destino, comienza a ser vivida como narcisismo reaccionario al futuro. La fidelidad y la coherencia con el pasado comienza a ser percibida como tóxica sequedad y asfixiante rigidez.

El pasado necesita ser honrado. La paz del presente lo requiere. Una inquietud persistente, una tensión íntima, un displacer incomprensible, conspiran contra nuestro discernimiento y nuestra calma cuando el pasado se agita en nuestro corazón. El repudio y el orgullo, la culpa y el olvido, los secretos y los estigmas, lo oculto y lo impune, combinan sus cargas de juicio y sanción acerca de la memoria.

Pero, ¿qué significa honrar el pasado?

Honrar nuestro pasado es asumir el origen para comprometernos con una dirección nueva. Asumir es aceptar, no justificar. De allí vinimos y por eso somos. De aquellos hechos ha emergido esta conciencia que se debate hoy entre reaccionar o responder, entre actuar en forma mecánica desde sus condicionamientos o arrojarse al ensayo de la novedad intuida. Somos libres a partir de esa sustancia originaria, no “en contra” ni “subordinados” a ella. Es en esa materia atravesada por coordenadas particulares que surgirá el destello de captaciones universales. Es en ese campo de espacio y tiempo que se descargarán intuiciones de lo infinito y eterno. Somos esos padres a los cuales (y de los cuales nos) despedimos. Las alteraciones creativas de nuestras vidas son el destino de aquella fuente, no su logro ni su insurgencia. Conocer esa fuente nos acerca a la creatividad de ese destino. Saber su verdad nos libera.

Honrar nuestro pasado es reconocernos en la herencia y, al mismo tiempo, soltar el apego a lo conocido (y, por eso, repetitivo) para exponernos a un rayo revelador de sentido inédito. El pasado como oportunidad de futuro. La coherencia como compromiso con lo innovador. La fidelidad como audacia.

10

Honrar el pasado es muy distinto a mantenernos fijos en él, identificados con la memoria de lo vivido. Honrar el pasado no es reproducirlo sino, por el contrario, convertirlo. Hacer identidad en el pasado es confundir fidelidad con obediencia, origen con modelo, coherencia con repetición. Ser fiel a lo que fue, tomar como modelo lo que ya fue hecho, ser coherente desistiendo de todo cambio. Es poner al viaje de la conciencia “en línea recta”: atrás el pasado como pertenencia, adelante el futuro como objetivo. Ante la incertidumbre del futuro, el pasado promociona lo seguro. Ante la angustia del porvenir, el ayer ofrece refugio.

El yo viaja en línea recta, atravesado por el miedo a lo curvo. Lo creativo es el desvío, no la meta planificada. No hay creatividad en la obediencia, ni en los modelos, ni en lo repetitivo. La creatividad es una crisis de fidelidad, de origen y de coherencia. Como la locura.

(King Crimson. “21st Century Schizoid Man”

Cat’s foot iron claw
Neuro-surgeons scream for more
At paranoia’s poison door.
Twenty first century schizoid man.
Blood rack barbed wire
Polititians’ funeral pyre
Innocents raped with napalm fire
Twenty first century schizoid man.
Death seed blind man’s greed
Poets’ starving children bleed
Nothing he’s got he really needs
Twenty first century schizoid man.

Hombre Esquizoide del Siglo 21 

Pie de gato, garra de hierro 
Los neurocirujanos piden más a gritos 
En la puerta envenenada de la paranoia 
Hombre Esquizoide del Siglo Veintiuno 
Estante lleno de sangre, alambre espinado 
Pira funeraria de un político 
Inocentes violados con napalm 
Hombre Esquizoide del Siglo Veintiuno 
Semilla de la muerte, codicia de un hombre ciego 
Poetas hambrientos por sangre de niños 
Nada de lo que tiene realmente necesita 
Hombre Esquizoide del Siglo Veintiuno).

(Fotos: Verónica Romanenghi http://veronicaromanenghi.tumblr.com/)

Anuncios

Responses

  1. Muy bueno el articulo! y el video de King Crimson!!! temazo

  2. Impecable, como siempre. Gracias, Ale. Cariños

  3. Ay! contundente.
    Cuerda B, cuerda B, cuerda B…. Mi nuevo mantra. Abrazo

    • Y lo bien que suena. Y todo lo que tiene para sonar. Abrazo rioplatense…

  4. muy bueno Alex, el video impecable , gracias como siempre.
    cariños

  5. Alejandro, muchas gracias…has dado orden con absoluta lucidez a mis pensamientos de estos dias, reflexiones profundas que me gritan desesperadamente ser fiel en armonia y saltar por el encima de miedos paralizantes…redondear y no cargar con sentimientos de repeticion…una gran ayuda!

  6. Muy bueno Ale!

  7. Somos libres a partir de esa sustancia originaria, no “en contra” ni “subordinados” a ellla. Clap clap clap clap!!!!!

  8. que integrativo tu escrito, no habia pensado en luna saturno, en terminos del pasado, de aferrarsse a algo, si por supuesto urano como liberador,.
    Muchas gracias y sumament reflexivo

  9. Alejandro, admiro el humanista e investigador que habita en ti. Cuando tienen programado venir a Colombia? Cuéntame para abrir un espacio a beneficio de nosotros los Colombianos.Un abrazo.

    • Gloria, muy agradecido. No tengo programado visitar Colombia, pero sería un gran placer. Esperemos que muy pronto surja esa posibilidad. Abrazo…

  10. El pasado construyó lo que hoy somos, pero el cristalizarnos en él puede destruir lo que hoy somos. Trascender los miedos es necesario para dar nuevos pasos, es la aceptación (palabra difícil) de las situaciones a las cuales la Vida nos invita, es la experimentación, la observación y por supuesto, la comprensión que no es entendimiento, sin mirar desde situaciones pasadas. Es la entrega absoluta, no a quienes creemos ser sino a quienes realmente somos. Gracias Ale, como siempre, por tu generosidad de compartir. Abrazo y namaste amigo del camino

  11. No la había leído, por suerte la publicaste de nuevo y muy oportunamente…gracias por aportarnos tu cuota de lucidez, impecable. Un beso

  12. Impecable.
    Me remontó un poco a la carta El Ermitaño.
    Saludos

    • Gracias. Es cierto. Y algo de El Mundo también. Abrazo…

  13. A mi me trajo a la mente la Casa IV sobre todo por el mándala que se asemeja a un árbol y sus ramas y/o raíces. Estuve viendo la entrevista que concediste recientemente a Luciano D’Amario, gracias por la referencia a Ken Wilber y en general por mostrar tu visión de la astrología la cual comparto ampliamente.

  14. Muy bueno!!! Me encantó

  15. gracias Ale por esa manera tuya de poner en palabras situaciones tan resonantes… creo que es un gran camino el observar que la vida no es una linea recta tambien es una vision que abre posibilidades…que dejar atras con reconocimiento y valoracion es una apuesta muy fuerte y de gran responsabilidad..para descubrir quien uno es…..besos y abrazos

    • Gracias querida Marta.Muy feliz de compartir el viaje. Abrazo…

  16. Excelente gracias

  17. Gracias! Me encantó el artículo. Padecer y comprender nuestros condicionamientos anclados en el pasado para deshacer los nudos psíquicos, corporales, perceptivos, energéticos… , las identificaciones que nos impiden abrirnos a posibilidades nuevas y creativas. Recapitular la historia propia, honrando lo que fue, para mover el punto de encaje y expandir la percepción…
    Sólo me gustaría hacer un comentario, en relación a los términos…, Veo que equiparas autoestima con narcisismo o con egocentrismo. Y a mi entender a menudo funcionan de manera inversa… El narcisismo para mi sería la identificación defensiva con la imagen: no hay contacto real, ni con uno mismo ni con el otro. De hecho, creo que el exceso de narcisismo revela una carencia de verdadera autoestima, de aceptación de las propias limitaciones, de amor y compasión propias, (y de amor hacia el otro). La autoestima entendida de esta manera sería entonces la base sobre la cuál la identidad puede transformarse, morirse y renacer a un contacto más profundo con el Todo, y de entregarse a los procesos creativos de la Vida…
    Saludos

    • Gracias Laura. Tiene Ud. razón. Revalorizaré la autoestima. Abrazo…

  18. Muy bueno…y sobre todo,útil…gracias

  19. Maravilloso , inspirado e inspirador!!!
    Algo así como que el es honrar el origen nos impulsa con más valentía y creatividad para salir de la recta y aprender a Zigzaguear en los caminos del presente,incierto, pulsante. Y vital!!! Gracias ALE!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: