Posteado por: alejandrolodi | 13 abril, 2010

Supuestos acerca de las relaciones en astrología

Beatriz Leveratto y Alejandro Lodi

(Año 2010)

unknown

(Fragmento del libro “El zodíaco y las relaciones”).

Habitualmente creemos que la carta natal de una persona define su carácter, sus talentos y defectos, y nos permite predecir aquello que habrá de ocurrirle en el futuro. Y creemos que tanto las características de personalidad como el destino individual están escritos en ese mapa astrológico. No hay misterio alguno, aquello que somos y todo lo que habremos de vivir está ya fatalmente determinado, y el astrólogo es alguien que puede saberlo y comunicárnoslo.

Sin embargo, existe otra astrología para la cual las cosas no son tan simples y cada individuo simboliza un complejo misterio. Y para esta otra astrología el tema de las relaciones es fundamental.

¿De qué podría hablarnos una astrología que no nos diga “cómo somos los leoninos” o “qué le va a pasar los piscianos el próximo año”? ¿Qué información nos daría acerca de nuestros vínculos, si no es decirnos “qué signo le conviene a los taurinos” o “personas de qué signo debe evitar si usted es sagitariano”?

En esencia, esta otra forma de entender la astrología nos invita a considerar que lo que somos y lo que nos ocurre no son cosas separadas. No somos individuos a los que “les toca un destino”, con momentos de dicha y de desdicha, que podría ser controlado gracias al “sabio consejo” del astrólogo. Por el contrario, nuestro destino -los acontecimientos que vivimos y los vínculos que establecemos- revela lo que profundamente somos. En los hechos y las relaciones de nuestra vida se manifiesta lo que somos. Así, la carta natal es un mapa que permite reconocernos mientras transitamos el territorio de nuestra vida, una guía que permite  descubrirnos en aquello que nos ocurre, en las experiencias que vivimos. La carta natal no es “un manual de instrucciones de una máquina ya fabricada” que nos anticipa lo que literalmente habremos de vivir, sino que anuncia climas de vida, las distintas estaciones de nuestro ciclo vital, aportando claves para significar y darle sentido a nuestras vivencias.

Esta astrología no habrá de recomendar “qué vínculo le conviene o no le conviene”, sino que aportará algunas claves para descubrir qué profunda propuesta está trayendo a su vida ese vínculo que disfruta o que padece. Si una persona se ha hecho presente en su vida es porque allí hay información acerca de usted. No importa si fue elegida voluntariamente o su aparición fue azarosa y casual, sino que para la astrología el hecho de que ese encuentro se haya producido indica que es conveniente para determinado aprendizaje.

En una carta natal están presentes los doce signos del zodíaco, más allá de que algún signo se destaque más que otro (el signo del Sol, la Luna o el Ascendente), o nos identifiquemos más profundamente con algunas de esas naturalezas zodiacales y dejemos postergadas o no reconocidas a otras. Cada uno de nosotros contiene y participa de esa compleja trama de cualidades que dialogan entre sí. Por eso, las diferentes relaciones entre signos no sólo van a hablar de nuestros vínculos exteriores, sino que fundamentalmente van a referirse a ese diálogo entre distintos personajes internos, a partes de nuestra personalidad que se vinculan entre sí, a veces en forma amistosa, a veces con recelo, desconfianza y conflicto.

Lo que profundamente somos -nuestro ser- es el resultado de esa alta gama de relaciones internas. No somos una sola cualidad, ni somos de una sola manera. Nuestra carta natal nos dice que habitamos distintos personajes, que somos la convivencia de diversos arquetipos humanos que deben aprender a vincularse y a dialogar entre ellos, dándole espacio a cada uno para que pueda expresarse sin que eso implique la represión del otro. Nuestros desórdenes internos, nuestros conflictos y padecimientos, mucho tienen que ver con la hegemonía autoritaria de alguno de estos personajes que intenta protagonizar en forma exclusiva nuestra identidad.

Gran parte de nuestro conflicto interno, de nuestro sufrimiento personal, se origina en no permitir que se expresen naturalezas que profundamente nos constituyen pero que han sido excluidas o reprimidas porque no confiamos en ellas, o –dicho de otro modo- porque el personaje que ha ocupado el centro de la escena dentro de nosotros cree ver en esas cualidades a un enemigo. Aceptar que esos personajes tienen derecho a ocupar el espacio que les corresponde dentro de nuestra identidad implica un alto desafío para nuestra conciencia, implica reconocer que ser más plenamente nosotros mismos exige incluir rasgos y características que, en principio, preferiríamos no reconocer. La búsqueda de plenitud exige un esfuerzo de comprensión, de saber incluir. La astrología nos invita a registrar que no somos “exclusivamente de uno modo”, sino que somos diferentes naturalezas en vínculo. No somos seres exclusivos, fijos y estáticos, sino seres vinculares, cambiantes y dinámicos.

Es probable que si abordamos el desafío de aceptar nuestra compleja naturaleza, de reconciliar personajes internos que se sienten enemigos, progresivamente se haga evidente una sensación de bienestar, de mayor paz interior. Y acaso también registremos que muchos de los conflictos con el mundo externo parecen diluirse.

En definitiva, los vínculos que establecemos en nuestra vida representan, profundamente, desafíos de transformación personal. Nos invitan a vivir más plenamente lo que somos. Y no hay modo de aceptar esa invitación sin dejar a un lado nuestra necesidad de que nos confirmen en lo que creemos ser. Esa mayor plenitud no puede ser un “cómodo agregado” a lo que creemos ser, no es algo que “se sume a lo que ya soy”, sino que resulta un descubrimiento sorprendente, muchas veces incómodo y difícil de aceptar, pero que siempre nos conduce a dar respuestas más creativas y más vitales, saliendo de la sensación de encierro y repetición.

Para la astrología el poderoso símbolo que tienen los vínculos en nuestra vida es ese: acercarnos a lo que desconocemos de nosotros mismos.

Anuncios

Responses

  1. Esta mirada y reflexion de ustedes abre nuevas perspectivas a mi propia visión.
    Muchas gracias!
    Los seguiré!

  2. Gracias me encanta tu pagina, si no me recordas soy la de las cartas draconicas y de paso te envio mi direccion de blog de arte

    http://www.arteiconografico.blogspot.com
    Carmen

    • Gracias Carmen y felicitaciones por tu blog. Un abrazo

  3. me encanta tu pagina.no dejes de enviarme mas notas..Interrumpi el seminario de interpretacion del año pasado por ALGO que dio vuelta mi existencia…y ahora que me encuentro un poco mas reubicada –arduo trabajo de resignificacion quironiano—“casualmente me reconecto con la astrologia.”…..tambien estuve leyendo a jung y el tarot., o sea que estos temas me resuenan profundamente ,ademas de ser el unico emplazamiento que hoy puedo comprender……los sigo ..cariños cristina

    • Gracias Cristina. Te seguirán llegando novedades. Un abrazo

  4. Felicitacines hermosa la pagina!!!!!!!!!!! y muy interesante el proximo libro.
    Yo estoy haciendo un posgrado en Olivos con Mariano,sobre la practica con Cartas Natales …impresionante ,muchos cariñitos Ana.

  5. Felicitaciones!. Muy buena la nota de los vinculos. Se me ocurre pensar …en los casos de la pareja pareciera que enamorarse, es casi una excusa para aceptarme y conocerme mas. Si el otro o la relaciòn me muestran aquello que no habìa descubierto de mi o incluso que rechazo pero me atrae la situación o me siento “enamorado”, tal vez se esconda en ello, el punto de partida para aceptarme y reconciliarme conmigo mismo. Durará esa relaciòn el tiempo que me lleve eso? Cariños. Vero.

    • Gracias Verónica. Me hace feliz encontrarnos en la “blogsfera”.
      Todo parece ser mucho más dinámico de lo que nuestros anhelos y fantasías de permanencia y estabilidad quisieran. Nuestros vínculos (como nuestra identidad) se muestran vigentes mientras resulten capaces de contener esa dinámica creativa. Inevitablemente, esto lleva a replantearnos lo que entedemos por “duraciön” o “fidelidad”. Nada sencillo, pero creo que es necesario (y más sano) aceptar el desafío de salirse del hechizo.
      Un abrazo.

  6. HOLA. Es la primera vez que entro en esta pagina, x su puesto no creo en las casualidades, estoy en un mal momento y me encuentro con esta nota. X algo es. muchas gracias. seguire en contacto
    nancy

    • Hola Nancy.
      Gracias por comunicarte con el blog. Me alegra saber que es aprovechado para dar un poco de claridad a momentos en los que la vida presenta desafíos.
      Los astrólogos hablamos de sincronicidad antes que de casualidad.
      Seguimos en contacto

  7. Gracias Alejandro!!! Te descubri de causalidad, pero veo que sos de casa XI y por alguna razon, mi forma de ver la astrologia sin haber estudiado “tecnicamente” en ningun lugar, tiende intuitivamente a la mirada de lo transpersonal…asi la uso, asi la amo, asi la integro a mi vida.
    Muchas gracias!!! Un placer!!! Abrazos!!
    Luz

    • Gracias Luz. Celebro el encuentro. Quedamos en contacto.
      Abrazo

  8. Me encanta el rigor con el que sabes decir las cosas …. Para tocarnos el Alma …Gracias

  9. ME emociona ..mucho..como describis nuestras dimensiones tanto internas como externas.que se juegan vincularmente..con tanta sutileza y sentimiento !!! va tanto mas alla de la astrologia…sos un ARTISTA MAGO..abrazo desde las sierras!!!

    • Gracias Corina. Parece que las sierras estimulan tu generosidad (que ya era abundante). Abrazo

  10. Excelente texto Alejandro, siempre he admirado tu comprensión del alma humana, tus escritos y conferencias son verdaderas joyas. Saludo cordial.

    • Amigo José Henrique, gracias por sus palabras. Feliz de compartir. Abrazo…

  11. Gracias querido Alejandro por bucear las penumbras y el arcoiris de la existencia humana, iluminando el apasionamiento de mí vivir, otorgándome llaves para abrir mi humanidad y compartirla.
    Entrañable abrazo:
    Jorge

    • Amigo Jorge. Le agradezco de corazón su comentario. Abrazo…

  12. Gracias Beatriz y Alejandro, este texto pone luz donde la necesito. Me agrada saber que fue aceptar el desafío por lo que no me fui. Me tengo por poco competitivo. Que siga el descubrirse. Celebro teneros a la distancia de un clic. Abrazos cordiales.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: