Posteado por: alejandrolodi | 9 diciembre, 2013

Argentina hacia 2016 (Parte I)

Alejandro Lodi

(Diciembre 2013)

(Viene de “Argentina hacia 2016 – Introducción)

https://alejandrolodi.wordpress.com/2013/12/07/argentina-hacia-2016-introduccion/

image

(Primera parte de la serie de artículos basados en la charla “Contexto astrológico de la Argentina hacia 2016”, realizada en Consideral – Escuela de Lenguajes Simbólicos, en Buenos Aires, en noviembre de 2013).

En nuestra Introducción, hemos destacado tres rasgos de la carta de Argentina: una valoración popular afectiva y paternal-maternal de las figuras gobernantes (foco canceriano-capricorniano), un aprecio a ideas de progreso y expansión en el mundo (foco venusino-jupiteriano) y otro de altísima sensibilidad universal y transformadora (foco neptuniano-plutoniano). Y vimos cómo los dos primeros tienden a antagonizar antes que a cooperar (replegarse sobre sí versus abrirse al mundo, refugiarse afectivamente en el pasado versus desprotegerse idealizando el futuro), estimulados por el hechizo de absoluto y el encanto por excluir al otro que promueve el tercero.

Toda este temática cobra hoy gran actualidad y relevancia. Los ciclos planetarios nos anuncian tiempos en los que la relación pueblo-gobernantes está próxima a iniciar un proceso de alteración creativa y revolucionaria, de transformación radical y fundacional: Urano y Plutón transitarán la oposición Sol-Luna natal sobre el eje X-IV.

Este clima fundante puede ser ya percibido por muchos de nosotros, lo mismo que por políticos, economistas, profesionales de las ciencias sociales o cualquier persona sensible e interesada en participar en la vida pública. Y resulta crucial -para la suerte de todos- que la respuesta a ese “espíritu de los tiempos” no sea dominada por la excitante vitalidad de visiones fundamentalistas, simplificaciones maniqueas, creencias fanáticas o la fascinante devoción a personalidades carismáticas. Para tener una medida de los riesgos de que así suceda, observemos en qué momentos históricos se produjeron estos tránsitos. Empecemos por Plutón.

El efecto plutoniano sobre los luminares en la historia

Recordemos que, siendo tan lento, los tránsitos de Plutón resultan muy eventuales. De hecho, estos tránsitos que estamos considerando sólo han ocurrido (por aspectos duros) otras tres veces en los 200 años de historia. Reparemos en qué fechas:

  • Entre 1838 y 1842.

.- Tránsito de cuadratura al Sol natal entre 1838 y 1840.

.- Tránsito de cuadratura a la Luna natal entre 1840 y 1842.

  • Entre 1928 y 1931.

.- Tránsito de conjunción al Sol natal e ingreso a la casa X entre 1928 y 1929.

.- Tránsito de oposición a la Luna natal entre 1929 y 1931.

  • Entre 1978 y 1980.

.- Tránsito de cuadratura al Sol natal entre 1978 y 1979.

.- Tránsito de cuadratura a la Luna natal entre 1979 y 1980.

.- Y vale aquí sumar el tránsito por el Ascendente en Libra en 1981-1982.

Pluton a Sol=Luna

En cada uno de estos tiempos históricos se instauraron (o se pretendió hacerlo) gobiernos fuertes, basados en personalidades destacadas y autoritarias, que se autoadjudicaron misiones épicas y trascendentes a todo marco legal que pudiera limitarlas: Rosas y la santa federación restauradora, Uriburu y la hora de la espada, Videla-Massera y el proceso de reorganización nacional… Tiempos en los que se vive la excitación de creer en figuras ejecutivas con gran concentración de poder y sobre las que la conciencia colectiva necesitó proyectar valores y virtudes superiores que estaban siendo amenazadas por fuerzas disolventes. Y es tan fuerte el hechizo que, en principio, esos personajes no pueden tener sombra, sino que deben ser pura luz… hasta que se convierten en pura sombra. Y se pasa entonces de creer en ellos en forma casi devocional a aborrecerlos del modo más visceral.

Consideremos que Plutón es pulsión. En los hechizos más oscuros, la razón se anula. Bajo el dominio de lo pulsional, los comportamientos se tornan irracionales. Y estamos en tiempos históricos de esa envergadura y con resonancias a esas épocas de la historia:

  • Entre 2016 y 2018.

.- Tránsito de oposición al Sol natal e ingreso a casa IV entre 2016 y 2017

.- Tránsito de conjunción a la Luna natal entre 2017 y 2018.

Los tránsitos de Urano a los luminares en la historia

Si tomamos a Urano, concentrándonos en los tránsitos a la oposición Sol-Luna natal desde mediados de siglo XX, nos encontraremos con estas fechas históricas:

  • Entre 1931 y 1932.

.- Tránsito de cuadratura al Sol natal entre 1931 y 1932.

.- Tránsito de cuadratura a la Luna natal entre 1931 y 1932.

.- Y vale sumar aquí el tránsito sobre el Descendente en 1933.

  • Entre 1952 y 1954.

.- Tránsito de conjunción al Sol natal e ingreso a la casa X entre 1952 y 1953.

.- Tránsito de oposición a la Luna natal entre 1953 y 1954.

  • Entre 1971 y 1973.

.- Tránsito de cuadratura al Sol natal entre 1971 y 1972.

.- Tránsito de cuadratura a la Luna natal entre 1973 y 1974.

.- Y vale sumar aquí el tránsito sobre el Ascendente en 1973-1974.

  • Entre 1992 y 1993.

.- Tránsito de oposición al Sol natal e ingreso a casa IV entre 1992.

.- Tránsito de conjunción a la Luna natal entre 1993.

Los tránsitos de Urano resultan sincrónicos con momentos de salto de continuidad, intuiciones creativas y aparición de sucesos imprevistos que alteran lo previsible y traen (o exigen) lo nuevo. Al mismo tiempo, esa misma cualidad puede propiciar un clima de rebelión, inestabilidad y radicalización de las diferencias. En 1931-1932, la continuidad institucional sostenida desde 1853 es interrumpida, a favor de “dejar atrás el pasado” y sumar al país a “las corrientes de cambio” de la época, expresadas en la experiencia de los estados totalitarios europeos. En 1952-1953, deviene la muerte de Eva Duarte, el comienzo del segundo gobierno de Perón y una crisis de polarización social extrema. En 1971-1974, la efervescencia revolucionaria, el retorno y la muerte de Perón. Y en 1992-1993, la restructuración económica de Menem-Cavallo y el cambio social que implicó la política de privatización de las empresas públicas.

Nos aproximamos al próximo momento de Urano transitando luminares y ángulos de la carta:

  • Entre 2015 y 2016.

.- Tránsito de cuadratura al Sol natal entre 2015 y 2016.

.- Tránsito de cuadratura a la Luna natal entre 2015 y 2016.

.- Y vale aquí sumar el tránsito por el Descendente en 2017.

Urano a Sol=Luna

Y la nota relevante de este momento es que, tal como ocurriera en la crisis de 1930, el clima uraniano se suma al plutoniano, con una sincronicidad exacta: entre febrero y abril de 2016, Urano transitará en cuadratura partil al Sol y a la Luna natal al mismo tiempo que Plutón transita en oposición partil al Sol natal y entra en orbe de conjunción a la Luna natal y cruza la cúspide de casa IV.

Urano y Plutón activando la clave venusina

Dentro de este gran contexto que marcan los tránsitos de Urano y Plutón sobre la oposición Sol-Luna natal de Argentina, y que estará operando en el presente desde 2015 a 2018, los tránsitos simultáneos de Urano y Plutón sobre Venus natal, como regente del Ascendente (o “gobernante de la carta” en la terminología más tradicional), cobran un carácter de presentación del “clima de época”.

  • Urano en tránsito de cuadratura a Venus natal, regente del Ascendente, en 2013 y 2014 (con aspectos partiles en mayo 2013, septiembre 2013 y marzo 2014).
  • Plutón en tránsito de oposición a Venus natal, regente del Ascendente, en 2012 y 2015 (con aspectos partiles en febrero 2013, mayo 2013, diciembre 2013, septiembre 2014 y octubre 2014).

Es decir, Venus en Cáncer en IX, regente del Ascendente en Libra, está bajo clima uraniano-plutoniano durante 2012-2015, con precisión partil entre 2013 y 2014, ¿Qué puede significar esto? Las relaciones internas y externas, la capacidad afectiva de vincular diferencias, el sentido trascendente y los valores que animan nuestra convivencia, la proyección hacia futuro inspirada en ideales y principios contenedores, la valoración de la cooperación humana y la paz social, la inclusión armónica a partir de  atender las necesidades orgánicas de los diversos grupos, toda esta temática está frente a un desafío de transformación y creatividad durante esos años.

Urano-Plutón a Venus

Estos tránsitos indican que estamos en tiempos propicios para esta enorme tarea. Tarea que propone y que expone nuestros hechizos resistentes al encuentro, el encanto de polarizarnos en Aries en VII y convencernos de que “el otro es un enemigo”. Y quizás lo más inquietante de la revolución regeneradora a la que estos tránsitos incitan sea resignificar Aries en VII, a vivir ese símbolo como el coraje para vincularse, la valentía para aceptar la convivencia. Creo que el profundo sentido de Ascendente en Libra-Descendente en Aries es ese: ser con otro exige ser valientes, reconocerse en el diferente requiere bravura, aprender a convivir es compartir deseo, congraciar es compartir la gracia…

En sincronicidad con este clima, el primer tránsito partil de Plutón en oposición a Venus coincidió con el nombramiento del cardenal Bergoglio como papa Francisco, en febrero de 2013. Ya he desarrollado este punto en otro artículo al que, para no repetirme aquí, remito[1].

Pero quiero al menos reparar en cómo, ante la sorpresa de ese anuncio, hubo alegría y también rechazo y cuestionamiento de algunos sectores que lo habían considerado hasta ahora como “enemigo”. Sin embargo, esas reacciones rápidamente se disolvieron; en parte por conveniencia estratégica, pero profundamente –creo- porque el símbolo que representa un “papa argentino”, una figura local como líder religioso mundial, empatiza de un modo contundente a nivel inconsciente con aquel clima de transformación y renovación en nuestro modo de vincularnos y reconocernos en las diferencias.

Marte y Júpiter: tránsitos que encienden el clima de época.

Habiendo desarrollado lo macro, quiero abrir ahora climas quizás más circunstanciales, pero que históricamente cobran relevancia. Son los tránsitos de Marte y Júpiter. Al ser más rápidos, estos movimientos planetarios se vinculan con sucesos más inmediatos que, en gran medida, resultan vehículos de aquellos climas mayores, medios de manifestación explícita de aquello que está operando en lo profundo.

El ciclo de Júpiter es de aproximadamente 12 años. Y estas son las fechas de sus tránsitos sobre Cáncer desde 1930:

  • 1930-1931
  • 1942-1943
  • 1954-1955
  • 1966-1967
  • 1977-1978
  • 1989-1990
  • 2001-2002

Las fechas parecen hablar por sí solas. Por cierto, ya hemos desarrollado su sincronicidad con la historia argentina en otra charla, lo cual dio origen a una serie de artículos de este blog[2].

Pero recordemos que coincide con momentos en los que, surgiendo de tiempos de conflicto, trabas o tensión, y de sensación de poca fluidez (tránsito por la casa VIII), se genera el anhelo de liberación y de que alguien sepa cómo hacerlo. Por cierto, sabemos que este clima puede ser deliberadamente excitado por quienes quieran sacar provecho personal de la situación, pero la clave es que esos tiempos propician de suficiente masa crítica en la conciencia social como para que esos “salvadores” sean tomados en cuenta. Si consideramos esas fechas, quizás percibamos que quienes llegaron para liberar a la sociedad de sus pesadillas, en la mayoría de los casos, condujeron a pesadillas peores. No obstante, la necesidad psicológica de que surjan ese tipo de figuras es tan alta que se torna mágica e irracional, y, por lo tanto, con un pobre sentido de la realidad. A esa figura no le pedimos que nos explique qué piensa hacer, no nos interesa a qué medios va a recurrir, ni qué costo va a tener su acción libertadora: sólo queremos que anule la angustia de la crisis, que disuelva la tensión de la sensación de encierro en una situación sin solución.

júpiter cáncer

En tiempos de Júpiter transitando al Sol en Medio Cielo necesitamos que las figuras gobernantes contagien dirección, convicción de sentido, que irradien entusiasmo. Hay una necesidad colectiva de guía, pero no de un guía peleado con el territorio y con el paisaje, ni que conduzca por caminos que, luego, descubramos sin salida, sino un guía muy eficiente y habilitador de sentido y de confianza… Y que muchas veces queda convertido en arquetipo de “salvador”.

Como conjuro a estos hechizos, es fundamental sostener la conciencia de que las personalidades no son lo importante, sino la cualidad de cada una de las fases de los procesos, la percepción de su propuesta energética y la atención respecto a sus posibles activaciones arquetípicas. Esa carga arquetípica, una vez activada en el inconsciente colectivo, va a valerse del personaje que aparezca. Y si nos concentramos en ese personaje, vamos a estar dándole trascendencia al efecto en lugar de la causa, al síntoma en lugar de aquello que lo origina. En lo concreto e histórico, no se trata de Uriburu en 1930, ni del Grupo de Oficiales Unidos (GOU) en 1943, ni de Aramburu y Rojas en 1955, ni de Onganía en 1966, ni de Videla-Massera en 1977, ni de Menem en 1989, ni del “que se vayan todos” en 2001… Todos esos personajes y sucesos son síntomas de un contenido psíquico activo –y acaso tóxico- en la comunidad. Cautivarnos con los efectos y no percibir las causas nos dejará condicionados a la repetición. Y las causas giran alrededor de patrones psíquicos que esos hechos y personalidades permiten transparentar y hacer conscientes. En esa oportunidad de consumar experiencia y hacer conciencia radican las posibilidades de que emerjan respuestas creativas.

Ver patrones exige el enorme esfuerzo de suspender nuestras proyecciones. Y digo “esfuerzo”, porque esas proyecciones son fascinantes. Proyectar culpables y salvadores es encantador. Por cierto, no se trata de anular la percepción de esas dimensiones en las que, efectivamente, hay responsables de actos que han generado víctimas y que es necesario sancionar. Hay una dimensión en la que existen víctimas y victimarios. Pero, tal dimensión es efecto de otras más complejas y más inconscientes, en donde esa clasificación se disuelve o resulta insuficiente para dar cuenta de los fenómenos. Esa dimensión más profunda nos lleva a una raíz común, en la que ya no es posible separar entre “santos y pecadores”, al menos sin correr riesgos de disociación.

Como siempre, la astrología no discrimina entre percepciones “verdaderas y falsas”, sino que habilita una percepción multidimensional: de realidades dentro de realidades… Y cuando percibimos la raíz que produjo aquel efecto, descubrimos que allí opera otra fuerza, muy distinta a la de las voluntades personales. Llevado esto a lo histórico, la raíz de los procesos sociales y la fuerza que los promueve son mucho más complejas, misteriosas y profundas que las intenciones de personalidades destacadas, aún cuando éstas puedan condicionar -fuertemente y durante mucho tiempo- el destino de una comunidad. Esa fuerza transpersonal se funde en el potente y paradojal inconsciente colectivo. Los sucesos históricos son su revelación. Y la voluntad que líderes y próceres pretenden imponer a los procesos históricos es la funcional manifestación de un aprendizaje colectivo que, en verdad, se vale de ellos.

Esto puede resultar desilusionante. Hay mucha mayor excitación en “creer en alguien” o “aborrecer a alguien”. Es muy fascinante juntarnos con los que pensamos lo mismo y denostar a los que piensan distinto. Nos creemos justificados a hacerlo. Esta misma charla sería mucho más entretenida y apasionada si abriéramos una discusión acerca de “6, 7 y 8 ó Lanata”. Y aunque en una dimensión nos resulte más simpático un programa de TV que otro, es obvio que esa disputa nos consumiría una enorme cantidad de energía. Sinceramente, creo que es un despilfarro de energía y creatividad que no nos podemos permitir si queremos que la astrología aporte algo a nuestra percepción de la realidad. Y tenemos que ser conscientes de que nos encanta apretar la “tecla arquetípica” de la polarización. Y en esa descarga, los arquetipos más primarios dominan la voluntad consciente.

Y recordemos que hoy Júpiter transita Cáncer:

  • Entre junio 2013 y julio 2014, Júpiter transita Cáncer y, por lo tanto, recorre la casa IX y el Medio Cielo natal, además de hacer conjunción a Mercurio natal, a Venus natal (regente del Ascendente), al Sol natal y oposición a Luna natal.

Es decir, Júpiter está anticipando el clima uraniano y plutoniano que, como ya hemos visto, comenzará a afectar a Sol-Luna en X-IV. Y cabe aquí una “sintonía fina”: hará tres pasajes sobre Medio Cielo, Sol y Luna natales.

  • Júpiter transita sobre Medio Cielo, Sol y Luna natales en:

.- Octubre 2013.

.- Diciembre 2013.

.- Mayo 2014.

El irreversible fin del mandato de Cristina Fernández hacia 2015, los problemas de salud que la obligaron a retirarse del protagonismo central que caracterizó toda su gestión y el resultado adverso de las recientes elecciones legislativas, sumados a cierta falta de certezas respecto del rumbo económico y la armonía social, son datos de la realidad que hablan de una sensación de incertidumbre respecto a la gobernabilidad en los próximos dos años. En ese clima comienza a generarse la búsqueda de nuevas figuras en quienes proyectar la salida de la situación y una visión de sentido y dirección que estimule la confianza “en un futuro mejor”. Como cada vez que Júpiter transitó Cáncer en nuestra historia, el momento no está exento de riesgos. La posibilidad de expansión y de estímulo a respuestas creativas, a partir de tocar puntos de tensión, puede derivar también en reacciones extremas y regresivas que agraven la crisis y propicien la búsqueda de “soluciones mágicas” gracias a la acción de un “nuevo salvador”.

Y vale aquí la referencia a los tránsitos de Marte.

Sus ciclos tienen una duración breve: aproximadamente dos años. Por eso, antes que climas que se extienden en el tiempo, el efecto marciano es fugaz y súbito, pero -de acuerdo con su naturaleza- potencialmente explosivo.

Veamos la ubicación de Marte en el presente respecto a la carta de Argentina. Siendo un tránsito tan rápido vamos a incluir el día y el mes en el que genera eventos celestes destacados:

  • 8 agosto 2013 transita en conjunción al Sol en Cáncer e ingreso al Medio Cielo.
  • 17 septiembre 2013 transita la cúspide de casa XI.
  • 23 septiembre 2013 transita sobre su propia posición natal (retorno marciano).
  • 11 noviembre transita sobre la cúspide de casa XII natal.

El tránsito de Marte al Sol en Medio Cielo natal resulta sincrónico, no sólo con las elecciones primarias que anunciaron la derrota de los candidatos del gobierno, sino con la noche en la que -según la información oficial- Cristina Fernández sufriera el golpe en su cabeza que provocara su posterior intervención quirúrgica: accidente y operación en la cabeza (Marte) en la persona de la primera mandataria (Sol en Medio Cielo). Por otro lado, los tránsitos de septiembre remiten al encendido de la puja en las cámaras legislativas: competencias, triunfos y derrotas (Marte) en la cámara de diputados (casa XI).

Pero quizás aquí aparezca lo más significativo:

  • 11 febrero 2014 transita sobre la cúspide del Ascendente.
  • 1 marzo 2014 se estaciona retrógrado.
  • 18 marzo 2014 cruza retrógrado la cúspide del Ascendente.
  • 19 mayo 2014 se estaciona directo.
  • 17 julio cruza la cúspide del Ascendente.
  • 26 julio transita en conjunción a Júpiter natal.

 

marte

Mientras que Júpiter retrograda en Cáncer y hace tres conjunciones al Sol natal entre octubre 2013 y mayo 2014, Marte retrograda en Libra y hace tres pasajes sobre el Ascendente entre febrero 2014 y julio 2014, haciendo allí conjunción a Júpiter natal.

Parece evidente que el significativo tránsito de Marte “estacionado” sobre el Ascendente acompaña al no menos relevante tránsito de Júpiter “estacionado” sobre el Sol y el Medio Cielo.

El rápido paso de Marte tiene un efecto de combustión, de “chispa que enciende” aquello que el tránsito de otros planetas más lentos puede estar indicando como clima más instalado en el tiempo. Siguiendo esta lógica, podríamos decir que el clima más extenso y profundo de los tránsitos de Urano y Plutón a la oposición Sol-Luna natal es anticipado (y acaso preparado) por el de Júpiter a esa misma oposición Sol-Luna, y finalmente encendido por el fugaz tránsito de Marte de finales de 2013 a mediados de 2014.

Los tránsitos de Marte pueden aportar la chispa que desencadena el proceso de los tránsitos mayores. Es la anécdota que inicia la historia, el fósforo que prende el fuego. La Casa I tiene que ver con lo protagónico, es la vidriera que hace visible lo que allí ingresa. En este caso, es lo marciano lo que tiene oportunidad de adquirir protagonismo, desde febrero de 2014 y definitivamente a partir de julio de 2014: las decisiones, las definiciones, las acciones firmes, pero también la agresión, la violencia y los hechos accidentados.

Por cierto, para llegar a ese momento, Marte habrá recorrido, desde noviembre 2013 a julio 2014, la casa XII natal. Y la casa XII habla también de protagonismo, pero de un modo oscuro, intrigante e irracional: el “dios de la guerra” en el ámbito de “los enemigos ocultos”. Una oportunidad para que la conciencia colectiva de nuestra comunidad muestre su madurez ante la exaltación violenta. O para corroborar, una vez más,  nuestra vulnerabilidad ante la irresistible tentación de “jugar con fuego”.

(Continúa en “Argentina hacia 2016 – parte II”) 

https://alejandrolodi.wordpress.com/2014/01/14/argentina-hacia-2016-parte-ii/

 

Anuncios

Responses

  1. interesantísimo!!!
    y la espera urgente de la Parte 2

  2. Si no puedes mejorar el silencio, mejor no decir nada. Gracias Ale, abrazo de oso y namasté amigo mío

  3. Estimado Alejandro,
    Me estoy por ir del pais para vivir por primera vez en el exterior hacia marzo y justo tendré la revolución solar el 15 dicho mes, por lo que agradeceré pueda confirmarme en qué momento poder verlo ya que estoy muy interesado en su visión astrológica de la transformación personal.
    Adjunto mis datos de contacto gracias y saludos,

    Jorge

  4. Como siempre, claro y revelador. Gracias por compartirlo!

  5. Que buen trabajo Alejandro
    . Excelente. Beso profe !!!

    • Gracias Beatriz. Abrazo…

    • No te conocía, me reenvio este mail una amiga, quiero recibir tus publicaciones, muy interesantes y reveladoras.gracias.

      • Gracias Elena. Estamos en contacto. Abrazo…

  6. Tus artículos astrológicamente claros y fantásticos . Bueno …el que me de un infarto es solo parte del ser nacional. Volve a dar todos estos temas , tus clases , charlas son una maravilla . Cuando la próxima ????? Cariños

    • Gracias Gloria. En la segunda mitad del año haremos alguna charla. Tenemos material suficiente para entretenernos. Abrazo…

  7. Tengo 75 años. A mis 17 encontré Astrología. Viendo historia argentina encontré el ciclo argentino de Saturno, cuyos hechos políticos importantes creo comienzan con la muerte de Dorrego, cuando intentó acercamiento popular (léase federal) en una fuerte época unitaria. Me interesa mucho enterarme de tus futuras charlas a fin de poder asistir. Ignoro si tengo completos los textos y fechas de las pasadas
    Un abrazo!!

    • Gracias Norberto. Será un gusto compartir. Todas las charlas que hemos organizado en estos años están presentadas como artículos en el blog. Las podés encontrar haciendo click en la solapa “Política y Sociedad (Mundana)”. Estamos en contacto.
      Abrazo

  8. realmente muy interesante!!! yo soy mas veleta. jaja pero me deleito leyendo tanta informacion! muchas gracias Alejandro por publicar con tanta calidad y claridad

    • Gracias Valeria. Yo soy un veleta un poco más disimulado. Abrazo…

  9. Excelente trabajo. Felicidades


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: